Este sitio Web está interrumpido. Nos cambiamos a Parstoday spanish
Miércoles, 30 Octubre 2013 00:00

El nuevo cine iraní(55)

Saludos a todos ustedes estimados oyentes. Estamos con otro programa más de la serie El nuevo cine iraní. En esta oportunidad les presentaremos uno de los personajes del escenario del cine documental, Seyed Morteza Awini.

 

El mártir Awini, es una de las caras famosas del arte y el cine iraní después de la revolución islámica. Según Awini "No nos extraña que los que se sienten comprometidos moralmente con su trabajo artístico, tengan más tendencia hacia el cine documental, ya que este tipo de cine está enriquecido de factores como sinceridad y del compromiso ante la verdad."

Seyed Morteza Awini nació en el año 1326 de la hégira solar (1947) en la ciudad de Rey, localizada en el sur de Teherán. Le encantaba desde niño el arte, recitaba poemas, escribía cuentos y artículos e incluso pintaba. Cuando terminó el colegio, empezó a estudiar  la carrera de Arquitectura en la Facultad de las Bellas Artes de la Universidad de Teherán y, a la vez, investigaba sobre literatura, poesía, música y pintura y, también, era socio de los círculos culturales y de arte.

Tras la victoria de la Revolución Islámica de Irán en 1979 y la formación de la Yihad de la Construcción decretado por el Hazrat Imam Jomeini (P), Awini se hizo socio en ella (en la Yihad de la Construcción) y, se fue a los pueblos alejados de Irán y a las regiones aisladas de este país para ayudar a los campesinos. Allí, se dio cuenta de cuánto había sufrido este estrato de la comunidad iraní por la opresión del régimen pasado de Irán. Por lo cual se dedicó a producir documentales para dicha entidad (la Yihad de la Construcción) y, estrenó la primera serie televisiva titulada "Los sufridos". Awini, en esta serie televisiva, además de que se solidarizaba  con los habitantes pobres de los pueblos, también solicitaba más la atención hacia ellos.

Awini a lo largo de su fructífera vida dirigió más de cien documentales y, se dedicó muchos años a las actividades culturales y de arte en la entidad del Organismo de la Difusión islámica, también era director de una revista mensual de arte llamada "Sureh" y otras publicaciones de dicha revista.

El conjunto de sus artículos cinematográficos llamado Espejo mágico y los libros tales como El principio del fin, Conquista de sangre, Descripción de luz en las poemas del Hazrat Imam Jomeini (P), Remolino del Satanás y decenas más de los artículos en cuanto a los asuntos culturales, el arte, la filosofía y la política, todos son  obras escritas de Awini. El libro Espejo mágico es una de sus obras valiosas que contiene sus nuevas teorías y puntos de vistas sobre el cine.

Morteza Awini, tras producir unos documentales sobre la gente pobre de los pueblos, se unió al grupo televisivo Yihad y se puso en marcha la serie de Las crónicas de victoria.

Awini, murió el 20 de farvardin de 1372 de la hégira solar (9 de abril de 1993) al pisar una mina que había quedado de la guerra entre Irán e Irak en la región de Faqueh, al suroeste de Irán. Los poetas, escritores y los artistas, propusieron denominar el día de su martirio como el día del Arte de la revolución Islámica.

Las crónicas de victoria es el título de un documental que trata sobre los acontecimientos militares y políticos durante 8 años de la invasión del Ejército de Saddam, contra Irán. El documental producido por Awini comenzó al principio de la guerra impuesta y continuó hasta la muerte del cineasta, y era difundido diariamente por el canal 1 de la televisión. El documental estudiaba los acontecimientos reales, en el cual también entrevistaban a los soldados iraníes. La serie incluía 5 capítulos, en la cual cada programa relataba una de las operaciones de las fuerzas iraníes tales como las operaciones de Walfayr, Karbala 1, Karbala 5, Karbala 10, ciertas operaciones en el oeste del país y los acontecimientos político-culturales del años 1366 (1987).

Awini había combinado, de una forma exclusiva, la enunciación y las imagines en sus documentales. Sabemos que la cámara suele relatar en la guerra las realidades amargas. Aunque el documental Las crónicas de victoria de Awini representaba dicha amargura, también brindaba la esperanza y el honor, de tal manera que, los interlocutores envidiaban por no estar presente en un ámbito tan espiritual.

Todos los expertos y críticos del cine consideran Las crónicas de victoria como un documental importante histórico y sin precedentes en Irán. Awina relata los acontecimientos en la obra como si fuera el mismo está presente en el escenario de la batalla y analiza la valentía de sus amigos y de los soldados, y la cámara como si fueran sus ojos persigue constantemente a los soldados. En el documental se ve que el cineasta saluda a los soldados y les pregunta sobre lo que sienten y, a la vez, relata su propia sensación con un lenguaje literario y muy afectuoso.

Una de las características destacadas en las obras de Seyed Morteza Awini es la seria mirada que mantiene respecto a los interlocutores. Opinaba que antes que nada debía conocer al interlocutor y, luego producir la obra, para así, poder comunicarse con ellos. En la misma línea, Awini aplicaba la técnica para representar lo que creían conjuntamente tanto él como sus interlocutores. En realidad, Awini pretendía nacionalizar la técnica del cine, lo cual es diferente en cada cultura y situación. Por eso, muchos de los críticos llaman su teoría como el lenguaje nacional del cine, lo cual también es llamado como el cine religioso.

La serie de Las crónicas de victoria,  divididas en 98 partes se estrenó a pedido de los interlocutores, varias veces por televisión.

Una de las cineastas persas, Ensieh Shah-Hosseini, dijo que el secreto del existo del documental de Awini se encuentra en que él narraba los acontecimientos con su propia voz, y quizá sin ella, el documental no tendría diferencia alguna con otros. Además, las crónicas de victoria representan la cultura de Ashura (el levantamiento del nieto del gran profeta del Islam) y aunque ninguna ya no se repitan pero siempre serán eternas.

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Enlaces