Este sitio Web está interrumpido. Nos cambiamos a Parstoday spanish
Lunes, 07 Julio 2014 06:11

Arabia Saudí, amenazada por el terrorismo

El régimen de Al Saud, considerado como el principal patrocinador de los grupos terroristas en Oriente Medio, denunció el sábado que estos últimos han extendido el campo de sus operaciones a Arabia Saudí.  

Según la televisión saudí, dos individuos afiliados a la red Al Qaeda, hicieron estallar sus cinturones explosivos en un edificio gubernamental el sábado después de que fueran rodeados por las fuerzas de seguridad, cerca de la zona de Sharura, en la provincia meridional de Najran.
 
Asimismo, el viernes los medios locales informaron el ataque de varios terroristas de Al Qaeda a una patrulla de las fuerzas de la Guardia Fronteriza en el puesto de Al Wadia, cerca de la frontera con Yemen, que se saldó con la muerte el comandante de dichas fuerzas.
 
El grupo Al Qaeda, rama de Yemen, reivindicó el ataque y aseguró que hay coordinación entre sus líderes y los del grupo terrorista Estado Islámico de Irak y el Levante (EIIL) para llevar a cabo una serie de operaciones en la frontera Yemen-Arabia Saudí.
 
En los últimos año, Riad ha mantenido silencio ante numerosos crímenes de Al Qaeda y del EIIL en los países de la región, particularmente en Siria e Irak. Pero hace dos semanas y tras las operaciones de estos terroristas en algunas provincias del norte de Irak, el régimen saudí advirtió sobre el peligro de ese grupo e indicó de acciones terroristas en sus fronteras con Irak y Yemen.
 
Arabia Saudí, fundadora de grupos terroristas como Frente Al Nusra en Siria y el EIIL en Siria e Irak, ahora es blanco de ataques sorpresivos de los grupos creados por ella, pese a que ha desplegado miles de soldados en su frontera con Irak.
 
Según los informes, miles de salafistas de países árabes y occidentales se han desplazado a Siria bajo pretexto de hacer la yihad o guerra santa y tras la fatwa de muftíes wahabíes y salafistas, desde que estallara el conflicto sirio.
 
Ahora y pasados cerca de tres años y medio de ese conflicto, convertido ya en una guerra de desgaste, y la desilusión de no  alcanzar los objetivos iniciales, se ha iniciado la ola de regreso de esos individuos a sus respectivos países, lo que preocupa mucho a los países exportadores de terroristas, incluida Arabia Saudí.
 
Esta inquietud toma importancia si se tiene en cuenta que los terroristas extranjeros que operan en Siria, ya son expertos en ataques terroristas gracias al entrenamiento que han recibido de los servicios de inteligencia estadounidenses, británicos e israelíes. Y en caso de que regresen, cada uno de ellos representaría un peligro potencial contra sus s países de origen.
 
La verdad es que el terrorismo no conoce límites, por lo que la lucha contra esta lacra requiere de un compromiso global.
 
Si continúa la situación actual y si los países árabes y occidentales que junto con EE.UU. propugnan la lucha antiterrorista siguen apoyando a los grupos terroristas, seguramente no podrán limitarse a evitar la repatriación de los terroristas, sino que deberían replantearse sus políticas para erradicar el peligro del extremismo y terrorismo en el mundo.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Enlaces