Este sitio Web está interrumpido. Nos cambiamos a Parstoday spanish
Viernes, 29 Enero 2016 06:02

DDHH, clave de las intervenciones de EEUU en otros países

DDHH, clave de las intervenciones de EEUU en otros países
EE.UU. es el país que mayor cantidad de intervenciones ha tenido en los asuntos de otros países, y lo ha hecho de diferentes formas, a través del sector político, militar, económico, entre otros. Sin embargo, el tema humanitario ha sido su principal instrumento para llevar a cabo estas intervenciones.

El término de Estado, en su significado actual, surgió en los tratados de Paz de Westfalia en 1648. Estos convenios, que se establecieron entre los países europeos para acabar con las guerras en las que estaba sometido el continente, se basaba en el concepto de soberanía nacional que reconocía el derecho a la soberanía y la independencia de los gobiernos, además de dejar claro que todos los gobiernos en la escena internacional son iguales y ninguno tiene supremacía sobre los demás.

Asimismo, el derecho internacional consuetudinario ha prohibido el uso de la fuerza por los Estados. Algo que también se ha reflejado de manera explícita en la Carta de la ONU. Sin embargo, últimamente, los EE.UU. han ignorado esa realidad y norma internacional, metiéndose en los asuntos internos de los demás países.

Desde su fundación en 1776, los Estados Unidos de América han violado la soberanía de países vecinos y no tan vecinos, a través de la injerencia militar, política, económica o en su seguridad. Algo que contradice las normas internacionales mencionadas anteriormente. De hecho, Washington abusa del tema de la soberanía internacional y la situación humanitaria, mediante su política de doble rasero.

Estas injerencias de la Casa Blanca en otros países cambiaron notablemente con la caída de la Unión Soviética. A partir de ese momento, EE.UU. ha venido recurriendo al tema de los derechos humanos para violar la soberanía de otros países. En la década de los años 90, intervino en Yugoslavia y motivó la división del país, bajo el pretexto del sectarismo religioso. En este caso se puede añadir que países como Afganistán, Irak, Paquistán, Sudán, Yemen, Palestina, entre otros que fueron blancos de la llamada injerencia humanitaria de los EE.UU.

En 2003, EE.UU. invadió Irak, sin el aval del Consejo de Seguridad de la ONU, bajo el pretexto de que el régimen del dictador Sadam Husein disponía de armas de destrucción masiva, una alegación que nunca quedó demostrada.

A esto se puede añadir los crímenes de Washington en Afganistán donde las tropas estadounidenses detenían y torturaban a civiles en una base en Bagram, sin el debido proceso, sometidos “a torturas u otros malos tratos, como el aislamiento prolongado, privación del sueño y exposición a temperaturas extremas”. Lo mismo ocurre con los presos que se encuentran en el centro de detención de Guantánamo, donde se violan las normas internacionales y de derechos humanos.

El tema de los derechos humanos representa uno de los principales factores de la civilización y el desarrollo de la comunidad internacional, por lo que guarda una gran importancia en las relaciones internacionales. No obstante, su uso instrumental un gran obstáculo para su implementación.

Mientras tanto, ellos mismos son criticados por sus políticas discriminatorias hacia los afroamericanos y la brutalidad policial dentro su territorio; además de sus crímenes en el resto del mundo. Aunque, por el simple hecho de ser una superpotencia, no permite que ningún otro país intervengan en sus asuntos; haz lo que yo digo, pero no lo que yo hago.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Enlaces