Este sitio Web está interrumpido. Nos cambiamos a Parstoday spanish
Sábado, 18 Julio 2015 04:18

Oraciones y súplicas en Eid Fitr (especial con motivo del Eid Fitr)+audio

IRIB- En este programa hablamos sobre el rezo del Eid Fitr.

 

 

Un día, el Profeta del Islam dijo a sus compañeros: "Disfruten en los jardines del cielo". Ellos preguntaron: "cuáles son los jardines del paraíso". El Profeta respondió: "las reuniones para orar. Mañana y tarde mencionen el nombre de Dios. Alguien que quiere conocer su posición ante los ojos del Señor, mira el lugar y el prestigio de Dios ante sí mismo. Porque Dios pone al creyente en la posición en la que él mismo, con sus actos, se ha puesto ante Dios. Sabed que el mejor, el más limpio y alto acto ante Dios, incluso mejor que la luz del sol, es mencionar el nombre del Señor, Todopoderoso.

Uno de los efectos especiales y gloriosos de recordar a Dios, es la celebración del rezo de Fitr. Un rezo que abre los bellos ojos de la persona hacia los valores verdaderos y reales y le ayuda a encontrar la verdad y bellezas firmes. Con estas oraciones, los siervos fieles y sinceros son colmados de las bendiciones divinas. Esta atracción crea tal entusiasmo entre ellos que durante su relación se llenan de seguridad, tranquilidad y alegría.

El rezo de Eid Fitr consta de dos Rakat y en sus sermones se aclaran puntos sobre el destino de la nación islámica e importantes eventos del mundo del Islam. Este rezo conlleva un mensaje de espiritualidad, de búsqueda del Señor, renueva el compromiso con el Profeta del Islam y su familia en la vida y suplica a nuestro Señor que nos dé todos los beneficies que el Profeta y su familia nos han anunciado y no permita que nos involucremos en actos feos y malos. En el primer rakaat luego de recitar la sura "al Hamd" y la sura de la "Unicidad de Dios", el orante se pone en posición Qunut, de pie se levantan las manos, elogia a Dios, saluda al Profeta y a su familia diciendo lo siguiente:

"Oh Dios, tú eres el más grande y por tu amabilidad, poderío y reinado, eres el Único que nos da la bendición y el perdón. Te pido, por este bendito día que lo has nombrado una Fiesta para los musulmanes y una virtud para el Profeta, que hagas llegar mis saludos al Profeta y su familia y me hagas benefactor de toda bondad que hiciste acreedor al Profeta y me libres de los pecados que salvaste al Profeta (saludos para Él y su familia). Dios mío, te pido lo mismo que tus fieles siervos te pidieron. Te pido el mismo refugio que te pidieron tus mejores siervos".

Eid Fitr es el momento de firmar un contrato con Dios para permanecer en la guía de salvación. Este día cada persona contacta con Dios según el conocimiento que ha adquirido.

La llegada del bendito Eid Fitr promete cambios decisivos en la vida de los creyentes. Ya que este Eid es el día en el que se expone la grandeza de la religión, el día de victoria de la Yihad interior del hombre en su búsqueda de Dios. Felicitamos este Eid a todos los musulmanes.

Las oraciones islámicas además de influir en el perfeccionamiento personal también recaen sobre el ámbito social. Entonces las oraciones y actos místicos del Eid Fitr, además de su personal tienen aspectos políticos y sociales. La reunión por el Eid Fitr desempeña un rol importante para alcanzar la unión y simpatía entre los musulmanes. Los miembros de la religión islámica reunidos y sentados unos a lado de otros intercambian diferentes puntos de vista e ideas y se hacen con el conocimiento de sus inquietudes y dificultades. En esta reunión los odios y rencores se convierten en amor y los creyentes se sienten más cercanos entre sí.

El Eid Fitr, por una parte, se refiere a la alianza espiritual del hombre con el Creador y, por otra, recuerda la relación del hombre con sus hermanos.

En las narraciones se lee: cuando los creyentes de Dios adoran su Señor por su grandeza y favor, Él iza la bandera de honor ante sus ángeles y dice: ese es mi creyente verdadero... no os digo yo sé algo que vosotros no saben.

Pero en la cultura islámica, el Eid encuentra la gloria y grandeza cuando la alegría está más allá de su frontera y se mezcla con el entusiasmo de los demás e influye en su destino. La grandeza de Eid Fitr está en pagar Zakat y la celebración el rezo de Fitr, Zakat de Fitr – es un regalo que la persona entrega a los oprimidos y necesitados en agradecimiento a Dios y por sus bendiciones. Zakat habitualmente se traduce como limosna (sadaqa) o impuesto, aunque es más bien el derecho que tienen los pobres sobre los que tienen más que ellos. Pues porque toda provisión proviene de Dios, entonces como Él es generoso nosotros también debemos serlo. El pago del azaque es obligatorio en dos ocasiones: una vez al año y al final de Ramadán.

El zakat sirve para fortalecer los vínculos de hermandad entre la comunidad musulmana (umma). Observando el Zakat al Fitr nos purificamos y eliminamos vanidad y diferencias de nuestra comunidad. De hecho, una de las importantes enseñanzas de Eid Fitr es la consolidación de los musulmanes en la comunidad islámica y ponerla como eje del Islam. El rezo de Eid Fitr, que realizan todos los países islámicos coordinados es un símbolo de la solidaridad y la unidad de los musulmanes. Especialmente en la época actual que los países poderosos han arremetido contra los musulmanes y les apuntan con duros ataques.

Los gobiernos hegemónicos, a través de los medios de comunicaciones masivos, cada día más que nunca, tratan de perjudicar la imagen del Islam. En esta condición, el mundo del Islam necesita una buena oportunidad para mostrar su grandeza y capacidad. El rezo de Eid Fitr, que reúne a la gran población de mujeres y hombres con voluntad firme y un corazón lleno de fe es una buena oportunidad para mostrar el poder de los musulmanes. Este poder es resultado de los logros constructivos del mes de Ramadán. Los oradores, con aptitud decidida y alma pura, se rinden ante su Señor y simultáneamente rechazan cualquier dominio y rebelión.

Los Takbires (Dios es grande) del rezo de Eid Fitr indican el espíritu antimperialista de los musulmanes. En la historia se lee que cuando el Imam Reza (que la paz sea con él) rezaba la oración de Eid Fitr, tal misma gloria y grandeza de los musulmanes asustó al califa abasí Mamoon. El mártir Motahari escribió un artículo muy bello sobre el rezo de Eid Fitr del Imam Reza: Mamoon que obligó al Imam Reza a aceptar ser príncipe le insistió que realizara el rezo de Eid Fitr. El Imam no aceptó, pero a la insistencia de Mamoom, el Hazrat dijo: "con una condición voy a rezar, que lo haga siguiendo la pauta de mi abuelo y no a su manera". Mamoon aceptó con satisfacción que el Imam rece en su califato.

Llegó el día del Eid Fitr, el Imam Reza dijo a sus fieles que usen ropas normales, vayan con los pies descalzos, y con entusiasmo repitan las frases que él dijera. Imam vistió de la misma manera que su abuelo, tomó su bastón como el Profeta, y con los pies descalzados salió de su casa y, con alta voz, empezó decir: "Dios es grande, No hay Dios más Dios que Alá, Dios es grande y gloria a mi Señor, el más elevado. Gracias a Dios que nos orienta y gracias a Dios por lo que nos otorga". Hacía años que la gente no había escuchado estas palabras, ellos cuando observaron al Hazrat, cambiaron repentinamente, lloraron y repitieron con espiritualidad todas las menciones del Imam.

Mamoon había enviado a sus oficiales del ejército y líderes tribales para que participen en las oraciones del rezo del Eid. Según lo que acostumbraban los califas desde hacía años, se pusieron sus finas ropas, iban en excelentes caballos de paso y se colgaron espadas con cinturón de oro y esperaban al Imam Reza para acompañarle en la gloria real. Pero también al ver la humildad y la obediencia del Imam Reza, perdieron el control t se bajaron de sus caballos. En las historias se lee que ellos rápidamente descalzaron sus pies y siguieron al Imam Reza, mientras poco a poco se llenó la ciudad de Marwe con el unísono de "Dios es grande". Todavía el pueblo no había abandonado la ciudad cuando los espías advirtieron a Mamoon que si continuaba este proceso, iba a perder su monarquía, de repente, Mamoon ordenó que no siguieran al Imam.

El Mártir Motahari, después contar esta historia, dice que rezar según las pautas de Ahlul-Beit y del Profeta saca al hombre del estado de vacío y lo conduce a su impacto real. De hecho, aquel rezo es un rezo para hacer fracasar a los enemigos y sus obras y un manifiesto que elimina la corrupción y el pecado de la comunidad.

Dios, todopoderoso, puso el rezo de Eid Fitr para la nación islámica como una fuente de orgullo, honor y dignidad. Por eso, depende de nosotros los musulmanes, cómo nos comportamos en estas ocasiones. Las naciones musulmanas pueden poner el mes de Ramadán y el Eid de Fitr como un elemento para la grandeza y como una escalera hacia la gloria desde el aspecto espiritual y material de este mundo y del otro mundo. ¿Cuándo se logran estas características? Cuando el Eid es un Eid de reconciliación de las almas de los musulmanes unos a otros. Estas palabras son efectivas en las dimensiones nacionales y también en las amplias dimensiones islámicas.

Dios, en el día del Eid Fitr, dice a sus ángeles: ¿saben cuál es la recompensa por haber actuado según su deber? Los ángeles dicen: ¡Oh Señor! La recompensa está en tus manos, Dios, misericordioso dice: ustedes mis ángeles son testigos de que en este día yo voy a perdonar a mis creyentes.

Medios

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Enlaces