Este sitio Web está interrumpido. Nos cambiamos a Parstoday spanish
Jueves, 17 Septiembre 2015 06:19

Irán en la semana que pasó (5-11 septiembre de 2015) +audio

      IRIB - En el nombre de Dios, queridos oyentes, les ofrecemos otro programa más del espacio "Irán en la semana que pasó", en el que revisaremos los acontecimientos más importantes en relación con Irán durante la semana pasada.

 

 

El Líder Supremo de la Revolución Islámica de Irán, el ayatolá Ali Jamenei, se refirió a "economía poderosa y resistente", "creciente desarrollo de la ciencia" y "mantenimiento y fortalecimiento del espíritu revolucionario, sobre todo en los jóvenes", como los tres factores influyentes en la confrontación con la hostilidad estadounidense.

En su discurso pronunciado el 9 de septiembre ante un gran grupo de los ciudadanos de la provincia de Chahar Mahal-Bajtiari, el guía supremo insistió en mantenerse alerta ante las políticas y los métodos de la penetración de Washington en el país y subrayó que la hostilidad de EE.UU. contra el pueblo iraní es interminable. Añadió que los iraníes deben fortalecerse tanto que el Gran Satán (EE.UU.) se sienta decepcionado con sus complots contra ellos.

El ayatolá Jamenei resaltó que la República Islámica está dispuesta a negociar y llegar al entendimiento con todos los países, excepto EE.UU., a distintos niveles gubernamentales, étnicos y religiosos.

Por otra parte y al recibir el 8 de septiembre en Teherán al presidente de Austria, Heiz Fischer, el líder supremo señaló que "La Revolución Islámica sacó a Irán de las manos de EE.UU., lo que explica la enemistad de los estadounidenses contra la República Islámica".

Añadió que el hecho de que algunos países europeos sigan a EE.UU. es ilógico y sin fundamento, y aseveró que "desde luego, Austria no forma parte de estos países".

La revisión en el Mayles o parlamento iraní del Plan Integral de Acción Conjunta (JCPOA, por sus siglas en inglés) o el acuerdo nuclear alcanzado el pasado 14 de julio en Viena entre Irán y el Grupo 5+1, suscitó la semana pasada acalorados debates en los medios locales.

Las sesiones de la comisión parlamentaria especial dedicada a analizar el JCPOA siguieron en la semana que pasó.

Saíd Yalili, exnegociador jefe nuclear y uno de los invitados a esas sesiones, opinó que para una revisión minuciosa del pacto nuclear, hace falta estudiar las Resolución 2231 del Consejo de Seguridad de la ONU, el texto completo de la hoja de ruta lograda con la Agencia Internacional de Energía Atómica (AIEA) y el anexo a la misma. Yalili afirmó asimismo que según una investigación, en el JCPOA y en sus anexos, la República Islámica ha renunciado a 100 de sus derechos nucleares inalienables.

Yalili explicó que según las disposiciones del JCPOA, la parte persa aceptó una serie de controles e inspecciones no convencionales que contradicen las líneas rojas delineadas por Irán. Al respecto, el exnegociador se refirió al cumplimiento de unas demandas que van más allá del Protocolo Adicional de la AIEA, ya que ello permitiría el acceso a muchas informaciones del país.

A su vez y al intervenir a la citada comisión parlamentaria, el alto negociador nuclear y vicecanciller iraní, Abbas Araqchi, declaró que uno de los logros jurídicos del JCPOA es la Resolución 2231 de la ONU. También en el ámbito militar y armamentística, según explicó Araqchi, la Resolución estipula que la prohibición de compraventa de armas para Irán ahora pasa a ser una limitación caso por caso por un periodo de medio año, lo que no es vinculante para el país.

El viceministro de Exteriores también detalló que el levantamiento de las sanciones está definido, jurídicamente, de acuerdo con las líneas rojas delineadas por el Estado, y sus etapas son completamente transparentes. Pero, si las autoridades deducen que la parte opuesta no quiere mantenerse comprometida con los acuerdos logrados, reanudaremos nuestras actividades nucleares.

Por su parte y al asistir a las sesiones de la comisión parlamentaria especial, el director de la Organización de la Energía Atómica iraní, Ali Akbar Salehi, dijo que uno de los logros obtenidos por la delegación nuclear persa en las pláticas con el G5+1, fue el reconocimiento del derecho de Teherán a enriquecer uranio, lo que se consiguió tras 12 años y gracias a la resistencia, el esfuerzo y el enfoque lógico de la República Islámica.

Por otro lado, el embajador de Irán ante la AIEA, Reza Nayafi, subrayó que "Garantizar la naturaleza pacífica de las actividades nucleares de Irán en paralelo con el levantamiento de todas las sanciones nucleares, forma parte de los compromisos mencionados en el JCPOA".

En declaraciones hechas el 10 de septiembre en la reunión trimestral de la Junta de Gobernadores de la AIEA en Viena, Nayafi agregó que para lograr este objetivo, hace falta un cambio fundamental en el enfoque del Consejo de Seguridad de la ONU, según lo establecido en el preámbulo de la Resolución 2213, y similar cambio debe realizarse en la Junta de Gobernadores de la AIEA.

El diplomático persa también dejó en claro que Teherán no acepta ninguna negligencia en el resguardo de información clasificada y que la solicitud de algunos miembros de la Junta de Gobernadores para obtener tales informaciones contraviene el procedimiento estándar de la agencia nuclear de la ONU.

La presencia de la Marina del Ejército de la República Islámica contribuirá a desarrollar las costas de Makran, cerca del Golfo de Omán (sureste de Irán).

Al respecto y durante una visita el 10 de septiembre a las costas de Konarak, en la provincia sudoriental de Sistan-Baluchestan, el ministro iraní de Defensa, el general de brigada Hossein Dehqan, declaró que la Armada está totalmente dispuesta a cooperar con otras entidades para desarrollar las orillas de Makran.

Añadió que felizmente, con el establecimiento de unidades productivas y económicas así como la participación del sector privado, se prevé que las costas de Makran se desarrollen más que nunca.

Al visitar las fábricas de la Primera Región de la Fuerza Naval del Ejército iraní en el puerto de Bandar-Abbas, Dehqan dijo que hoy en día esta fuerza se considera uno de los suministradores más importantes de material militar y equipos en aras de la defensa de las fronteras del país.

A su vez, el Comandante de la Armada, el contralmirante Habibolá Sayari, quien acompañaba al ministro persa en esa visita, indicó que la creación de las infraestructuras y la poderosa presencia de la Marina en las orillas de Makran, prometen el desarrollo de las mismas en un futuro cercano.

Makran es una franja costera semidesértica al sur de Sistán-Baluchestán, en Paquistán e Irán, junto a la costa del Golfo Pérsico y el Golfo de Omán.

 

 

 

Medios

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Enlaces