Martes, 16 Noviembre 2010 08:31

La Kaaba, reflejo del monoteísmo

La Kaaba, reflejo del monoteísmo
Se ha iniciado el viaje esplendido a la Meca. Un viaje corto y a la vez misterioso. Viaje a la patria de la revelación del sagrado Corán. En este viaje espiritual, la kaaba, ubicada en templo de Baitullahi-l-haram, "la casa sagrada de Allah", la qibla de los musulmanes, cautiva la atención de los fieles invitándolos a la peregrinación. Las vueltas apacibles de los peregrinos alrededor de la Kaaba es el panorama más bello del mundo. La Kaaba, ha sido puesta por Dios en un lugar sagrado y lleno de bendiciones, y es el espacio donde los creyentes pueden refugiarse.

 En la aleya 96 de la sura “La familia de Imran”, Dios Altísimo dice:

L a primera casa erigida por el hombre es ciertamente la de la Kaaba, casa bendita y dirección para todos.

Casi todos los documentos históricos coinciden en que la Kaaba fue construida en la época de Adán por el mismo, convirtiéndose él, en la primera persona que hizo la peregrinación. Esto muestra que la Kaaba antes del profeta Abraham había sido elegida como un sagrado lugar de adoración donde muchos profetas acudían para adorar al Altísimo.

Sin embargo, Dios Todopoderoso le ordenó a Abraham que reconstruyera la Kaaba para que ahí los creyentes pudieran adorar a Dios. El sagrado Corán ha calificado la Kaaba como el primer lugar de adoración y rezo. Durante de toda la historia la Kaaba siempre ha sido el símbolo del monoteísmo. El profeta Abraham alojó a su esposa y a su hijo junto a la Kaaba para que adoraran a Dios y éste lugar se convirtiera en centro de adoración y oración.

El Imam Ali (la paz sea con él) explicando el lugar elevado de Kaaba dice: Dios la ha puesto como un signo para el Islam y como un lugar seguro en donde los creyentes pueden encontrar refugio. Si Alá hubiera querido, habría puesto su propia casa entre huertos y jardines. Pero como quería poner a prueba a sus fieles y enseñarles a dejar el egoísmo y ser humildes ante ante Dios, puso la Kaaba en un lugar árido. Cuando Dios pone pruebas más difíciles al ser humano, más serán también las recompensas en el día del juicio final.

La Kaaba es un edificio de piedra gris, que significa casa cúbica y tiene aproximadamente esa forma (10m x 12m x 15 m) y se ubica dentro del templo Baitullahi-l-haram. La Kaba no tiene adornación alguna, pero su esplendor es mayor a todo lo imaginable. El rol más importante que le atribuye el sagrado Corán es ser guía de los hombres.

Esta casa fue construida para adorar a Alá, no obstante, después de la época del profeta Abraham, se convirtió por muchos años en templo de idolatría.

En los inicios del Islam, la Kaaba no fue la quibla de los musulmanes y el profeta del Islam durante sus trece años en la Meca, es más, después de trasladarse a Medina por orden de Alá, rezaba hacia la dirección de Jerusalén. Después de la emigración a Medina, los judíos residentes en la misma ciudad, poniendo en marcha una guerra contra los musulmanes, les reprocharon y dijeron: Vosotros no tenéis independencia y rezáis hacia nuestra quibla. Al profeta Mohammad le molestaba el tema y solo esperaba la orden divina, hasta que Gabriel se encargó de mandar el mensaje de Dios al profeta Mohammad. Al lo largo del rezo del mediodía, Gabriel tomó el brazo del profeta, dirigiéndolo en dirección a la Kaaba.

En la aleya 144 de la sura “La Vaca” leemos:

Entonces los musulmanes se orientaron hacia el centro más antiguo del monoteísmo y la Kaaba se convirtió en la quibla de los musulmanes.

Sin embargo, La Kaaba desempeña un rol esencial en las oraciones islámicas y en la reavivación de los valores sociales de los musulmanes. Los musulmanes se postran cinco veces al día en dirección a la Kaaba. Es maravilloso el hecho de que, a horas concretas millones de fieles musulmanes rezan en la misma dirección acercando sus corazones y fortaleciendo la unidad entre ellos. Dios Altísimo ha ordenado a los musulmanes que se orienten hacia la Kaaba, ya que esta casa es el centro de unidad y concentración de todos los creyentes.

La Kaaba es la casa del monoteísmo que permanece eterna. Pensar en la grandeza de Dios junto a la Kaaba, guía al ser humano hacia la dirección correcta. Por supuesto esta presencia ante Dios tiene rituales especiales. Se debe limpiar el corazón de maldades y dejar de lado el egoísmo. El mensaje más significativo de la peregrinación es el hecho de que la vida del ser humano se basa en atraer la satisfacción de Dios.

El profeta del Islam dice al respecto:

Alá valora a los peregrinos, y si los ángeles pudieran darle la mano a alguien, ciertamente se la darían a ellos.

La kabba es un lugar seguro para todos los hombres. Dios, en la sura la Vaca la presenta como un lugar a donde todo el mudo puede encontrar refugio. Si alguien se encuentra junto a ella, se sentirá tranquilo y en paz. El profeta Abraham le pidió a Dios que protegiera la Kaaba contra cualquier peligro, y Dios aceptó su suplica. La Kaaba, a lo largo de los siglos ha sido protegida de ataques de los enemigos. La historia de Abraha y su ejército poderoso montado en un elefante, es un ejemplo claro de esto. Abraha había jurado que derribaría la Kaaba y para llevar a cabo su objetivo se trasladó a la Meca. La gente al ver el poder de su gran ejército, huyó a las montañas. Sólo Abutalib, el tío del profeta del Islam, quien en aquel entonces se encargaba de la Kaaba, se quedó en la Meca junto con otros más de la tribu de Bani Hashim. En ese momento Abutalib se refugió en Alá y corriendo el manto de la Kaaba dijo:

¡Oh Dios!, cualquier persona protege lo que tiene, pues, ¡protege tu casa que es símbolo de tu esplendor!

Al día siguiente, por orden de Dios aparecieron bandadas de aves en el cielo que dejaron caer sobre ellos piedras de arcilla dejándolos como espigas desgranadas.

La Kaaba es el centro de bendición para la humanidad. Imam Sadiq dice al respecto:

Dios ha puesto la Kaaba como el centro de restauración de los valores religiosos.

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar