Domingo, 24 Junio 2012 05:19

Enfrentamiento entre partidarios y opositores al diálogo nacional en El Líbano

En condiciones en que el Movimiento de la Resistencia Islámica de El Líbano, Hezbola, y algunos otros partidos políticos de este país insisten en la necesidad de  celebrar el diálogo nacional y solucionar las discrepancias lejos del ambiente tenso que domina el país, los opositores al gobierno libanés, con el apoyo de sus partidarios árabes, occidentales y sionistas, pretenden aumentar la tensión en este país y hacer fracasar el plan del diálogo nacional.

 

 Los responsables de Hezbola y del movimiento Amal, tras una reunión en Beirut, la capital libanesa, publicaron el sábado  un comunicado conjunto en el que instan a los grupos y corrientes libaneses a alejarse del ambiente tenso y especificaron que los enemigos pretenden dañar al pueblo de este país y, por eso, tienen que elegir el camino del diálogo y la solución de las discrepancias internas.

Mientras tanto, el representante de la facción de  lealdad a la resistencia de El Líbano en el parlamento de este país hizo hincapié el sábado en que el Hezbola está dispuesto a dialogar sobre todos los asuntos. Además, al criticar a algunos grupos libaneses que crean obstáculos para la celebración de las conversaciones nacionales, manifestó que estos grupos sin considerar la seguridad nacional de El Líbano dan pasos en dirección de los intereses del régimen sionista.

Las fuentes noticieras también han confirmado el análisis de Hezbola y de otros partidos políticos libaneses en relación con el esfuerzo de algunos partidos por apoyar los intereses del régimen sionista y, a este respecto, han informado del esfuerzo de Saad Hariri y Samir Yaya para crear disturbios en el El Líbano.

El periódico libanés Al Safir escribió que los miembros del grupo 14 de Marzo han decidido estar presenten en los diálogos del lunes solamente con el titulo de estudiar el caso de armas especialmente en relación con la resistencia.  La página Web de noticias Anajil anunció que Saad Hariri, líder del ala occidental del 14 de Marzo, y Samir Yaya, presidente del partido de las fuerzas libanesas conocidas como Los Falangistas, tratan de crear disturbios entre el ejército y los refugiados  palestinos para que las fuerzas libanesas no protejan las fronteras comunes con Siria. Mientras tanto, Yaya, en un diálogo con el diario Al Safir consideró de poca importancia los diálogos nacionales que se celebran por la invitación del presidente de El Líbano, Michel Suleiman, y anunció que no participará en dicha concertación.

Los informes publicados en relación con las actividades de Hariri y Yaya muestran que ellos, defensores del Occidente, con la ayuda de Arabia Saudí, el régimen sionista y EE.UU. persiguen dos objetivos importantes. El primero, dedicar el gobierno libanés a las discrepancias y tensiones internas e impedir el éxito del mandato de Suleiman en el abastecimiento de la seguridad de las fronteras con Siria para que, así, las armas y otros equipamientos se pongan a disposición de los grupos armados opositores al gobierno sirio. Y, el segundo objetivo, crear disturbios en El Líbano para debilitar el gobierno a fin de preparar el terreno hacia un cambio político y el regreso al poder que un gobierno bajo las órdenes de Arabia Saudí, Catar, el régimen sionista y EE.UU.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Enlaces