Este sitio Web está interrumpido. Nos cambiamos a Parstoday spanish
Domingo, 04 Octubre 2015 18:08

EEUU en la semana que pasó (4 de octubre de 2015)+audio

IRIB- Saludos a todos los estimados oyentes. Estamos con Uds. con un programa más de la serie Estados Unidos en la semana que pasó y, al igual que en los programas anteriores, revisaremos los importantes cambios políticos, económicos y sociales de EE.UU.

 

 

La semana pasada, la ONU manifestó su preocupación por el aumento de la violencia causada por los tiroteos en EE.UU. El secretario general de la ONU advirtiendo al respecto, exigió a EE.UU. que tome las medidas necesarias para disminuir la masacre provocada por las armas. Además, hizo referencia a los últimos tiroteos ocurridos en el Estado de Oregón en EE.UU., el cual dejó varios muertos y heridos; también recalcó el aumento de las víctimas mortales de los ciudadanos estadounidenses a causa de los tiroteos en este país y, expresó su deseo de que los funcionarios de este país bajen, a través de las vías democráticas, el nivel de las violencias causadas por las armas de fuego. En el reciente tiroteo ocurrido en la Facultad de las Ciencias del Estado de Oregón en EE.UU., quince personas murieron y otras veinte personas resultaron heridas. Conforme con las estadísticas, el número de las víctimas relacionadas con las armas en EE.UU. han sido sólo en diez meses, tres veces más que la cifra de las víctimas en este país por los atentados terroristas durante los últimos 45 años. El presidente estadounidense, Barack Obama, ha insistido desde el inicio de su mandato en reformar las normas vinculadas con la portación de armas con el fin de evitar las víctimas provocadas por las armas pero, hasta la fecha no ha logrado superar el desacuerdo del Congreso y los grupos influyentes. En Estados Unidos, se vende cada año 4.500 millones de las armas con un valor comprendido entre 2 o 3 mil millones de dólares. Se estima que existe en este país más de 200 millones de armas personales y, que 30 mil personas mueren por año por las armas de fuego.

La semana pasada, la Cámara de los Representantes de EE.UU. dio el visto bueno a un proyecto que abastece el presupuesto del Gobierno Federal hasta el 11 de diciembre del año en curso, para así, impedir el cierre del Gobierno Federal. El proyecto citado fue aprobado el pasado miércoles en la Cámara de los Representantes con 277 votos a favor frente a 151 votos en contra, el cual permite al Congreso que apruebe un nuevo presupuesto hasta la fecha del 11 de diciembre de 2015. Aunque todos los legisladores demócratas y los 91 legisladores republicanos de la Cámara de los Representantes votaron a favor de este proyecto, la aprobación del mismo hizo más tensa las disputas interpartidistas de los republicanos. Por otra parte, previamente, el Senado había dado el visto bueno al proyecto mencionado con 78 votos a favor frente a 20 votos en contra. Además, el presidente Barack Obama firmó en ese mismo día la resolución al respecto. El crédito del presupuesto del Gobierno Federal de EE.UU. concluyó el 30 de septiembre de 2015 y, si el Congreso no hubiera podido aprobar en el plazo concreto el presupuesto del nuevo año fiscal, habría cerrado el Gobierno Federal; así, Obama se habría enfrentado por segunda vez en el periodo de su mandatario con el cierre del gobierno.

La semana pasada, los líderes republicanos después del fracaso en el Congreso de EE.UU. ante los logros nucleares entre Irán y el Grupo 5+1 conocido como el Plan Integral de Acción Conjunta (JCPOA, por sus siglas en ingles), ahora oponiéndose al plan de Formación de Paternidad Planificada (PPFA, por sus siglas en inglés) pretenden obligar a que Obama de un paso atrás en este caso. En realidad, los republicanos desean, en la disputa entre la Casa Blanca y el Congreso, sacar un punto positivo para sí mismo y, de esta forma, atraer más votos del estrato tradicional y conservador de EE.UU. en las campañas electores en las próximas elecciones presidenciales en este país. Esto ocurre mientras que Obama no está dispuesto a tirar la toalla frente a sus rivales. Además, el presidente estadounidense ha advertido al Congreso durante los últimos meses sobre que vetará el proyecto del presupuesto si no se respetan sus intereses.

La semana pasada, el presidente estadounidense, Barack Obama, junto con más de cien líderes del mundo se reunieron en la sede la ONU a fin de avanzar en las operaciones encabezadas por EE.UU. contra el grupo terrorista del EIIL (Daesh, por sus siglas en árabe). Según los estadounidenses se ha planificado a lo largo de dicha reunión un nuevo programa para la coalición que lucha contra Daesh. Ahora bien, aunque Rusia había sido invitada a la reunión, Moscú rechazó presentarse, ya que, la consideró una injerencia de Washington en las tareas de la ONU y también intento de EE.UU. para demostrar su liderazgo en el mundo entero. La reunión de la lucha contra el terrorismo se llevó a cabo en Nueva York al margen de la cumbre de la Asamblea General de la ONU mientras que ya ha pasado más de un año de que Obama se comprometió eliminar a Daesh. En realidad, EE.UU. que desempeña un rol vital en la formación de Daesh y en su crecimiento, ahora, con el cambio de la situación, ha tomado otra postura y pretende luchar contra este grupo terrorista. Si bien, después de que Daesh ampliara sus operaciones hacia Irak y ocupara algunas partes de las provincias de este país, EE.UU. junto con sus aliados creó una coalición internacional anti-Daesh; la actitud de Washington demuestra que EE.UU. no es honesto en cuanto a la lucha contra este grupo terrorista. En efecto, la coalición contra Daesh está formada por los mismos países que han sido los factores fundamentales del surgimiento y de la ampliación de las operaciones de Daesh. Y hoy, debido a que Daesh ha sobrepasado algunas de las líneas rojas, alegan que luchan contra ellos.

Estimados oyentes, hemos terminado el programa de hoy y nos despedimos de todos Uds. hasta la próxima semana.

Medios

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Enlaces