Este sitio Web está interrumpido. Nos cambiamos a Parstoday spanish
Martes, 01 Enero 2008 12:17

La castidad y el heyab en la religión Islámica

La Castidad y el heyab como dos valores en la comunidad humana siempre han sido usados juntos.
En realidad el heyab es una acción externa y la castidad es un estado interior que tiene diversos aspectos. Algunos consideran que la falta de respecto a la castidad y la piedad en algunas comunidades ha originada una crisis moral y social. Según Montesquillo, en un movimiento liberal al perderse la castidad da pie a grandes corrupciones y adversidades. Hasta llegar a destruir las bases de un gobierno.

Las directrices de la religión al proteger la castidad y piedad y colocarlas en un lugar especial, las considera como las virtudes morales. En las aleyas y narraciones se ha recomendado la piedad ya que sin la piedad los hombres dejan la compostura. La castidad es un importante factor para controlar y retardar los deseos carnales. El maestro mártir Corteza Motahari a este respecto escribe, la castidad y la piedad es como un estado espiritual. Es decir controlar el poder sensual bajo la razón y la fe. Y no dejarse controlar por ese poder.

La castidad es como un estado disuasivo que prohíbe a los seres humanos cometer pecado y delito. Esta particularidad en el ámbito general, incluye a todos los seres humanos no solo a las mujeres. Sino que se considera como una virtud tanto para los hombres como para las mujeres. El Imam Ali (la paz sea con el) uno de los miembros de la casa profética decía, la castidad es el mejor estado que da origen a la bondad y el carisma. El puesto y lugar de la castidad es como el del mártir en el camino de Dios. El sagrado Corán presenta ejemplos sobre la castidad tanto para los hombres como las mujeres. El Hazrat José en una determinada coyuntura se enfrentó con los deseos carnales de una mujer pero gracias a Dios y con la ayuda del poder de la castidad logra conquistarlo, logrando los elevados grados de la perfección. La Hazrat Maria (saludos sea para ella), unas de la mujeres que por su piedad es considerada una de las mejores damas del mundo. Ella alude que una mujer casta es una mujer que en lugar se pone limites para ser respeta.

La Castidad no solo se limite al heyab sino que se manifiesta en el pensamiento, la mirada, el arreglo, las palabras y conductas. En el Islam, se ha enfatizado controlar la mirada. Ali decía, los ojos son el mensaje del corazón. Dios en las aleyas concerniente al Heyab recomienda a las mujeres y hombres que prohíban las miradas ilícitas. Dios en las aleyas 30 y 31 de la sura la Luz dice: di a los creyentes, que bajan la vista con recato y que sean castos. Alá está bien informado de lo que hacen. El Imam Sadeq (la paz sea con el) tambien decía, una mala mirada es como un tiro venenosa de parte del diablo, si alguien se abstiene Dios te recompensará.

En una comunidad que existe una cultura de miradas insanas, las mujeres se consideran como instrumentos, que se exponen ante la vista de los demás. En tales comunidades las mujeres tratan de competir para atraer la atención de los hombres. Ellas derrochan mucho dinero en maquillajes, ropa, adornos e inclusive cirugías, con el fin de atraer la atención de sexo opuesto. La estadounidense, Helen Baker, en un semanario dijo, en la comunidad norteamericana, el maquillaje no solo es un adorno sino que se considera como una fuerte necesidad fuerte para las ancianas o las feas. Tales mujeres siempre tienen que rivalizar con las mujeres jóvenes y atractivas y si no obtienen los medios necesarios para su arreglo personal se unen a las filas de las mujeres monótonas, sin deseos de vivir.

Otro de los temas es respetar la castidad en el campo de la palabra y los dichos. En el Corán, se ha aludido en la manera de hablar y que las personas lo deben hacer con respeto ante los demás. Pero la ...palabra pura es el mejor método y el más correcto. El tono de voz durante una conversación debe ser de con respeto y cortesía. Sin embargo hablar con coquetería con las personas allegadas o desconocidas causa la excitación del hombre. Dios en la aleya 32 de sura la Coalición se dirige a las mujeres del profeta dice:
Mujeres del profeta, vosotras no sois como otras mujeres cualesquiera. Si teméis a Alá no seáis tan complacientes en vuestras palabras que llegue a anhelaros el enfermo de corazón. ¡Hablad, más bien como se debe! Aunque esta aleya se dirige a las mujeres del profeta pero es para todas las mujeres. Cuando se habla es conveniente que sus palabras sean sencillas y sin coquetería. Las malas palabras entre ambos indican que en los dichos tampoco se respetan. Este asunto también se ha reprochado en las narraciones y las fuentes islámicas. El querido profeta del Islam en este respecto decía, Dios ha prohibido el paraíso para los seres humanos que no hablan bien y utilizan palabras feas.

En general la falta de un buen ámbito entre hombres y mujeres y la existencia de libertinaje aumentan las emociones sexuales. En un informe preparado del instituto nacional de justicia (NIJ) y la administración de justicia (BJS) de los Estados Unidos, sobre las violaciones sexuales contra las mujeres se lee, que de cada 1000 estudiantes mujeres en las universidades de Estados Unidos ocurren 35 casos de violación sexual. Al proteger y respetar la castidad en la comunidad inclusive en el lugar de trabajo y de educación se prepara el terreno de una buena salud psicológica y la pureza de comunidad y el avance de las mujeres y los hombres.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Enlaces