Este sitio Web está interrumpido. Nos cambiamos a Parstoday spanish
Lunes, 26 Octubre 2015 15:38

Irán en la semana que pasó (17-24 octubre de 2015)+audio

IRIB - En el nombre de Dios, queridos oyentes, les ofrecemos otro programa más del espacio "Irán en la semana que pasó", en el que revisaremos los acontecimientos más importantes en relación con el país persa durante la semana pasada.

 

 

Junto con los chiítas de todo el mundo, millones de musulmanes iraníes conmemoraron el día de Ashura -que este año coincidió con el 24 de octubre- cuando cayeron mártires el Imam Husein (la paz sea con él), tercer Imam de los chiítas, y sus 72 compañeros

El suceso ocurrió el décimo día del mes de Muharram del año 61 de la Hégira (680 después de Cristo) en Karbala, situada en el centro-sur de Irak.

En el punto álgido de las procesiones de luto, millones de iraníes, tanto mujeres y hombres como jóvenes, niños y ancianos, salieron este día a las calles en todo el país con llantos y canciones alegóricas dándose golpes en el pecho, por el aniversario del martirio del nieto del profeta del Islam, Hazrat Mohamad (P), y de sus compañeros valientes.

El Líder Supremo de la Revolución Islámica iraní, el ayatolá Ali Jamenei, escribió el 21 de octubre una carta al presidente del país, Hassan Rohani, en la que dio directrices importantes sobre la protección de los intereses nacionales en relación con la aplicación del acuerdo nuclear alcanzado en julio pasado con el Grupo 5+1, denominado formalmente Plan Integral de Acción Conjunta (JCPOA, en sus siglas en inglés).

El Líder denunció en su misiva que EE.UU. ha adoptado una posición de "hostilidad" hacia Irán, también durante la negociación del acuerdo, y expresó sus dudas de que esto pueda cambiar en un futuro.

El ayatolá Jamenei reveló que el presidente estadounidense, Barack Obama, le había enviado dos cartas en las que le aseguró que Washington no quiere derrocar al gobierno persa, pero pronto quedó demostrado que es "mentira" ya que Washington ha estado "respaldando conspiraciones internas" al financiar a los grupos opositores a la República Islámica.

Así, el Líder exigió que, para poner en marcha cualquier medida del JCPOA, hay que obtener "firmes y suficientes garantías" de la parte opuesta para evitar que cometa violaciones al pacto. Añadió que es dispensable mantener una estricta y constante vigilancia en todas las etapas de la aplicación del JCPOA.

A continuación, el guía supremo precisó que "cualquier nueva sanción, a cualquier nivel y bajo cualquier pretexto, recurriendo a denuncias inventadas de terrorismo y violación de los derechos humanos, por parte de cualquier país del G5+1, constituiría una violación al JCPOA., y , en este caso, el gobierno iraní tiene que adoptar medidas recíprocas y suspender la implementación del acuerdo".

Además, el ayatolá Jamenei apuntó que Irán no tomará ninguna medida para rediseñar y modernizar el reactor nuclear de Arak, manteniendo su naturaleza de agua pesada, hasta que se haya firmado un "contrato definitivo y seguro" sobre el plan alternativo para la planta.

Asimismo, añadió, el intercambio del uranio enriquecido existente en el pastel amarillo (mineral de uranio concentrado) con terceros gobiernos tendrá lugar cuando "haya un acuerdo firme y garantizado" para tales efectos, lo que se producirá "gradualmente y en varios momentos".

Por otra parte y en un encuentro mantenido el 19 de octubre en Teherán con los responsables iraníes de Hach o peregrinación a La Meca, el ayatolá Jamenei insistió en que no se debe olvidar la trágica estampida acaecida el pasado 24 de septiembre durante los rituales del Hach, en Mina, cerca de La Meca, y que el gobierno iraní debe dar seguimiento a ese asunto.

El Líder consideró responsable al gobierno saudí por el desastre en el que más de 7 mil peregrinos musulmanes perdieron la vida. También arremetió contra ciertos países que guardaron silencio ante esa tragedia, sobre todo aquellos que perdieron a decenas de sus peregrinos, y afirmó que solo la República Islámica de Irán ha alzado la voz contra el gobierno saudí.

De igual modo, criticó al Occidente por su "total mutismo" ante la catástrofe.

En la estampida de Mina, 464 peregrinos iraníes murieron, mientras que se ignora por el momento el destino de otros 36.

El presidente del Mayles o parlamento iraní, Ali Lariyani, intervino el 22 de octubre en la 12ª edición del Club Internacional de Debates Valdái, bajo el título "Sociedades entre Guerra y Paz: Vencer la Lógica de Conflicto en el Mundo del Mañana", celebrada en la ciudad rusa de Sochi. En el evento se abordaron las raíces de la creación de corrientes terroristas y la manera de combatirlas.

Al margen de la conferencia, Lariyani se reunió con el presidente y otras autoridades de Rusia con quienes platicó sobre el desarrollo de las relaciones bilaterales así como las vías para incrementar las inversiones económicas entre ambos países.

Paralelamente, el ministro ruso de Energía, Alexander Nóvak, quien llegó a Teherán el 21 de octubre al frente de una delegación comercial y económica, se entrevistó con el ministro iraní de Energía, Hamid Chitchian, y mantuvieron conversaciones sobre el descubrimiento de recursos acuáticos y la construcción de centrales eléctricas. Nóvak, sostuvo encuentros también, con los ministros de Defensa, de Petróleo y de Comunicaciones y Tecnología de la Información de la República Islámica.

El vicecanciller iraní para Asuntos Árabes y Africanos, Hossein Amir-Abdolahian, realizó una visita a Londres, el 21 y 22 de octubre, invitado por la Cancillería británica. En una reunión que mantuvo con 30 pensadores, analistas y redactores en jefe de los medios británicos, el alto diplomático persa declaró que Irán y Rusia actúan de manera coordinada en la lucha contra el grupo EIIL (Daesh, en árabe) y añadió que va a aumentar el número de los asesores militares iraníes que se encuentran en Siria para ayudar a su gobierno a combatir el terrorismo.

Finalmente, el 17 de octubre, Teherán acogió la reunión preparatoria de la 52 Conferencia de Seguridad de Múnich, que sesionará del 12 al 14 de febrero de 2016.

El evento contó con la presencia de los ministros de Exteriores de Alemania, Líbano, Omán, Irak y Afganistán, así como del primer ministro de la Región del Kurdistán Iraquí, Masud Barzani; la subsecretaria general para Asuntos Políticos de la Unión Europea, Helga Schmid; y el adjunto del enviado de la ONU para Siria, Ramzy Ezzeldin Ramzy, entre otros, quienes trataron las vías para zanjar las crisis regionales.

Medios

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Enlaces