Este sitio Web está interrumpido. Nos cambiamos a Parstoday spanish
Jueves, 03 Marzo 2016 20:34

Correa advierte a embajador de EEUU sobre injerencia en Ecuador

Correa advierte a embajador de EEUU sobre injerencia en Ecuador
El mandatario ecuatoriano, Rafael Correa, pidió al nuevo embajador estadounidense, Tood Chapman, acreditado en Quito (capital ecuatoriana), no inmiscuirse en la política del país.



“Pedimos respeto mutuo. No conozco al señor Chapman, pero el anterior embajador, que era una buena persona, cometió algunos errores”, dijo el miércoles el mandatario durante una entrevista de radio, en la que recordó que el diplomático “no puede interferir en temas de política interna”.

En 2013 Correa tildó de “metidito” y “malcriadito” al exembajador de EE.UU. en Ecuador Adam Namm, por expresar sus preocupaciones respecto a la libertad de expresión en el país durante un acto por el Día Mundial de la Libertad de Prensa, en momentos en los que el Gobierno estaba siendo cuestionado por la disolución de la organización no gubernamental Fundamedios.

En 2011, Ecuador y Estados Unidos sufrieron un impasse diplomático que derivó en la salida de la entonces embajadora, Heather Hodges. En respuesta, la Casa Blanca expulsó al en aquel momento embajador ecuatoriano en Washington (capital estadounidense), Luis Gallegos.

Posteriormente, en el año 2012, ambos países normalizaron las relaciones bilaterales y EE.UU. nombró a Adam Namm como su nuevo jefe diplomático en Ecuador. Namm fue sustituido a finales del 2015 por Todd Chapman, quien designado por orden del presidente estadounidense, Barack Obama, y ratificado por el Congreso de su país, llegó a Ecuador el 29 de enero y prometió hacer todo lo que estuviera en su poder para avanzar los vínculos bilaterales que “ya están establecidos y pueden ser fortalecidos”.

Sin embargo, durante los últimos años, las autoridades ecuatorianas han denunciado en reiteradas ocasiones las intervenciones de EE.UU. en sus asuntos internos e incluso externos, y han acusado al país norteamericano de violar la soberanía del país latinoamericano, además de apoyar a la oposición para desestabilizar la nación y derrocar a Correa.

En julio de 2015, la asambleísta ecuatoriana María Augusta Calle reveló que EE.UU. destinó 2 mil millones de dólares para desestabilizar a los países de América Latina, mientras denunció que los actos de desestabilización frente a las propuestas de redistribución de la riqueza, mediante las leyes de herencia y plusvalía, son el fruto de esta financiación.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Enlaces