Este sitio Web está interrumpido. Nos cambiamos a Parstoday spanish
Sábado, 09 Enero 2016 06:16

Crímenes de guerra en Yemen perpetrados por Riad con armas estadounidenses

Crímenes de guerra en Yemen perpetrados por Riad con armas estadounidenses
El Observatorio de los Derechos Humanos (HRW, por sus siglas en inglés) anunció que Arabia Saudí usa bombas de racimo durante sus ataques aéreos contra Yemen.  

 

Según el informe emitido el jueves por dicho organismo, Riad usó bombas de racimo modelo CBU-58, fabricadas en el año 1978 en el estado estadounidenses Tennessee, durante sus ataques aéreos contra Saná, la capital de Yemen.

El director de la división de armas de Observatorio de los Derechos Humanos, Stephen Goose, declaró que el continuo uso de bombas de racimo por parte de Arabia Saudí contra las zonas residenciales ha dejado victimas mortales y muchos daños.

El pasado marzo, Arabia Saudí emprendió una agresión militar contra Yemen, sin el aval de ONU pero con luz verde de Estados Unidos, en un intento por eliminar de la esfera política al movimiento popular yemení Ansarolá y restaurar en el poder a Abdu Rabu Mansur Hadi, fiel aliado de Riad.

Por otra parte, el Reino Unido ha autorizado la venta de más de 8 mil millones de dólares en armas a Arabia Saudí desde que el primer ministro británico, David Cameron, asumiera el cargo en mayo de 2010. Según un informe de la Campaña Contra el Comercio de Armas (CAAT, por sus siglas en inglés), publicado este miércoles en el diario británico The Independent, estas ventas incluyen 72 cazas Typhoon, aviones Hawk, bombas, armas de fuego y gases lacrimógenos.

Los Estados Unidos y el Reino Unido, supuestos patrocinadores de los derechos humanos, en sus relaciones con Riad, solamente prestan atención al sector económico, y hacen caso omiso a la cuestión de los derechos humanos en dicho país árabe.

Dichos dos poderes mundiales, buscan obtener los petrodólares del régimen saudí a favor de sus fábricas de armas.

Cabe destacar que la agresión saudí contra su vecino del sur no solo no ha logrado conseguir sus objetivos, sino ha convertido a Yemen en una exposición de los crímenes de guerra cometidos por las fuerzas saudíes.

Bajo la sombra de la negligencia y la inacción de sus aliados occidentales, el régimen de Al Saud continua sus ataques contra diferentes partes de dicho país, y hasta ahora ha destruido las infraestructuras, y las viviendas, así mismo ha matado a decenas de miles de personas, entre ellas niños y mujeres, aprovechando las armas prohibidas fabricadas por los EE.UU. Según las últimas estadísticas de las Naciones Unidas, esta guerra ya ha dejado más de 32.000 víctimas, entre muertos y heridos, en su mayoría civiles.

La masacre de civiles yemeníes, la represión de los opositores saudíes entre ellos el destacado clericó chií, el sheij Nimr Baqer al-Nimr, y la colaboración entre Al Saud y los grupos terroristas que operan en Siria e Irak, muestran que Arabia Saudí es un país agresor en la región.

Sin embargo, el punto más interesante es la cooperación militar de Washington y Londres con Riad, los cuales han cerrado sus ojos ante las violaciones de los derechos humanos en Arabia Saudita y los crímenes de guerra en Yemen.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Enlaces