Este sitio Web está interrumpido. Nos cambiamos a Parstoday spanish
Viernes, 17 Enero 2014 15:34

El nuevo cine iraní (62)

Saludos a todos ustedes usuarios oyentes. Cuando hablamos del cine o en general del arte, algunos evitan estudiar su relación con la economía.

Mientras que, aparte de los aspectos intelectuales e iniciativos de cada rama artística, crear el arte mantiene una relación muy estrecha con la economía.

En este programa, para conocer mucho mejor el cine actual de Irán, les contaremos en breve sobre la economía del cine iraní y también sobre sus productores. Pero, antes analizaremos el papel de la economía en el cine del mundo.

Les invitamos a escuchar el programa de hoy.

Entre diversos tipos de arte, el cine desempeña un papel importante en el escenario de la economía de todos los países. Aparte de los aspectos culturales y políticos, el aspecto económico del cine también juega un papel determinante en el proceso de producir obras. El cine, en realidad, está formado por un conjunto de cadenas unidas entre sí, es decir, la sala, el interlocutor y el ingreso. La importancia de éste último no solo es para los involucrados del cine, sino también para los gobiernos que le prestan una atención particular. De tal manera que, en ciertos países, sobre todo, en las superpotencias económicas del mundo, los productos cinematográficos reciben una considerable cuota de los Productos Brutos Internos (PBI).

Por ejemplo, la industria del cine de la India, Bollywood, como una de las mayores de su tipo en el mundo, ocupa anualmente la primera posición por la cantidad de obras producidas. Hasta la fecha, la India ha realizado más de 900 películas. Los productos de Bollywood o el centro de las películas comerciales de la India son muy populares tanto en este mismo país como en otros países, sobre todo, en los países de la región. También, la India ha tomado medidas particulares para atraer la inversión extranjera en la industria del cine del país.

El principal ingreso del cine indio se abastece a través de un gran número de los amantes del cine, los cuales gustan de los productos de su propio país.

Pero, el ingreso logrado por las obras del cine norteamericano ocupa la primera posición. En 2012, el ingreso de la industria del cine norteamericano alcanzó a 10 mil 807 millones de dólares, el cual ha crecido 6.5% con respecto a 2011. Desde luego, dicho ingreso ha sido el resultado del cine de EE.UU., Canadá y México.

El cine norteamericano Hollywood tras el de Bollywood, con una producción anual entre 700 a 1000 películas, es la segunda industria cinematográfica del mundo. Pero, antes que nada, Hollywood es una forma industrial de los productos culturales y, según Edward Jay Epstein escritor del libro “The Economist Hollywood: la realidad financiera oculta detrás de las películas”: “Hollywood es una máquina que fabrica dinero”.

Irán es uno de los 30 países que cuenta con la industria del cine en el mundo y, cada año, produce entre 70 y 100 películas y se encuentra entre los 5 a 15 países del mundo en la producción de películas.  

Actualmente, existen casi 300 salones de cine y todos estrenan las películas iraníes y no extranjeras.

Según las normas, el 50% de la taquilla es la cuota de los cines, entre el 35% a 40% es para los productores y el 10% a 15% se dedica a la publicidad.

El Gobierno, tras la revolución islámica de Irán, ha tomado medidas y, a través de la Fundación Farabi, apoya al cine iraní y, así, ha recibido ayudas culturales y financieras.

El Centro de Desarrollo Cinematográfico de Documentales que pertenece al Ministerio de Guía y Cultura Islámica, apoya en la producción de los documentales cortos y largos. Dicho centro también apoya a los cineastas jóvenes para que diseñen su trabajo profesional a nivel mundial.

La Asociación del Cine de Jóvenes de Irán también es otro centro activo en producir películas persas y, apoya a los jóvenes en una parte de los gastos para producir la obra. La entidad fue fundada en 1353 de la hégira solar es decir en el año 1974. Y tras la revolución islámica se inauguró 50 despachos en todo el país para animar a los jóvenes.

Pese a todos los apoyos de las entidades gubernamentales, actualmente unos 30 despechos privados para producir películas son activos en el escenario del cine de Irán. Ali Sar-tipi, uno de los veteranos en esta profesión, cree que el sector privado ha dejado un afecto innegable en el avance y el éxito del cine persa. Además, agrega que hay que implicar las fuerzas hábiles y con experiencia en el área de la producción y la difusión. También opina que el empleo de los nuevos métodos en la producción y la publicidad de las películas, una iniciativa personal y la de otros compañeros en su grupo, son unos de los motivos de su éxito durante los últimos 30 años de su profesión.

Morteza Shayeste, también es otro productor del cine iraní que tiene una larga experiencia, quien cree que el aumento de los interlocutores del cine depende de profundos cambios en los principales sectores de este escenario, sobre todo, de los puntos de vista de los productores. Además, añade que con el cambio de métodos, como primer paso, es probable aumentar los interlocutores del cine iraní de 80 a 100 millones al año e, incluso más tarde llegaría a 200 millones de los interlocutores. Mohamad Mehdi Dadgu, es otro productor conocido iraní quien dice al respecto: “fundamentalmente, el cine nacional debe fortificarse desde el aspecto tanto industrial como económico. Sin duda alguna, el arte ocupa su propia posición. Si atentemos a un solo aspecto, perjudicaremos a todo el cuerpo (del cine). En este camino, hay que tener en cuenta también la madurez de las autores (quienes están involucrados en la obra). Nuestra actividad es cultural y nuestro producto también es cultural, pues, debemos atender más en el área de la producción para que seamos testigos de sus efectos positivos.

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Enlaces