Este sitio Web está interrumpido. Nos cambiamos a Parstoday spanish
Domingo, 01 Noviembre 2015 16:29

Irán en la semana que pasó (25-31 octubre de 2015)+audio

IRIB - En el nombre de Dios, queridos oyentes, les ofrecemos otro programa más del espacio “Irán en la semana que pasó”, en el que revisaremos los acontecimientos más importantes en relación con el país persa durante la semana pasada.
 
 
Tras la invitación hecha a la República Islámica a tomar parte en la cumbre internacional de Viena sobre Siria, una delegación iraní, presidida por el ministro de Exteriores, Mohammad-Yavad Zarif, acudió a este evento que tuvo lugar el viernes 30 de octubre.
 
Al concluir la cita, Zarif declaró a la prensa que esas pláticas fueron serias y francas y, en cuanto al comunicado final del evento, subrayó que no se notan puntos de vista extremistas en el mismo.
 
La conferencia en cuestión se celebró con la participación de los cancilleres y delegados de 17 países, así como la Unión Europea y la ONU.
 
Irán consideró la cumbre de Viena como una oportunidad para contribuir a reforzar la lucha antiterrorista y el proceso político en Siria para entender las realidades de ese país y de la región.
 
Teherán siempre ha apoyado la lucha contra el terrorismo y el proceso político en Siria y mantendrá esta postura.
 
Al canciller Zarif en su viaje a Viena le acompañaron también el viceministro para Asuntos Árabes y Africano, Hossein Amir-Abdolahian, y el viceministro para Asuntos Legales e Internacionales y alto negociador nuclear iraní, Abbas Araqchi, quien abordó con la directora política de Exteriores de la UE, Helga Schmid, como representante del Grupo 5+1, el proceso de las medidas recíprocas para entrar en la etapa de la aplicación del acuerdo nuclear o el Plan Integral de Acción Conjunta (JCPOA, en sus siglas  en inglés), alcanzado entre ambas partes el pasado 14 de junio.
 
Paralelamente, los expertos jurídicos y técnicos de Irán y del G5+1 platicaron sobre la renovación del reactor de agua pesada de Arak. También antes de este encuentro, Zarif y su homólogo estadounidense, John Kerry, habían dado seguimiento a las medidas necesarias para implementar el JCPOA.
 
Por otra parte, el portavoz de la Organización de la Energía Atómica iraní, Behruz Kamalvandi, informó que se está elaborando un acuerdo sobre el intercambio de uranio entre Irán y Rusia en el marco del JCPOA y basándose en los términos establecidos por el Líder Supremo de la Revolución Islámica, el ayatolá Ali Jamenei, quien en una carta dirigida el pasado 21 de octubre al presidente Rohani, anunció las condiciones de Teherán para la aplicación del pacto nuclear. Según las mismas, el intercambio del uranio enriquecido existente en el pastel amarillo (mineral de uranio concentrado) con gobiernos terceros para recibir uranio natural, tendrá lugar cuando "haya un acuerdo firme y garantizado" para tales efectos.
 
Además, el ayatolá Jamenei apuntó que Irán no tomará ninguna medida para modificar y modernizar el reactor nuclear de Arak, manteniendo su naturaleza de agua pesada, hasta que se haya firmado un "contrato definitivo y seguro" sobre el plan alternativo para la planta.
 
Al respecto, la Organización de la Energía Atómica iraní hizo público la semana pasada el comunicado conjunto de Irán, China y EE.UU. sobre la renovación del reactor de Arak.
 
Asimismo, el canciller Zarif declaró que el borrador del documento oficial sobre el rediseño de este reactor ya se ha elaborado y está pendiente de ser firmado por los cancilleres u otras autoridades de Irán y del G5+1.
 
Finalmente y en el ámbito nuclear, el director de dicha organización, Ali Akbar Salehi, el ministro persa de Salud, Hassan Hashemi, y el alcalde de Teherán, Mohammad-Baqer Qalibaf, firmaron el 26 de octubre un acuerdo para construir en esta ciudad el primer hospital especializado con moderna tecnología nuclear que tendrá una disponibilidad de mil camas. El  nosocomio, el primero que se construye en el oeste asiático, está destinado a ofrecer servicios médicos nucleares y al uso de radio-fármacos.
 
El noveno informe del representante especial de la ONU para los derechos humanos en Irán, Ahmed Shahid, fue entregado el 26 de octubre a la Asamblea General de la ONU.
 
En este informe, elaborado, como en el pasado, basándose en una serie de alegatos, especialmente, los referentes a las ejecuciones, Shahid denunció que algunos de los asuntos de derechos humanos en el país persa no solo, no han mejorado, sino, que han empeorado, diciendo que la cifra de ejecuciones se eleva a cerca de 800 en lo que va de año. Así acusó a Irán de violar los derechos humanos sin referirse a las razones de la emisión de los veredictos judiciales locales al respecto.
 
En la legislación iraní, la pena de muerte es solo para los crímenes más graves como el narcotráfico, que se investiga con especial sensibilidad en los tribunales y en un procedimiento justo, con la presencia del acusado y de su abogado.
 
El secretario del Consejo Supremo de Seguridad Nacional de Irán, Ali Shamjani, se reunió el 29 de octubre en Islamabad con el primer ministro paquistaní, Nawaz Sharif, quien se refirió a la aceleración de la puesta en marcha del proyecto de gasoducto Irán-Paquistán, así como el impulso de la cooperación en el sector de electricidad y energía como la máxima prioridad de su Gobierno en la colaboración económica con Teherán.
 
En sus pláticas con los funcionarios paquistaníes, Shamjani abordó temas como la necesidad de una lucha conjunta contra el terrorismo, el esfuerzo por robustecer la seguridad y estabilidad regionales y la ampliación de las relaciones bilaterales en los rubros político, económico, defensivo y de seguridad.
 
En el encuentro con el ministro del Interior, Chaudhry Nisar Ali Khan, Shamjani aludió al acuerdo de seguridad firmado entre ambos países e instó a activar sus potenciales. Añadió que la relación organizada que se ha establecido entre los bandidos, los grupos terroristas y los narcotraficantes, hace imprescindible la necesidad de redefinir las tácticas de contrarrestar la inseguridad en las fronteras.
 
El 26 de octubre, Teherán acogió  la sexta reunión de los jefes de las agencias antinarcóticos del Grupo de Coalición Quinteto de Asia Central, compuesto por Irán, Rusia, Paquistán, Tayikistán y la República de Azerbaiyán.
 
Al intervenir en el evento, el ministro del Interior y jefe del Centro Antidrogas de Irán, Abdolreza Rahmani-Fazli, consideró que una lucha transparente contra el terrorismo y el corte de las arterias de los narcotraficantes forman parte de las medidas fundamentales en el combate al tráfico de drogas y dijo que apoyar los mecanismos regionales, forma parte de los potenciales importantes de la zona en esta campaña.

Medios

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Enlaces