Este sitio Web está interrumpido. Nos cambiamos a Parstoday spanish
Martes, 23 Febrero 2016 20:21

EEUU conspiró contra Morales por temer “nacionalismo de recursos” en América Latina

EEUU conspiró contra Morales por temer “nacionalismo de recursos” en América Latina
Estados Unidos conspiró contra el Gobierno del presidente boliviano, Evo Morales, por temer a la idea de la nacionalización de los recursos naturales “no solo en Bolivia, sino en todo el continente”.

“Desde el principio a EE.UU. le desagradó la idea de que se nacionalizaran los recursos naturales no solo en Bolivia, sino en todo el continente.

Los dirigentes de Washington temían a lo que ellos llaman el 'nacionalismo de recursos' (resource nationalism, en inglés). En la Casa Blanca esta expresión está censurada. Vemos que estos temores se convirtieron en la principal motivación para EE.UU.”, ha afirmado este martes Eirik Vold, un especialista noruego del portal Web Wikileaks, la célebre página de filtraciones.

En una entrevista concedida a la agencia rusa de noticias Sputnik, Vold ha señalado que el objetivo principal del país norteamericano podría ser también Venezuela, además de aludir a un mensaje diplomático titulado: “Para recuperar el poder en América Latina es necesario derrotar a Hugo Chávez (fallecido presidente venezolano)”.

“Por eso, el proyecto estadounidense fue previsto para toda la región, y no solo para Bolivia”, ha señalado, mientras ha agregado que “hablamos de una región con la mayor concentración de recursos naturales en el planeta” a la cual los estadounidense llaman su “patio trasero”.

Asimismo, ha revelado: “EE.UU. trató de chantajear a Morales para que no realizara cambios en la política económica del país. Morales quería nacionalizar los hidrocarburos. Al conocer sus intenciones, el Estado norteamericano le amenazó.”

En declaraciones ofrecidas el pasado jueves en una conferencia, Vold reveló que 1502 documentos sobre Bolivia, fechados de 2006 a 2009 y obtenidos por Wikileaks, reflejan varios casos de intromisión de Washington en los asuntos internos del país andino desde que Morales llegara al poder en 2006; además informó que, de acuerdo con lo que recoge uno de los documentos, EE.UU. estaba al tanto de un posible magnicidio contra Morales en el año 2008 e incluso de un golpe de Estado.

El periodista e investigador noruego ha explicado al reportero de Sputnik que los datos desclasificados sacaron a la luz que dichos complots no se llevaron a cabo, ya que la embajada estadounidense en Bolivia “consideró necesario elaborar un plan en caso de un golpe de Estado o del asesinato de Morales.”

En los documentos, ha proseguido, no se destaca el apoyo de Washington al homicidio de Morales o sus intentos de favorecerlo, pero sí aclaran que las agrupaciones, respaldadas política y económicamente por EE.UU., eran lo suficientemente agresivas para que en la Casa Blanca no descartaran el posible magnicidio del presidente boliviano.

Respondiendo a la reportera sobre la reacción de EE.UU. al respecto, Vold ha denunciado que la estrategia norteamericana "se basa en el rechazo completo a responder a las declaraciones de Wikileaks. Washington actúa de dos maneras: persigue implacablemente a los que publican la información, como en los casos de (Julian) Assange", y busca respaldo "en la amistosa prensa occidental, que no hace nada ni investiga las denuncias de Wikileaks cuando estas contradicen la política exterior de EE.UU."

No es la primera vez que se conoce que Estados Unidos ha buscado injerir en América Latina e intentado desestabilizar la zona mediante el apoyo y financiamiento de la oposición en países como Venezuela, Ecuador y Bolivia.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar