Este sitio Web está interrumpido. Nos cambiamos a Parstoday spanish
Lunes, 14 Diciembre 2015 16:23

EEUU en la semana que pasó (13 de diciembre de 2015)+audio

      IRIB- Saludos a todos los estimados oyentes. Estamos con Uds. con un programa más de la serie Estados Unidos en la semana que pasó y, al igual que en los programas anteriores, revisaremos los importantes cambios políticos, económicos y sociales de EE.UU.

 


La semana pasada, el precandidato republicano a la presidencia de EE.UU. Donald Trump fue otra vez el centro de las atenciones por sus controvertidas declaraciones. El pasado lunes, Trump en su discurso de su campaña electoral en el etado de Carolina del Sur, exigió que se impida la entrada a los musulmanes. Trump alegó que los musulmanes pretenden perjudicar a EE.UU., por tanto, consideró que no debían entrar en este país. Pero, las declaraciones del precandidato republicano se enfrentaron con amplias críticas tanto dentro como fuera de EE.UU. La Casa Blanca opinó que el punto de vista de Trump es "contrario a los valores de la sociedad estadounidense y de los intereses de seguridad de este país". También algunos grupos y organizaciones islámicas en territorio estadounidense condenaron a su vez las declaraciones de Trump. Incluso, algunos de sus colegas republicanos le acusaron de sembrar el odio. Al mismo tiempo, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) expresó su preocupación por supuesto efecto negativo que dejen "las palabras retóricas electorales" que se realizan en EE.UU. en el plan de acogimiento de los refugiados sirios. Por otra parte, no es la primera vez que este precandidato republicano pronuncie palabras contra los musulmanes y otras minorías en este país. Las anteriores declaraciones manifestadas por Trump también recibieron amplias críticas, por ejemplo su afirmación para crear "una base de datos de los musulmanes" fueron entre las otras ideas de Trump contra los musulmanes. Por lo visto, esta vez se ha revelado la identidad peligrosa de las retóricas de Trump a fin de conseguir el voto de los votantes conservadores en EE.UU. y, tal como indicó la precandidata demócrata a las elecciones presidenciales, Hilary Clinton, las palabras de Trump ya no son cómicas sino que peligrosas.
La semana pasada en el día de la conmemoración del 150 aniversario de la abolición de la esclavitud en EE.UU. y simultáneamente con la intensificación de las tenciones raciales en este país, fueron polémicas las declaraciones hechas por un juez de la Corte Suprema Federal en EE.UU. en cuanto a la necesidad de que los estudiantes de raza negra estudien en las universidades de la segunda clase. El juez Antonin Scalia, el pasado miércoles en la reunión de la Corte Suprema de EE.UU. donde investigó una demanda presentada por la Universidad de Texas, afirmó que los estadounidenses de origen africano no podrán estudiar en las universidades como la Universidad de Texas y que las universidades más pequeñas son mucho mejor para la gente de raza negra. Scalia también alegó que la mayoría de los sabios de raza negra en EE.UU. no han estudiado en las grandes universidades y no estaban obligados de asistir en las clases que fueron avanzadas para ellos. Pero, el Presidente del Caucus Negro del Congreso de EE.UU. (CBC, por sus siglas en inglés), G.K. Butterfield, en reacción a dichas declaraciones discriminatorias, pidió a la Conferencia Judicial de EE.UU. que destituya a Scalia de su cargo. Según Butterfield este tipo de posiciones sesgadas hace disminuir la confianza pública al sistema judicial del país. Las palabras del juez Scalia demuestran la mirada racista de algunos miembros de la más alta entidad jurídica y legal en este país. Hace seis décadas, esta misma entidad anuló a través de un veredicto histórico la separación racial en los colegios de EE.UU. y, permitió que los alumnos de raza negra junto con los alumnos blancos estudien en una misma clase. Sin embargo, ahora en la segunda década del siglo XXI, algunos de los miembros conservadores de la Corte Suprema Federal apoyan la idea de establecer la separación racial en el sistema educativo de EE.UU. Parece que, después de las controversias provocadas sobre los comportamientos racistas de la policía y el aparato judicial en EE.UU., las entidades educativas en este país también están en el camino de volver al pasado y establecer nuevamente las divisiones raciales.
La semana pasada, el intento de los demócratas en la Cámara Baja de EE.UU. para hacer reformas sobre la portación de armas en este país quedó sin resultado alguno por la oposición del Partido Republicano. El pasado jueves, la Cámara de Representantes de EE.UU., controlada por los republicanos, se opuso con 247 votos en contra frente a 173 votos a favor, ante la solicitud de la líder de la minoría demócrata de dicha Cámara, Nancy Pelosi, para poner en votación el proyecto de ley sobre hacer las reformas para portar armas; según la cual se impide que compren armas las personas que están en la lista de terrorista. La líder de la minoría demócrata en la Cámara Baja de EE.UU. en reacción a la oposición de los republicanos a este proyecto señaló que no es sorprendente que el Congreso no esté de acuerdo con la prohibición de vender armas a los supuestos terroristas en EE.UU. El proyecto de ley citado no tuvo éxito en el Congreso, mientras que la publicación de un informe la semana pasada indica que después del ataque mortal contra los alumnos del colegio Sandy Hook en este país en el año 2012, por lo menos 90.000 personas han sido víctimas de las armas de fuego. En base al informe difundido por la Fundación de Newtown, las violencias causadas por las armas de fuego han dejado en los últimos tres años 90.000 muertos, más de 210.000 heridos y, además, han ocurrido más de 1000 casos de las matanzas masivas por medio de las armas de fuego. El vicepresidente de la Fundación de Newtown, David Stowe, haciendo referencia al aumento de las peticiones para hacer reformas en la portación de armas en EE.UU., precisó que por lo visto los diputados del Congreso serán los últimos que reaccionan a la amplia violación por el uso de las armas de fuego en este país. La Fundación de Newtown fue establecida después de que sucediera el ataque mortal contra los alumnos del colegio de Sandy Hook en la ciudad de Newton en el Estado de Connecticut. Sin embargo, la existencia de los mercados lucrativos de armas en EE.UU. ha dificultado bastante limitar las normas de controlar las armas en este pías
Estimados oyentes, hemos terminado el programa de hoy y nos despedimos de todos Uds. hasta la próxima semana.

 

 

 

Medios

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Enlaces