Este sitio Web está interrumpido. Nos cambiamos a Parstoday spanish
Martes, 01 Marzo 2016 10:34

Especial por el Día Mundial de la Vida Silvestre

Especial por el Día Mundial de la Vida Silvestre
      IRIB- Este programa se ha proporcionado con motivo del Día Mundial de la Vida Silvestre.

 

En el nombre de Dios, el compasivo, el misericordioso, saludos a todos los estimados oyentes. Las Naciones Unidas han denominado el 3 de marzo como Día Mundial de la Vida Silvestre con el objetivo de celebrar  la belleza y la variedad de la flora y la fauna salvajes, así como de crear conciencia acerca de la multitud de beneficios que la conservación de estas formas de vida tiene para la humanidad. La celebración de este día también nos recuerda la necesidad urgente de combatir los delitos contra la naturaleza, los cuales acarrean consecuencias de gran alcance en el ámbito económico, medioambiental y social. Por tanto, hemos preparado un programa especial que les invitamos a escuchar.

 

La palabra vida silvestre, en general, incluye todas las plantas y animales que no están domesticados ni entrenados y viven en su hábitat natural o similar. La fauna de hecho es una parte del complicado sistema de ecosistemas que tiene un papel esencial en el aumento de la productividad y sostenibilidad de los otros ecosistemas. La fauna tiene un papel destacado en procesos tales como la regulación de la población, la polinización y dispersión de semillas, control de patógenos, mantenimiento de la limpieza del medio ambiente eliminación de animales domésticos y salvajes, cultivo de la tierra, aumento de la aireación del suelo, aumento de la permeabilidad al agua y en la configuración de los minerales y la densidad del suelo. En otras palabras la fauna silvestre completa el círculo de vida en la Tierra y evita la extinción de algunas especies que interrumpiría el ciclo de vida de otras criaturas. Por ejemplo, cuando se pierde una generación de animales depredadores, que se alimentan de animales, otras especies aumentan. Este aumento causa daños y perturbaciones graves al equilibrio natural. Por ejemplo, el peligro de extinción del leopardo aumenta la población de jabalíes y, con ello, se incrementa el peligro que estos ataquen granjas y jardines.

 

Quizás se puede argumentar que el jabalí sea eliminado, pero todos los animales como eslabones están conectados y tienen un papel en el círculo de la vida en el ecosistema. Si un anillo de esta cadena se destruye el círculo pierde su capacidad básica. Por ejemplo, se tiene que entender que el jabalí es como el jardinero o tractor de la naturaleza, porque este animal tiene un papel importante en distribución de las semillas de los árboles en la naturaleza y en remover la tierra para prepararla para el cultivo. Además, los jabalíes no solo favorece la permeabilidad del agua en la tierra y su fertilidad sino que reducen el riego de inundaciones mortales.

 

Ahora pondremos de ejemplo a un animal que es ampliamente impopular. Las hienas son animales no queridos por los hombres pero que  desempeñan un papel importante en la naturaleza. Las hienas y otros carroñeros salvajes son como barrenderos de la naturaleza, porque estos al  alimentarse de otros animales y los cuerpos restantes, ayudan a limpiar el entorno natural y los hábitats. De hecho los animales carroñeros al comer los animales muertos ejecutan el importante papel de evitar la distribución de diferentes tipos de  enfermedades y contaminaciones. Son muchos los ejemplos similares sobre la importancia de la fauna silvestre.

 

Según los expertos uno de los motivos principales en la extinción de la vida silvestre, es la pérdida de  los hábitats de los animales. Las guerras y conflictos también se encuentran entre estas causas. Por ejemplo, tras el estallido de la  guerra civil en Ruanda, se acabó con la vida de más de 400 gorilas africanos de montaña. A la sombra de los avatares desastrosos ocurridos en el Congo, se extinguió para siempre la generación de rinocerontes blancos africanos de esta región. En Myanmar, también la presencia de los rebeldes en las guerras asiáticos trajo consigo la trágica pérdida de cientos de elefantes y osos y tigres.

 
Además de estos desastres, uno de los más incidentes y tristes motivos de la extinción de las especies silvestres, es el aprovechamiento económico.  Lamentablemente hoy en día, algunos países en vías de desarrollo para obtener un puñado de dólares, tratan de poner en marcha el turismo de caza dirigido a millonarios de diferentes países. La extensa caza de elefantes en Uganda tanto por cazadores norteamericanos como por europeos se puede considerar uno de los más tristes acontecimientos del reciente siglo.
 
 
El punto más lamentable es que la publicación anual de listas de animales y plantas en peligro de extinción extinguidas, no solo no contribuye a mantener la vida silvestre sino que ofrece más oportunidades a los especuladores en el comercio ilegal de especies raras. El director ejecutivo del despacho de América del Norte del Fondo Mundial para la Vida Silvestre, Simón Hubbe, que tiene la tarea de hacer un seguimiento al tráfico de animales en riesgo de extinción, dice: “nos enfrentamos a un mercado volátil, impredecible y descontrolado cada mes más respecto al mes anterior en un cambio esencial. Por ejemplo, al emitirse un sello en recuerdo de una especie rara se crea una ola de demanda de caza hacia ese animal, lo que esto se puede considerar una trampa para aquella especie. Ahora el comercio subterráneo e ilegal de las especies de animales pone en peligro de extinción, se ha convertido en un negocio global”.
 
 
En algunas partes del mundo se han considerado sanciones estrictas para los cazadores de especies silvestres, como en China, donde el tráfico o la caza del oso Panda conlleva el castigo de cadena perpetua o, en Estados Unidos, donde los comerciantes de productos como pieles, grasas o huesos de tigres u otros tipos de especies en peligro de extinción, se enfrentan con penas judiciales. Sin embargo, pese a todas las medidas legales y de derechos, todavía el comercio de especies de silvestres sigue siendo un trabajo con muchos beneficios y, de un modo lamentable, afectan a los países pobres y en vías de desarrollo donde se encuentra el hábitat de la mayoría de estos animales. 
 
 
Durante las recientes décadas el Fondo Mundial para la Vida Silvestre ha emitido informes muy tristes y catastróficos en los que alerta del mercado de caza de animales expuestos a peligro de extinción.  Por ejemplo, en un reporte, señala que un traficante de aves en Senegal, en su visita de dos días a la ciudad de Dakar, perdió un tercio de las aves cazadas. Esta condición también se cierne sobre otras especies raras. En Argentina, los cazadores para obtener papagayos utilizaban métodos catastróficos como cortar los árboles altos donde probablemente los papagayos tienen sus nidos. Un medida inmoral e inhumana que en los recientes años ha resultado en la pérdida de cientos de miles de valiosos árboles tropicales denominados “quebracho”.
 
 
El jefe ejecutivo del Centro de Protección de Especies Silvestres, Marco Lambertini, advirtió al mundo que se debe pensar en una solución constructiva y estable para frenar el proceso de aniquilación de la vida silvestre. “El mundo debe pensar sobre los efectos negativos de los humanos sobre la naturaleza, en particular los animales”, indicó.
Hoy los expertos del medioambiente  aseguran que la vida silvestre está expuesta a peligro y, en caso de no realizarse medidas adecuadas, es posible que se extingan otras miles de especies rápidamente. 

 

Considerando la importancia particular de este asunto, el secretario general de las Naciones Unidas, Ban Ki-moon, en su mensaje con motivo del Día Mundial de la Vida Silvestre, en el año 2015, recordó que comercio ilegal de fauna y flora silvestres se ha convertido en una sofisticada forma de delincuencia transnacional, comparable con la trata de seres humanos y el tráfico de drogas. Él alertó sobre esa práctica, que cuenta con la participación creciente del crimen organizado y grupos armados no estatales, y que es facilitada por la corrupción y la gobernanza deficiente. Asimismo, el titular de la ONU dijo que es hora de tomar en serio los delitos contra la vida silvestre.

 

Por lo tanto considerando la importancia de este asunto el deber de todos los pueblos del mundo es mantener la fauna silvestre con el fin de garantizar la vida de la Tierra. Aunque hasta ahora muchos países han firmado documentos como la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES) y el pacto de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), el control de este caso sobre los acuerdos es papel mojado ya que no ha resuelto este problema y es necesario que las medidas se lleven a la práctica para mantener la vida silvestre. Tal vez, el Día Mundial de la Vida Silvestre, sea una ocasión para aumentar el nivel de  conocimiento de las comunidades sobre la necesidad de proteger las diversas especies muy lindas de la vida silvestre, tanto de la flora como de la fauna.

 

Estimados oyentes sobre el caso de la fauna silvestre y los problemas que existen en este terreno hay mucho que decir, pero con la falta del tiempo estamos obligados  acabar el programa. Nos despedimos hasta otra emisión. 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Enlaces