Este sitio Web está interrumpido. Nos cambiamos a Parstoday spanish
Programas
En el nombre de Dios todopoderoso. Saludos cordiales a todos ustedes estimados oyentes de la voz exterior de la República Islámica de Irán. Estamos con ustedes con otro programa más de la serie de artículos titulados Camino hacia la luz donde fácilmente comentaremos las aleyas del sagrado Corán.
En el nombre de Dios todopoderoso. Saludos cordiales a todos ustedes estimados oyentes de la voz exterior de la República Islámica de Irán. Estamos con ustedes con otro programa más de la serie de artículos titulados Camino hacia la luz donde fácilmente comentaremos las  aleyas del sagrado Corán.   Comenzaremos el programa escuchando las aleyas 10 y 11 de la sura La Adoración: وَقَالُوا أَإِذَا ضَلَلْنَا فِي الْأَرْضِ أَإِنَّا لَفِي خَلْقٍ جَدِيدٍ بَلْ هُمْ بِلِقَاءِ رَبِّهِمْ كَافِرُونَ   Dicen: Cuando nos hayamos perdido en la tierra, es verdad que ¿se nos creará de nuevo? No, no creen en el encuentro de su Señor. (10:32)   قُلْ يَتَوَفَّاكُمْ مَلَكُ الْمَوْتِ الَّذِي وُكِّلَ بِكُمْ ثُمَّ إِلَى رَبِّكُمْ تُرْجَعُونَ   Di: El ángel de la muerte, encargado de vosotros, os llamará y, luego, seréis devueltos a vuestro Señor. (11:32) En el programa anterior, les hablamos sobre la manera de la creación de las personas. Estas aleyas mencionan la muerte del ser humano e indican que los opositores en el día de la Resurrección dicen: cuando una persona muere y se encuentra dentro de la tierra, todos los órganos de su cuerpo se dañan y destruyen; después no queda nada de ella para que resucite aquel grandioso día.   Dios en repuesta dice: lo que se va dentro de la tierra y se convierte en polvo, solo es el cuerpo del hombre, pero a la hora de la muerte, los ángeles reviven su espíritu. Y en el día de la Resurrección, este espíritu se junta a un cuerpo igual a uno mundano. De esta manera, aquel hombre que ha resucitado otra vez, se presenta ante el tribunal divino. De estas aleyas aprendemos que: Primero: La resurrección es física, algo que los opositores rechazaban. Y segundo: la realidad de cada persona es su espíritu no su cuerpo. Por eso, con la destrucción de una parte del cuerpo como las manos, los pies y los ojos, la persona no siente que ha perdido una parte de su ser, ya que su identidad no sufre ningún daño.   Ahora escucharán la aleya 12 de la sura La Adoración: وَلَوْ تَرَى إِذِ الْمُجْرِمُونَ نَاكِسُو رُءُوسِهِمْ عِنْدَ رَبِّهِمْ رَبَّنَا أَبْصَرْنَا وَسَمِعْنَا فَارْجِعْنَا نَعْمَلْ صَالِحًا إِنَّا مُوقِنُونَ   Si pudieras ver a los pecadores, cabizbajos ante su Señor: ¡Señor! ¡Hemos visto y oído! ¡Haznos volver para que hagamos obras buenas! ¡Estamos convencidos! (12:32)   Las aleyas anteriores explicaban sobre la medida de los opositores basada en rechazar el día de la Resurrección. Esta aleya en palabras dirigidas al profeta y los creyentes dice: deseaba que vean que estos mismos culpables están cabizbajos ante su Señor en aquel Día y solicitan regresar al mundo mientras que, su petición no será acepta. Ellos al ver el paraíso y el infierno y oír los gritos de los habitantes de la gehena dicen: ¡oh Dios! No rechazamos el día de la Resurrección, ya que lo hemos visto y oído con nuestros ojos y orejas. Pero, esta confesión es tardía y no tiene ningún beneficio para ellos.   Dios dice a los pecadores: ¿no escucharon las palabras de los profetas en el mundo y no vieron sus milagros? ¿Porqué no atendieron sus advertencias y recomendaciones? ¿No pensaban que sus palabras eran las correctas? ¿Tenían algún motivo para rechazar sus palabras lógicas? O ¿las rechazaban para alcanzar sus peticiones mundanas y sus pasiones para que así, puedan ser libres en todos los aspectos y tengan una vida alegre. De esta aleya aprendemos que: Primero: El día de la Resurrección es el día de la vergüenza de los pecadores y opositores. Será el juicio para aquellas personas que en el mundo mundano humillaban a los creyentes y les consideraban ignorantes. Segundo: los creyentes son inteligentes y en este mundo, están seguros de la llegada del día de la Resurrección, del infierno y del paraíso, pero los opositores entenderán esta verdad el día de la Resurrección. Ya que, aquel Día será el Día del descubrimiento de las realidades y abrirán sus ojos y orejas. Y tercero: Lo que provocará la salvación de los creyentes en el día de la Resurrección, es ser bondadoso en este mismo mundo.   Ahora escucharemos las aleyas 13 y 14 de la sura de La Adoración: وَلَوْ شِئْنَا لَآتَيْنَا كُلَّ نَفْسٍ هُدَاهَا وَلَكِنْ حَقَّ الْقَوْلُ مِنِّي لَأَمْلَأَنَّ جَهَنَّمَ مِنَ الْجِنَّةِ وَالنَّاسِ أَجْمَعِينَ     Si hubiéramos querido, habríamos dirigido a cada uno. Pero se ha realizado Mi sentencia: ¡He de llenar la gehena de genios y de hombres, de todos ellos! (13:32)     فَذُوقُوا بِمَا نَسِيتُمْ لِقَاءَ يَوْمِكُمْ هَذَا إِنَّا نَسِينَاكُمْ وَذُوقُوا عَذَابَ الْخُلْدِ بِمَا كُنْتُمْ تَعْمَلُونَ ¡Gustad, pues, por haber olvidado que os llegaría este día! Nosotros también os hemos olvidado. ¡Gustad el castigo eterno por lo que habéis hecho! (14:32)   Estas aleyas insisten en que la orientación es voluntaria y dicen: Dios ha propiciado el terreno para orientar a todas las personas a través de los profetas, libros celestiales, la razón y lógica. Pero, las personas son libres de aceptar o no esta orientación. Dios y sus enviados no obligan al pueblo a aceptar la fe. Mientras tanto, es natural que cada persona que no acepte la orientación divina, se desvíe del camino recto y se encuentre en un camino equivocado que el final del camino será el infierno. A este respecto, los profetas son iguales que los maestros que enseñan a sus estudiantes, pero no los obliga a estudiar. Es natural que los alumnos flojos sean descalificados al final del año y en esta misma vida mundana, se privan de la mayoría de los privilegios.   Algunas personas dicen: ¿cómo es posible que Dios Misericordioso queme a sus seres creados en el fuego del infierno? Estas aleyas rechazan estas creencia infundada y dicen: la misericordia de Dios es hasta que la persona no se prive de la recepción de la bendición divina. Esta bendición es hasta cuando el culpable se arrepienta de sus actos ya que, Dios es muy benévolo y compasivo. Pero, una persona pecadora que continuamente insiste en el pecador y sigue siendo corrupta y no piensa en arrepentirse ni reformar sus actos, no deja ningún camino para la recepción de la bendición divina para que se salve del castigo. Estas personas son igual que alguien que está en una horrible cima; tanto que los demás le recomiendan que es un lugar peligroso, pero no atiende y continua su camino incorrecto hasta que cae en la profundidad del valle. De estas aleyas aprendemos que: Primero: La orientación divina es voluntaria no obligatoria. Ya que, la fe forzosa no tiene ningún valor. Segundo: La amplia bendición divina, no impide que no se enfrente a opositores y culpables. Tercero: Dios nunca olvida a ninguno de sus seres; excepto cuando una persona quiera que Él le olvide. Y cuarto: Olvidar la Resurrección, es la raíz de los pecados y actos criminales y provoca que la persona sufra un duro castigo.   Queridos oyentes, finalizado el tiempo de nuestro programa de hoy, nos despedimos de todos ustedes hasta una nueva emisión y esperamos sus opiniones y propuestas al respecto.  
En el nombre de Dios. Estamos con ustedes con otro programa más de la serie de artículos titulados Camino hacia la luz donde comentaremos con facilidad las aleyas del sagrado Corán.
En el nombre de Dios. Estamos con ustedes con otro programa más de la serie de artículos titulados Camino hacia la luz donde comentaremos con facilidad las aleyas del sagrado Corán.
Viernes, 18 Noviembre 2016 15:32

Sura Luqmān (Luqman), versos 29-34(Parte:738)

En el nombre de Dios. Bienvenidos a nuestro programa "Camino hacia la Luz" en el cual le presentamos una explicación fluida y fácil de entender las aleyas del Sagrado Corán.
Viernes, 18 Noviembre 2016 15:19

Sura Luqmān (Luqman), versos 25-28(Parte:737)

En el nombre de Dios. Bienvenidos a nuestro programa "Camino hacia la Luz" en el cual le presentamos una explicación fluida y fácil de entender de las aleyas del Sagrado Corán.
Jueves, 10 Noviembre 2016 15:20

Sura Luqmān (Luqman), versos 20-24(Parte:736)

En el nom bre de Dios. Bienvenidos a nuestro programa "Camino hacia la Luz" en el cual le presentamos una explicación fluida y fácil de entender de las aleyas del Sagrado Corán.
Jueves, 10 Noviembre 2016 15:08

Sura Luqmān (Luqman), versos 17-19(Parte:735)

En el nombre de Dios. Estamos con ustedes con otro programa más de la serie de artículos titulados Camino hacia la luz donde conocerán los comentarios de las aleyas del sagrado Corán.
En el nombre de Dios. Bienvenido a nuestra serie de artículos titulados "Camino hacia la luz@, donde explicaremos las aleyas del sagrado Corán.
En el nombre de Dios, todopoderoso, bienvenidos a otro programa más de la serie de artículos titulados Camino hacia la Luz, donde explicaremos las aleyas del sagrado Corán.
En el nombre de Dios. Estamos con ustedes con otro programa más de la serie de artículos titulados Camino hacia la Luz donde conocerán los comentarios de las aleyas del sagrado Corán.
Sábado, 29 Octubre 2016 13:17

Sura Luqmān (Luqman), versos 1-6(Parte:731)

Estamos con ustedes con otro programa más de la serie de artículos titulados Camino hacia la Luz donde conocerán los comentarios de las aleyas del sagrado Corán. En el programa anterior finalizamos la sura de Los Bizantinos, en esta emisión comenzaremos con la sura de Luqman, que contiene 34 aleyas, fue revelada en La Meca. Comienza afirmando la sabiduría del Corán, y ofrece perlas de la sabiduría narradas por Luqman. También menciona algunas virtudes de los creyentes; menciona sus signos en la creación de los cielos, la tierra y todo tipo de seres vivos, además acentúa la necesidad esencial de los seres humanos de la Religión de Dios; y termina indicando que algunos asuntos no pueden ser conocidos por el ser humano. Iniciaremos el programa escuchando las aleyas 1, 2 y 3 de la sura de Luqman: الم   lm. (1:31)   تِلْكَ آيَاتُ الْكِتَابِ الْحَكِيمِ Estas son las aleyas de la Escritura sabia, (2:31)   هُدًى وَرَحْمَةً لِلْمُحْسِنِينَ como dirección y misericordia para quienes hacen el bien. (3:31) Veintinueve suras del sagrado Corán se inician con alfabeto y la sura de Luqman es una de ellas. Estos alfabetos muestran la grandeza del Corán, que se ha creado de éstas, mientras tanto, se considera un milagro ya que nadie ha sido capaz de traer algo similar como este Libro celestial. Un libro que sus aleyas en esta sura y en otras están llenas de recomendaciones útiles que han sido reveladas por parte del Creador del mundo y cuentan con estabilidad suficiente. No tiene ninguna palabra infundada, está lejos de cualquier superstición, no dice nada salvo la palabra justa y solo invita hacia el camino recto. Aun que el Corán ha sido revelado para orientar a todas las personas, sin embargo solamente los benévolos serán quienes gocen de su orientación. Pero no a los opositores e impuros, los que no están dispuestos a oír y leer las aleyas coránicas o si las oyen o leen, su espíritu ya está tan contaminados que niegan lo justo y lo rechazan. De estas aleyas aprendemos que: Primero: La orientación del pueblo tiene que ser con base en la sabiduría y unida a motivos estables. Por esta misma razón, el Corán se considera el Libro celestial. Y segundo: La orientación el pueblo tiene que ser unida con la bendición y amabilidad para que deje mucha influencia en ellos. Ahora escucharán las aleyas 4 y 5 de la sura de Luqman: الَّذِينَ يُقِيمُونَ الصَّلَاةَ وَيُؤْتُونَ الزَّكَاةَ وَهُمْ بِالْآخِرَةِ هُمْ يُوقِنُونَ   Que hacen la azalá, dan el azaque y están convencidos de la otra vida. (4:31)     أُولَئِكَ عَلَى هُدًى مِنْ رَبِّهِمْ وَأُولَئِكَ هُمُ الْمُفْلِحُونَ Esos tales están dirigidos por su Señor, ésos son los que prosperarán. (5:31) Estas aleyas primeramente describen la palabra de los bondadosos, es decir: quienes hacen el bien. En realidad, la benevolencia tiene dos aspectos prácticos y uno de creencia. Su aspecto práctico consiste en el rezo y el azaque y su aspecto de creencia es tener fe en el otro mundo. Fundamentalmente en la cultura religiosa, la oración no está lejos de estudiar la situación del pueblo y estos dos asuntos se completan. Lamentablemente, en el mundo de hoy, hay mucha gente que va a las mezquitas, realiza el rezo y da el azaque, sin embargo no se preocupa de la situación de los pobres y necesitados de la sociedad y piensa que sus oraciones son suficientes. Por otra parte, un grupo que piensa en la erradicación de los problemas de los necesitados, sin embargo desatiende las órdenes religiosas, el rezo y la oración. Esta aleya dice: gozarán de la orientación especial divina y alcanzarán la prosperidad verdadera quienes además de pagar el azaque y ayudar a los demás, obedezcan a su Creador y consideren el otro mundo en la realización de sus actos mundanos. De estas aleyas aprendemos que: Primero: En la cultura religiosa, el rezo y el azaque vienen juntos. El comportamiento permanente de los creyentes debe ser siempre realizar el rezo y pagar el azaque. Segundo: Un verdadero benévolo es alguien que tanto piense en el pueblo y se esfuerce por solventar sus problemas como en el crecimiento espiritual de sí mismo. Y tercero: La prosperidad verdadera se obtiene después de tener fe en Dios y en el día de la Resurrección y realizar los deberes religiosos como el rezo y el azaque. La fe sin acto o el acto sin fe no son eficaces. Ahora escucharán la aleya 6 de la sura de Luqman: وَمِنَ النَّاسِ مَنْ يَشْتَرِي لَهْوَ الْحَدِيثِ لِيُضِلَّ عَنْ سَبِيلِ اللَّهِ بِغَيْرِ عِلْمٍ وَيَتَّخِذَهَا هُزُوًا أُولَئِكَ لَهُمْ عَذَابٌ مُهِينٌ     Hay entre los hombres quien compra historias divertidas para, sin conocimiento, extraviar a otros del camino de Alá y para tomarlo a burla. Quienes tal hagan, tendrán un castigo humillante. (6:31) Esta aleya menciona uno de los más importantes elementos que desvía a las personas, es decir: la palabra infundada. En los libros históricos leemos que algunos comerciantes árabes viajaban a unas regiones como Irán y aprendían diferentes fábulas como Rostam y Esfandyar y el destino de los reyes persas. Ellos después de regresar a La Meca, reunían al pueblo y les decían: si Mohamad les narra el destino del pueblo de Add y Tamud, nosotros también les narramos unos cuentos más atractivos. De esta manera, ellos se esforzaban por alejar al pueblo del profeta del Islam y de oír las aleyas coránicas. Asimismo, unas mujeres cantaban poemas amorosos y canciones seductoras, y alejaban al pueblo de las enseñanzas del profeta del Islam y de escuchar sus hermosas aleyas coránicas. Además se burlaban del Hazrat Mohamad (saludos sean para él y su familia) y le consideraban inhabilitado. Esta aleya dice: quienes de cualquier forma posible, alejan al pueblo del camino divino y sin dar alguna razón lógica y documentada, consideran infundadas las aleyas divinas y se burlan de ellas, sufrirán un castigo duro que conlleva su desprecio en este y otro mundo. De esta aleya aprendemos que: Primero: Cualquier palabra divertida -con canción o sin canción- que aleje al pueblo del camino recto y provoque su desviación, será reprochado por la religión. Segundo: Uno de los elementos de la desviación del pueblo, especialmente de los jóvenes, es escuchar canciones que sus melodías y letras son inconvenientes que solo provocan su alejamiento a Dios, y sufrir las pasiones mundanas. Y tercero: El enemigo para luchar contra los pensamientos islámicos, goza ampliamente de los instrumentos culturales y los propaga en diferentes marcos artísticos como películas, teatro y música en la sociedad. Queridos oyentes, finalizado el programa de hoy, nos despedimos de todos ustedes hasta una nueva emisión y esperamos sus opiniones y propuestas al respecto. Estamos con ustedes con otro programa más de la serie de artículos titulados Camino hacia la Luz donde conocerán los comentarios de las  aleyas del sagrado Corán.   En el programa anterior finalizamos la sura de Los Bizantinos, en esta emisión  comenzaremos con la sura de Luqman, que contiene 34 aleyas, fue revelada en La Meca. Comienza afirmando la sabiduría del Corán, y ofrece perlas de la sabiduría narradas por Luqman. También menciona algunas virtudes de los creyentes; menciona sus signos en la creación de los cielos, la tierra y todo tipo de seres vivos, además acentúa la necesidad esencial de los seres humanos de la Religión de Dios; y termina indicando que algunos asuntos no pueden ser conocidos por el ser humano.  Iniciaremos el programa escuchando las aleyas 1, 2 y 3 de la sura de Luqman: lm. Estas son las aleyas de la Escritura sabia, como dirección y misericordia para quienes hacen el bien. Veintinueve suras del sagrado Corán se inician con alfabeto y la sura de Luqman es una de ellas. Estos alfabetos muestran la grandeza del Corán,  que se ha creado de éstas, mientras tanto, se considera un milagro ya que nadie ha sido capaz de traer algo similar como este Libro celestial. Un libro que sus aleyas en esta sura y en otras están llenas de recomendaciones útiles que han sido reveladas por parte del Creador del mundo y cuentan con estabilidad suficiente. No tiene ninguna palabra infundada, está lejos de cualquier superstición, no dice nada salvo la palabra justa y solo invita hacia el camino recto. Aun que el Corán ha sido revelado para orientar a todas las personas, sin embargo solamente los benévolos serán quienes gocen de su orientación. Pero no a los opositores e impuros, los que no están dispuestos a oír y leer las aleyas coránicas o si las oyen o leen, su espíritu ya está tan contaminados que niegan lo justo y lo rechazan.   De estas aleyas aprendemos que: Primero: La orientación del pueblo tiene que ser con base en la sabiduría y unida a motivos estables. Por esta misma razón, el Corán se considera el Libro celestial. Y segundo: La orientación el pueblo tiene que ser unida con la bendición y amabilidad para que deje mucha influencia en ellos.   Ahora escucharán las aleyas 4 y 5 de la sura de Luqman: Que hacen la azalá, dan el azaque y están convencidos de la otra vida. Esos tales están dirigidos por su Señor, ésos son los que prosperarán. Estas aleyas primeramente describen la palabra de los bondadosos, es decir: quienes hacen el bien. En realidad, la benevolencia tiene dos aspectos prácticos y uno de creencia. Su aspecto práctico consiste en el rezo y el azaque y su aspecto de creencia es tener fe en el otro mundo. Fundamentalmente en la cultura religiosa, la oración no está lejos de estudiar la situación del pueblo y estos dos asuntos se completan. Lamentablemente, en el mundo de hoy, hay mucha gente que va a las mezquitas, realiza el rezo y da el azaque, sin embargo no se preocupa de la situación de los pobres y necesitados de la sociedad y piensa que sus oraciones son suficientes.   Por otra parte, un grupo que piensa en la erradicación de los problemas de los necesitados, sin embargo desatiende las órdenes religiosas, el rezo y la oración. Esta aleya dice: gozarán de la orientación especial divina y alcanzarán la prosperidad verdadera quienes además de pagar el azaque y ayudar a los demás, obedezcan a su Creador y consideren el otro mundo en la realización de sus actos mundanos. De estas aleyas aprendemos que: Primero: En la cultura religiosa, el rezo y el azaque vienen juntos. El comportamiento permanente de los creyentes debe ser siempre realizar el rezo y pagar el azaque. Segundo: Un verdadero benévolo es alguien que tanto piense en el pueblo y se esfuerce por solventar sus problemas como en el crecimiento espiritual de sí mismo. Y tercero: La prosperidad verdadera se obtiene después de tener fe en Dios y en el día de la Resurrección y realizar los deberes religiosos como el rezo y el azaque. La fe sin acto o el acto sin fe no son eficaces.   Ahora escucharán la aleya 6 de la sura de Luqman: Hay entre los hombres quien compra historias divertidas para, sin conocimiento, extraviar a otros del camino de Alá y para tomarlo a burla. Quienes tal hagan, tendrán un castigo humillante.   Esta aleya menciona uno de los más importantes elementos que desvía a las personas, es decir: la palabra infundada. En los libros históricos leemos que algunos comerciantes árabes viajaban a unas regiones como Irán y aprendían diferentes fábulas como Rostam y Esfandyar y el destino de los reyes persas. Ellos después de regresar a La Meca, reunían al pueblo y les decían: si Mohamad les narra el destino del pueblo de Add y Tamud, nosotros también les narramos unos cuentos más atractivos. De esta manera, ellos se esforzaban por alejar al pueblo del profeta del Islam y de oír las aleyas coránicas.   Asimismo, unas mujeres cantaban poemas amorosos y canciones seductoras, y alejaban al pueblo de las enseñanzas del profeta del Islam y de escuchar sus hermosas aleyas coránicas. Además se burlaban del Hazrat Mohamad (saludos sean para él y su familia) y le consideraban inhabilitado. Esta aleya dice: quienes de cualquier forma posible, alejan al pueblo del camino divino y sin dar alguna razón lógica y documentada, consideran infundadas las aleyas divinas y se burlan de ellas, sufrirán un castigo duro que conlleva su desprecio en este y otro mundo.   De esta aleya aprendemos que: Primero: Cualquier palabra divertida -con canción o sin canción- que aleje al pueblo del camino recto y provoque su desviación, será reprochado por la religión. Segundo: Uno de los elementos de la desviación del pueblo, especialmente de los jóvenes, es escuchar canciones que sus melodías y letras son inconvenientes que solo provocan su alejamiento a Dios, y sufrir las pasiones mundanas. Y tercero: El enemigo para luchar contra los pensamientos islámicos, goza ampliamente de los instrumentos culturales y los propaga en diferentes marcos artísticos como películas, teatro y música en la sociedad.   Queridos oyentes, finalizado el programa de hoy, nos despedimos de todos ustedes hasta una nueva emisión y esperamos sus opiniones y propuestas al respecto.
En el nombre de Dios. Estamos con ustedes con otro programa más de la serie de artículos titulados "Camino hacia la Luz" donde conocerán los comentarios de las aleyas del sagrado Corán.
En el nombre de Dios. Estamos con ustedes con otro programa más de la serie de artículos titulados Camino hacia la Luz donde conocerán los comentarios de las aleyas del sagrado Corán.
En el nombre de Dios todopoderoso. Saludos cordiales a todos ustedes estimados oyentes de la voz exterior de la República Islámica de Irán.
Página 1 de 8346

Enlaces