Este sitio Web está interrumpido. Nos cambiamos a Parstoday spanish
Lunes, 01 Febrero 2016 11:27

A todos los jóvenes del Occidente 11 (Raíces de las ideas extremistas)+audio

A todos los jóvenes del Occidente 11  (Raíces de las ideas extremistas)+audio
      IRIB- En este programa se estudia otra parte de la carta del Líder de la Revolución Islámica de Irán sobre las "raíces de las ideas extremistas".

 

 

Saludos cordiales a todos ustedes estimados oyentes, estamos a su servicio con otra parte de la carta del Líder de la Revolución Islámica de Irán, el ayatolá Seyed Ali Jamenei, dirigida a los jóvenes del Occidente. En esta serie de artículos tratamos de analizar y explicar la segunda carta del Líder iraní al respecto. Tal como se sabe, el Líder de la Revolución Islámica de Irán, en su segunda carta reveladora dirigida a los jóvenes occidentales, habló sobre las raíces del terrorismo y la influencia de las políticas dualistas del Occidente en la creación y el fortalecimiento de este fenómeno nefasto. El ayatolá Jamenei consideró el terrorismo el dolor común del Occidente y el mundo del Islam y criticó el apoyo del Occidente al terrorismo contra los musulmanes. Al respecto, destacó: "Mientras la política occidental está dominada por una doble moral, los patrocinadores del terrorismo dividen este fenómeno en bueno y malo y prefieren los intereses gubernamentales en lugar de los valores humanos y morales".

El Líder de la Revolución Islámica de Irán, en esta carta, resaltó que el terrorismo y el extremismo no tienen raíces en creencias religiosas y dijo: "Si en realidad el aspecto doctrinal hubiera sido el problema, entonces hubiéramos visto este tipo de fenómenos en el mundo islámico, antes de la época colonial, sin embargo, la historia muestra lo contrario. Fidedignos documentos históricos muestran con claridad cómo el vínculo del colonialismo, con un pensamiento extremista y obsoleto, dentro de una tribu primitiva sembró la semilla del extremismo en esta región. De lo contrario, ¿cómo es posible que de una de las escuelas religiosas más humanas y éticas del mundo, que considera el asesinato de un ser humano como una masacre de toda la humanidad, salga una inmundicia como Daesh?

El ayatolá Jamenei, en otra parte de su misiva, señaló que todo el poder mediático del Occidente trata de ocultar la verdad sobre el surgimiento de la banda terrorista Daesh. Las propagandas del Occidente hoy en día tratan de proporcionar comentarios y análisis irreales y relacionar los pensamientos islámicos con la violencia y el extremismo. En los medios de comunicación occidentales se nombra a Daesh como un gobierno islámico en un intento de que el receptor vincule a esta banda con el nombre del Islam. No obstante, Daesh y sus medidas nefastas ¿qué relación tienen con el Islam? Esta cuestión para las personas que han crecido en el Islam y han aprendido la dignidad humana y el respeto a la vida y libertad a través de las enseñanzas coránicas tiene una respuesta clara y es esta: "los terroristas de Daesh no saben nada del Islam".

La historia muestra que al lado de cualquier escuela divina y humana siempre ha habido grupos que se comportaban con desperdicio y exceso. Obviamente el Islam no es la excepción pero la diferencia del Islam con las otras escuelas radica en que, por su contenido rico y fuentes no desviadas, es decir la Escritura divina, el Corán, siempre el exceso y la inmundicia han están estado al bode y no han logrado contaminarlo. El ayatolá Jamenei, en esta carta, alude que documentos históricos muestran con claridad cómo el vínculo del colonialismo, con un pensamiento extremista y obsoleto, dentro de una tribu primitiva sembró la semilla del extremismo en esta región.

Seguir este análisis exacto nos puede ayudar a encontrar las raíces de las ideas de terrorismo.

En este proceso, el asesinato de muchos musulmanes que fue licito según las ideas heréticas y destructivas de Aḥmad ibn Taymiyyah, atrajo después de cuatro siglos la atención de los colonialistas. En ese entonces, Mohammad ibne Abdulwahab era un joven agresivo y poco educado que se inclinaba por las ideas takfiríes. Su arrogancia, ignorancia y carácter violento llamó inmediatamente la atención de los espías británicos que consideraron mejor tenerlo como un peón al servicio de los objetivos colonialistas de Inglaterra. Ellos, con diferentes métodos, orientaron los pensamiento y actividades de Mohammad ibne Abduwahab y, para reforzar sus ideas despreciables que iban en contraste con las enseñanzas del Islam, encendieron el fuego de la sedición y división entre los musulmanes.

Después de que Abdulwahab por sus ideas desviadas takfiríes fuera rechazado por los ulemas religiosos y su familia, desde Hijaz (la Meca actual), con el apoyo de Inglaterra, viajó a Diriyya donde vivía en medio de la pobreza y dificultades propias de las tribus nómadas que se dedicaban a la cría de camellos y ovejas. El gobernador de esta región, es decir Mohammad ibne Saudí, cuando entendió que con las ideas takfiríes se podía saquear a las otras tribus musulmanas y sus caravanas, acogió con beneplácito a Mohammad ibne Abdulwahab. Algunos historiadores creen que el gobernador de Diriyya fue sobornado por parte de Inglaterra para crear una alianza con Mohammad ibne Abdulwahab.

Después de esta alianza, entre Ibne Abdulwahab y Ibne Saudí, con el apoyo financiero y armamentístico de Inglaterra, formaron un ejército caracterizado por cometer los peores crímenes contra los musulmanes. Atacaron Karbala y asesinaron al menos a dos mil personas solo en un medio día además destruyeron y saquearon el mausoleo del Imam Husein (la paz sea con él) y también atacaron Medina y arrasaron con los santuarios puros de miembros de Ahlul-Beit y las tumbas fieles de seguidores del Islam. Estas masacres de los musulmanes fueron algunos de los crímenes cometidos con la venia de los Al Saud, que siguiendo la doctrina wahabí había instaurado el terror en las tierras islámicas. Después de estos crímenes, el Imperio Otomano, en el año 1818, atacó el gobierno wahabí de los saudíes de Diriyya y triunfó.

Aunque el wahabismo violento fue derrocado en el año 1818, sin embargo, pronto fue reavivado con la ayuda del colonialismo británico. El régimen wahabí de Arabia Saudí, en 1866, firmó un tratado de "amistad" con Inglaterra. Inglaterra, en ese momento, debido a sus crímenes colonialistas, era odiado por todos los musulmanes. El gobierno wahabí-saudí, a cambio de dinero y armas, estuvo de acuerdo con la presencia colonialista británica en la región. Este acuerdo creó mucha insatisfacción y preparó la aniquilación de Al Saud II. En el año 1891, el Imperio Otomano nuevamente atacó Riad y derrocó la familia saudí-wahabí. Después la familia Al-Rashid gobernó Arabia Saudí.

Al inicio del siglo XX la estrategia colonial de Inglaterra en Arabia saudí se basó en una rápida circulación y cambio de métodos. Inglaterra, para destrucción completa del Imperio Otomano, decidió apoyar más que nunca a los sobrevivientes del gobierno saudí –wahabí que habían escapado a Kuwait. Con el apoyo financiero y armamentístico británico, en el año 1902, Abdulaziz Wahabí fue capaz de ocupar todo Riad. Uno de sus primeros actos salvajes después de ocupar Riad fue aterrorizar a los residentes con la amenaza de la decapitación. Los extremistas wahabíes quemaron y mataron a 1200 personas.

Así, desde el tiempo de la intersección del colonialismo con un pensamiento primitivo rechazado, el extremismo y la violencia se convirtieron en una corriente devastadora en todas las regiones islámicas que en todo periodo de un modo sirvió a los objetivos coloniales. El wahabismo no es una escuela de la religión islámica, sino que es una secta desviada que ocho siglos después del inicio del Islam, fue creada para objetivos especiales y con apoyo. Ahora esta corriente peligrosa después de siglos de crímenes y traiciones contra el mundo del Islam, de nuevo comete crímenes sin precedentes en la vía de destruir la imagen del Islam y perpetrar un genocidio de los musulmanes con apoyo evidente y oculto de Estados Unidos y otros gobiernos occidentales.

Los gobiernos occidentales cierran sus ojos ante todos los crímenes de los grupos terroristas contra los musulmanes pero se preocupan por los ataques terroristas en el Occidente. Estimados oyentes en el próximo programa hablaremos muchos más al respecto.

 

 

 

Medios

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar