Este sitio Web está interrumpido. Nos cambiamos a Parstoday spanish
Domingo, 24 Febrero 2013 21:24

Renuncia del Papa, razones y motivos

Renuncia del Papa, razones y motivos
Si en el período medieval, el dogma mental y el despotismo religioso causaron la pérdida de muchos fieles y la aparición de doctrinas como el humanismo y el laísmo, ahora la revelación de la depravación moral de los sacerdotes ha llevado al rechazo y el alejamiento de muchos fieles de las iglesias.
 
 El papa Benedicto XVI, líder de 85 años de edad de todo el mundo católico, el 11 de febrero, en una reunión de cardenales en Roma, en un giro   inesperado,  anunció en latín su decisión de retirarse del cargo el día 28 del mes en curso. Tras el anuncio, se divulgó un comunicado en el que, entre otros motivos, se mencionaba que la renuncia se debía a la fatiga y el malestar en su salud surgidos de la avanzada edad del pontífice. Esta es una decisión que cuenta con pocos antecedentes a lo largo de la historia. Si bien, en los últimos seis siglos, el sumo pontífice dimisionario más próximo fue Gregorio XII (1415). La renuncia del papa desde el aspecto político es una innovación y una ruptura con la tradición. Sin embargo, desde la perspectiva de la espiritualidad cristiana este caso es diferente.  Los cristianos creen que la autoridad espiritual de la Iglesia no es tan mundana o secular que pueda retirarse cuando quiera. Ellos creen que el papa es elegido como representante de Dios. La investidura papal, en la teología católica cristiana es una especie de misión divina. Desde el momento que un cardenal es elegido papa se le considera un hijo sustituido de Jesucristo (P). Debido a esta visión, el papa tiene una connotación sagrada en sí mismo y debe permanecer hasta su muerte en el cargo, tal como lo hicieron los otros papas anteriores, incluidos Juan Pablo II, antecesor de Benedicto XVI, que murió tras una grave enfermedad, al igual que el Papa Pablo VI,  que estuvo muy enfermo. Por lo tanto, la llegada súbita de la renuncia del Papa Benedicto XVI sorprendió al cristianismo y rompió  con las tradiciones de la Iglesia Católica. Él dio como razones de su renuncia la fatiga y malestar general, producidas por su avanzada edad, pero no parece que estos sean los motivos de su renuncia. 
 
Joseph Ratzinger, elegido papa en 2005, bajo el nombre de Benedicto XVI, tiene una edad avanzada y está enfermo,  ya ha sufrido un ataque al corazón. Benedicto XVI fue elegido sucesor de Juan Pablo II a la edad de 78 años y, desde el principio adelantó que su liderazgo de la Iglesia Católica no sería largo. Es por eso que la renuncia del papa Benedicto XVI va más allá de razones ajenas a la edad y la fatiga.En los casi 8 años del pontificado de Benedicto XVI, el Vaticano vivió un periodo de altibajos y críticas, incluida su renuncia que al parecer ha sido resultado de tal crisis. Una de las turbulencias más resaltantes que el papa Benedicto XVI enfrentó durante su liderazgo fue la revelación de verdades impactantes como el abuso sexual de niños por parte de sacerdotes católicos. Estas revelaciones no se limitaron a uno o dos países, pero la divulgación de este abuso infantil escandaloso vino de EE.UU. y la mayoría de los países europeos En Irlanda y Holanda, se han formado comités de la verdad para estudiar el alcance de las revelaciones. El informe de la comisión sobre el abuso infantil en la iglesia católica holandesa  saca a luz la escalada de corrupción moral y revela las amplias dimensiones de la corrupción de las autoridades eclesiásticas católicas, especialmente los sacerdotes.   De acuerdo con este informe, desde 1945 hasta 1981 entre 10 y 20 mil niños holandeses, que vivían en instituciones católicas de caridad fueron acosados o abusados sexualmente. El informe, tras entrevistar a más de 34 mil personas, concluye que, en 2010, decenas de miles de niños sufrieron estas violaciones. Además, estima que uno de cada cinco niños o adolescentes holandeses sufrió abuso sexual en los institutos de caridad dependientes a la Iglesia Católica. En el informe de la comisión sobre el abuso infantil en la iglesia católica en Holanda se lee que el estudio se basó sobre 1.800 denuncias de abusos en el fuero de las instituciones católicas, habiendo identificado a 800 de los culpables. En torno a 100 de ellos están aún vivos. Este informe agrega que los altos dirigentes de la iglesia católica han cometido omisión en el castigo y la prevención de los abusos, que se produjo en las escuelas y orfanatos de las iglesias católicas.  A raíz de estas revelaciones el papa Benedicto  XVI estuvo acompañado en sus viajes del escándalo moral asociado a sus sacerdotes. El jefe de la Iglesia Católica para disminuir las críticas en sus viajes por lo general visitaba a algunas de las víctimas de estos abusos y se interesaba por su salud, el pago de una indemnización a las víctimas de estos abusos que empañaban la imagen del Vaticano.
 
No obstante, los esfuerzos para reducir las críticas al Vaticano han tenido muy poco impacto. Cada revelación de un escándalo en una iglesia, sacaba a luz numerosos casos similares en los últimos años y décadas. La revelación de estos abusos cometidos por sacerdotes han perjudicado mucho el prestigio y legitimidad de esta Iglesia ante sus seguidores. Los sacerdotes que eran considerados como padres espirituales de los cristianos y de la iglesia que era considerada un paraíso y un refugio por los creyentes, ahora, se han convertido en lugar de inseguridad y amenaza para los niños.  Sin duda, eso no significa que no haya sacerdotes sinceros en la iglesia, pero el daño infligido por sacerdotes  corruptos han puesto en duda el prestigio y la  legitimidad de Iglesia que fácilmente no puede resarcirse de ese irreparable daño.
 
Si el período medieval, el dogma mental y el despotismo religioso causaron la perdida de muchos fieles y la aparición de doctrinas como humanismo y laísmo, ahora la revelación de la depravación moral de los sacerdotes  llevó a un rechazo y el alejamiento de muchos fieles de las iglesias. Solo en Alemania, la patria del papa Benedicto XVI, aproximadamente 180 mil miembros de la Iglesia Católica, después de las revelaciones del escándalo moral del clero han abandonado la iglesia. Alrededor del 60 por ciento de jóvenes alemanes ha declarado que no pertenecen a ninguna religión. La Iglesia Católica ha perdido su prestigio. Las iglesias no han cumplido debidamente su misión y la gente de Europa se están alejando de la cristiandad. La crisis en la Iglesia católica no se limita a la decadencia moral de algunos sacerdotes.
 
El año pasado, el papa Benedicto XVI se enfrentó con la revelación de informaciones detrás del Vaticano. Se trataba de actos de corrupción financiera y la rivalidad feroz entre los cardenales para obtener las posiciones del clero. Este escándalo se hizo  conocido como Vatileaks.  
 
En este escándalo, Paolo Gabriele, el mayordomo de 46 años del papa, fue acusado de robar y fotocopiar durante meses decenas de documentos confidenciales del papa y sus colaboradores y después entregarlos a los medios que desató el escándalo en el Vaticano. El punto importante en esta escándalo fue esto que la detención de sirviente especial del Papa ocurrió un día después del arresto el presidente del banco del Vaticano  Ettore Guti Tedski. Sin embargo Vaticano en un comunicado declaró que el motivo de la destitución obedecía a la incompetencia en el desempeño de las tareas importantes a pesar delas repetidas advertencias, pero un número de los diarios italianos considera la relaciona de este despido con el escándalo de Vatileaks. Cabe agregar que los expertos describen el Banco del Vaticano como una de las instituciones financieras menos transparentes en el mundo.
 
 Sobre el futuro de la Iglesia Católica, la mayoría de  observadores creen que el próximo papa continuará las políticas conservadoras de Benedicto XVI.  La necesidad de hacer frente a los escándalos sexuales en la Iglesia Católica es una de las cosas que tendrá que abordar el nuevo jefe de los católicos en el Vaticano.
 
La excomulgación o el despido de sacerdotes, como consecuencia de tales delitos no es más que una lucha contra las consecuencias y no elimina de raíz  las causas, de ser así, la Iglesia y el Vaticano deben esperar más casos de abuso de menores por parte de sacerdotes corruptos.
 

El Vaticano exige una revisión fundamental de los términos de algunas de sus tradiciones, algunas de las cuales incluso están en contradicción con la naturaleza humana. Una de estas tradiciones es el celibato para los sacerdotes católicos, es decir, la prohibición para casarse. El papa Benedicto XVI es uno de aquellos que están totalmente en contra de la revisión de este asunto. El papa ha anunciado que no interferirá en las discusiones para la selección de su sucesor  pero, según los expertos, la actuación de Benedicto XVI se espera que tome un papel activo en esta selección. Sin lugar a dudas, se prevé que en el periodo del nuevo papa seamos testigos de cambios fundamentales en la Iglesia para hacer frente a las diversas crisis que hemos presenciado en el Vaticano.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Enlaces