Este sitio Web está interrumpido. Nos cambiamos a Parstoday spanish
Domingo, 24 Enero 2016 12:10

A todos los jóvenes del Occidente (invasión cultural) 9+audio

A todos los jóvenes del Occidente (invasión cultural) 9+audio
      IRIB- En este programa les familiarizaremos con otra parte de la carta del Líder de la Revolución Islámica de Irán, el ayatolá Seyed Ali Jamenei, dirigida a los jóvenes occidentales  sobre la invasión cultural.

 

 

Saludos a todos ustedes estimados oyentes de la Voz Exterior de la República Islámica de Irán, estamos a su servicio con otro capítulo más de la serie "A todos los jóvenes occidentales" en la que explicamos los diferentes ejes del mensaje del Líder de la Revolución Islámica a los jóvenes occidentales. Tal como se sabe el ayatolá Jamenei, por segunda vez, en una carta abierta dirigida a los jóvenes de Europa y Estados Unidos, habló sobre el terrorismo y sus raíces. El Líder de la Revolución Islámica, en esta carta, dijo que el terrorismo provoca un dolor común tanto al Occidente como al mundo del Islam y destacó que esta lacra que ahora está causando sufrimiento en el Occidente, desde hace décadas está involucrada en las comunidades islámicas incluida Palestina, una de sus víctimas. Se refirió también al apoyo del Occidente al terrorismo perpetrado en las comunidades islámicas y pidió a los jóvenes occidentales que pensaran sobre las raíces del terrorismo y buscasen un remedio.

El Líder de la Revolución Islámica de Irán, en otra parte de su carta, aludiendo a las actitudes dualistas del Occidente contra el movimiento del "despertar islámico", el apoyo evidente del Occidente al terrorismo de Estado por parte de Israel y el reciente despliegue del Occidente en el mundo del Islam, enfatizó que esta invasión, además de causar daños humanos, ha destruido la infraestructura económica e industrial de los países islámicos, lo que a su juicio, es un ejemplo de la lógica contradictoria del Occidente. Es interesante saber que estos despliegues durante los últimos 14 años ha desembocado en la matanza de cientos de miles de civiles en el oeste de Asia bajo el estandarte de luchar contra terrorismo y lemas humanitarios.

El ayatolá Jamenei escribió:"El sufrimiento que ha experimentado el mundo islámico durante estos años, por el doble rasero de los atacantes, no son menos que los daños materiales". Asimismo, señaló: "No se debe buscar las raíces de la violencia en otro lugar, mientras la política occidental está dominada por una doble moral, los patrocinadores del terrorismo dividen este fenómeno en bueno y malo, y  prefieren los intereses gubernamentales en lugar de los valores humanos y morales".

En esta carta, el Líder iraní puso de relieve que las políticas hegemónicas del Occidente han penetrado gradualmente en lo profundo la cultura y su resultado ha sido una invasión blanda y silenciosa en otras culturas. Aludiendo a la interacción pacífica de los musulmanes con otras culturas durante siglos, precisó que las raíces del terrorismo no se encuentran en la religión sino que es resultado de los vínculos impuestos en las culturas. Asimismo consideró que el grupo terrorista EIIL (Daesh, en árabe) nació de los vínculos fracasados de las culturas importadas. Al respecto, escribió: "Ciertos documentos históricos afirman que cómo la mezcla del colonialismo con un pensamiento extremista y despreciable de una tribu primitiva, sembró las semillas del extremismo en la región. De lo contrario, ¿cómo es posible que de una de las religiones más morales y más humanas en el mundo que en sus fundamentos considera la matanza de una persona como la matanza de toda la humanidad, nazca una impureza como Daesh?".

El Líder de la Revolución Islámica de Irán, sobre la invasión cultural del Occidente como factor de la creación del terrorismo y la violencia, escribió: "La mayoría de los países del mundo se sienten orgullosos de su cultura nacional, unas culturas que al florecer también han alimentado durante cientos de años a las sociedades humanas. El mundo islámico tampoco ha sido una excepción. Pero en la época contemporánea, el mundo occidental, mediante medidas desarrolladas, insiste en la homogeneización de la cultura global. Yo considero una violencia oculta y nociva, la imposición de la cultura occidental sobre otras naciones y la minimización de otras culturas independientes".

La interacción entre las culturas es posible en dos formas: la primera, la sociedad acepta conscientemente y por su propio gusto elige los elementos de otra cultura y los deja entrar en ella. En tal situación, las personas de la sociedad con un objetivo tienen oportunidad de utilizar los elementos que no tienen en su cultura tomándolos de otras y disponiéndolos para ayudar al desarrollo y crecimiento de su comunidad. En la elección de los elementos de otras culturas, se debe considerar que estos no destruyan o ignoren los elementos propios de la cultura de la sociedad receptora.Pero también hay otro tipo de vínculos culturales que hemos observado durante el asalto cultural del que hemos sido objetos. En la invasión cultural, por la fuerza y sin tener en cuenta las necesidades de una comunidad, elementos de una cultura se imponen a otra. En tal relación, como no se han considerado las necesidades de la sociedad, objetivos y puntos débiles y fuertes, la imagen desproporcionada y desequilibrada receptiva da lugar a anomalías culturales. En la invasión cultural se sigue un objetivo político y a veces económico del cual depende el cambio cultural de una comunidad. Desde la época del colonialismo hasta después, muchos países han experimentado la invasión cultural.

Hoy considerando el crecimiento intelectual, en general, de las naciones del mundo, la influencia  y dominación con fines coloniales, no es posible solo por medio del despliegue militar y, en caso de tratar de imponer por este medio el colonialismo, los agresores se enfrentan a muchos gastos, así que hace más de un siglo que los colonizadores han cambiado sus métodos para  influir en los países y ahora tratan de alcanzar sus objetivos a través de políticas culturales (con títulos como propaganda religiosa, el desarrollo de tecnología , asociaciones caritativas y el desarrollo de la salud, entre otros). Ahora, según los  colonizadores  el mejor camino de influencia en las culturas de  otros países es provocar cambios internos. Ellos se esfuerzan por mostrar sus valores progresistas capaces de reemplazar los criterios nativos de las naciones, sin embargo, esta medida en realidad es una invasión cultural.  Esta invasión se realiza con el objetivo de destruir el espíritu de resistencia de la nación y rendirla sin problemas.

Por cierto, el sociólogo francés Gustave Le Bon (1841-1931) calificó de sorprendente la influencia de la civilización islámica y los grandes cambios que ha traído a la humanidad el Islam y, sobre este asunto, escribió: "En todos los países donde se izó la bandera islámica se produjo en todos los sentidos progreso". Le Bon agregó que, sobre todo, se atribuye al Islam la atención del hombre a su naturaleza humana, la moralidad, la justicia, la caridad y la tolerancia religiosa en general. Mientras las sociedades industriales ejecutan un genocidio con el objetivo de asimilar y crear la tranquilidad o cambiar la forma en las comunidades primitivas o retrasadas y siguen ejerciéndolo.

El Líder de la Revolución Islámica  de Irán, en esta carta, indicó: "los musulmanes desde hace siglos han tenido una interacción amistosa y constructiva con las otras culturas y la historia es testigo". El francés Gustavo Leben, asegura que la cultura y la civilización islámica han creado amplios cambios en la comunidad humana. Al respecto, escribió: "el efecto de la civilización y la política del Islam es maravilloso... durante un siglo después la aparición del Profeta del Islam, esta religión se extendió desde el mar Sind hasta Andalucía y en todos los países fue izada la bandera del Islam, los avances que registró a su paso han sido maravillosos y el motivo principal de ello es que las ideas islámicas están plenamente de acuerdo con las normas y los principios naturales y gracias a estas ideas se ha purificado la moral pública y establecido la justicia y amistad".

Los políticos dominantes del Occidente, utilizando diversas  posibilidades, herramientas y métodos, han tratado de mostrar su cultura como superior a cualquier otra a la opinión pública. Mientras que la cultura occidental ahora se enfrenta con  problemas básicos  y de intrincados críticos. El libertinaje y la  violencia son dos particularidades innegables de la cultura occidental y tales mismas particularidades quieren imponer a otras culturas. En cambio, las culturas que el occidente trata de destruir tienen particularidades constructivas que desde hace siglos orgullosamente han servido de eje de la moralidad y la ciencia en el mundo.

Esta violación oculta que se ha realizado antes y continúa hasta ahora por parte de los países occidentales contra las otras culturas tiene resultados desagradables y, un ejemplo de ello, es la formación de grupos terroristas como Daesh. El ayatolá Jamenei, en esta carta, pide a los jóvenes occidentales que encuentren la raíz de este corriente en el mundo y, con conocimiento correcto, traten de buscar una solución al respecto

 

 

 

Medios

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar