Este sitio Web está interrumpido. Nos cambiamos a Parstoday spanish
Martes, 23 Diciembre 2014 07:04

Arabia Saudí desmiente acusaciones sobre bajada del precio del petróleo

Arabia Saudí desmiente acusaciones sobre bajada del precio del petróleo
IRIB- El ministro de Petróleo de Arabia Saudí, Ali al-Naimi, ha rechazado la existencia de cualquier vínculo entre las políticas petroleras de este país y alguna animosidad política en contra de otros países.

 

 

Durante la cumbre de los países árabes exportadores de petróleo, celebrada el domingo en Abu Dabi, capital de los Emiratos Árabes Unidos (EAU), el ministro saudí afirmó que la disminución del precio del petróleo en su mayoría se debe a la falta de cooperación entre los principales productores de petróleo no miembros de la Organización de Productores de Petróleo (OPEP), a falsas informaciones y a la codicia de los especuladores. Añadió que los productores fuera de la OPEP deben comprender la importancia de la cooperación para garantizar un nuevo precio justo.

 

Al- Naimi, al referirse a la producción de petróleo de  esquistos en Estados Unidos, aseguró que si bien los productores de este tipo de crudo han gastado mucho dinero, no podrán seguir sus extracciones.

 

Durante los últimos meses, el precio del petróleo ha llegada a su nivel más bajo en los últimos cinco años al marcar casi 50 dólares por barril. La disminución se aceleró tras la reciente decisión de la OPEP de mantener el nivel actual de la producción. Según esta medida, se mantiene la actual producción de 30 millones de barriles al día autorizada por esta organización.

 

Sin embargo, actualmente, algunos miembros de la OPEP, sobre todo Arabia Saudí, producen más petróleo que la demanda del mercado necesita. Además, Riad  ofrece descuentos en el precio del petróleo que exporta.

 

Algunos analistas consideran que estas medidas saudíes se llevan a cabo con el fin de presionar a Irán y Rusia debido a los desacuerdos que existen en temas de Oriente Medio.

 

En la reciente reunión de los miembros de la OPEP, Arabia Saudí era el principal oponente a la disminución de la producción de petróleo y consiguió que la secunden Emiratos Árabes Unidos, Catar y Kuwait.

 

Por otra parte, los países árabes acusan a las naciones no miembros de la OPEP de tener un papel en la caída del precio del petróleo.

 

De todas formas, la disminución del precio del petróleo impone graves perjuicios a los países productores de este hidrocarburo.

 

Una de las posibilidades más latentes acerca de las consecuencias de la bajada del precio del petróleo será la disminución de inversiones en la producción y el debilitamiento de la capacidad de producción, lo cual  limitará el crecimiento económico mundial.

Sin embargo, este proceso dañará más a los países musulmanes productores del oro negro cuyas economías en su mayor parte dependen del petróleo. Es por esta razón que muchos círculos consideran que la medida de Arabia Saudí acerca de la disminución del precio del petróleo persigue objetivos políticos, mientras que Al-Naimi alega que las políticas de su país en este sector “se basan totalmente en los principios económicos”.

 

El ministro saudí agregó que las recientes acusaciones de algunos países sobre la conspiración de Arabia Saudí para usar el petróleo como arma contra algunos países son totalmente falsas.

 

Sin embargo, estas afirmaciones de las autoridades saudíes no disminuyen las consecuencias de la bajada del precio del petróleo; ya que si este proceso continua, estas naciones seguirán perdiendo la mitad de sus ingresos petroleros, mientras Arabia Saudí ha entrado en este juego confiando en sus reservas monetarias.

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Enlaces