Este sitio Web está interrumpido. Nos cambiamos a Parstoday spanish
Lunes, 11 Enero 2016 18:51

Irán en la semana que pasó (10 de enero de 2016)+audio

      IRIB-En el nombre de Dios, todo poderoso, saludos a todos ustedes queridos oyentes de la voz exterior de la República Islámica de Irán, les ofrecemos otro programa más del espacio "Irán en la semana que pasó", en el que revisaremos los acontecimientos más importantes en relación con el país persa durante la semana pasada.

 


Los comicios de la V Asamblea de Expertos se realizarán el 26 de febrero, al igual que las elecciones para renovar la Asamblea Consultiva Islámica de Irán (Mayles), en este sentido, el Líder de la Revolución Islámica de Irán, el ayatolá Seyed Ali Jamenei, en un discurso ante los imames del rezo colectivo del viernes de todo el país, acusó a Estados Unidos de tratar de influir en las elecciones del próximo 26 de febrero. Así mismo, añadió que la masiva participación del pueblo iraní en las elecciones aumenta la credibilidad del sistema de la República Islámica de Irán, ya que éste, se basa en emociones, aspiraciones y las decisiones de su pueblo.
Refiriéndose a la importancia de los derechos de las personas en el campo de la aplicación, supervisión, derechos de los candidatos, listas electorales, proteger el voto y la aceptación de los resultados electorales, al criticar las alegaciones sobre la celebración insana de los comicios, agregó que no existe ninguna contravención organizada que pueda cambiar los resultados electorales. El Líder iraní, añadió que en el marco de la ley, se supervisa tanto la celebración de las elecciones como a los responsables gubernamentales o no gubernamentales en dicho proceso, lo cual es una de las razones de la sanidad electoral en el país persa. Según el ayatolá Jamenei, cuando los centros jurídicos anuncien los resultados finales, cualquier rechazo a dichos resultados significará violar los derechos de la nación iraní.
El sábado pasado, también el ayatolá Jamenei, mantuvo una reunión celebrada en Teherán, capital persa, con cientos de altos clérigos y ciudadanos de Qom, con motivo de la sublevación histórica del pueblo de Qom (al sur de Teherán, capital) el 9 de enero de 1978 (19 de dey de 1356 del calendario iraní) contra el régimen monárquico Pahlavi. Durante el encuentro, anunció que los acontecimientos ocurridos en ese día no perderán su valor ya que el pueblo persa consciente apoyó al fallecido fundador de la República Islámica, el Imam Jomeini (la paz sea con él). Por otro lado, el Líder iraní instó a toda la nación a participar en los futuros comicios legislativos y en las elecciones de la Asamblea de Expertos, señalando que una alta participación popular en la votación reforzará la perdurabilidad del sistema y la seguridad del territorio persa.
Miles de iraníes, retomaron el viernes las calles para condenar la ejecución en Arabia Saudí del sheij chií Nimr Baqer al-Nimr. Las calles de todas las ciudades del país persa fueron escenario, tras el rezo colectivo del viernes, de protestas contra el régimen saudí en las que se ha criticado la indiferencia de la comunidad internacional ante la ejecución, el sábado, de la prominente figura de la oposición a los Al Saud.
Los manifestantes gritaban lemas como "muerte a los Al Saud" y "muerte al régimen de Israel". Para el Líder de la Revolución Islámica de Irán, la ejecución de Al-Nimr es un "error político" que cometió el Gobierno de Riad. "Este inocente clérigo no incitaba al pueblo a alzarse en armas ni realizaba complots en secreto, lo único que hacía era criticar abiertamente", a las políticas de la dinastía Al Saud, sostuvo el Líder iraní. También, ha repudiado el silencio de aquellos que se consideran defensores de los derechos humanos y de la libertad de expresión (en alusión al Occidente), ante la ejecución del prominente clérigo. Además, urgió a los países musulmanes, así como, a toda la comunidad internacional a mostrar responsabilidad ante este crimen perpetrado por Al Saud.
La semana pasada, el canciller iraquí, Ibrahim al-Yafari, viajó a Irán. Durante su reunión mantenida con su homólogo iraní, Mohamad Yavad Zarif, las partes abordaron los lazos bilaterales y los acontecimientos regionales e internacionales. Zarif denunció que el régimen saudí, a lo largo de los últimos dos años y medio, se ha manejado en contra de las medidas tomadas por la República Islámica de Irán para contribuir a la restauración de la paz y la unidad en la región. Por lo tanto, el alto diplomático iraní tachó de injustificable la ejecución de la destacada figura de la oposición saudí por parte del régimen de Riad, ya que él era una persona que dedicó toda su vida a invitar a la gente al Islam a través de medios pacíficos, el diálogo y la interacción e intentó oponerse a recurrir a las medidas militares, el terrorismo y el extremismo. De igual modo, añadió que Riad, en cooperación con el régimen sionista, intentaron socavar la negociación entre Irán y el Grupo 5+1 (EE.UU., el Reino Unido, Francia, Rusia y China, más Alemania) sobre el programa nuclear de Teherán, mientras subrayó que los gobernantes saudíes incluso bajaron los precios del petróleo para perjudicar a la nación persa. Según Zarif, Irán ha mostrado tolerancia hacia actos saudíes, ya que considera las medidas dirigidas a fomentar la tensión en la región como una señal de la "debilidad" de quien las ejecuta. Por otra parte, Zarif aludió a los recientes ataques contra los edificios de las representaciones diplomáticas saudíes en el país persa: Lo que pasó la noche del sábado en Teherán (capital) y Mashad (noreste) no es aceptable en absoluto. Todos los funcionarios de la República Islámica han condenado estas medidas en los términos más rotundos. Para la República Islámica de Irán es una obligación religiosa y legal proteger a "los invitados que están presentes en Irán como diplomáticos de países extranjeros", declaró. En este sentido, el ministro iraní del Interior, Abdolreza Rahmani Fazli, ordenó la formación de un comité cuarteto, para investigar al respecto.
Por otra parte, el canciller de Irán, Mohamad Yavad Zarif, en una carta dirigida al secretario general de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Ban Ki-moon, el secretario general de la Organización de Cooperación Islámica y sus homólogos de los Estados miembros de las Naciones Unidas, declaró que algunos en Arabia Saudí, temen que el fin de la cuestión de iranofobia, revele las amenazas reales del mundo provocadas por los extremistas y los partidarios de los saudíes. Según el canciller iraní, los autores de las matanzas son los extremistas y miembros de grupos terroristas como EIIL (Daesh en árabe), o Al-Qaeda, que están compuestas por ciudadanos saudíes o personas que han sido víctimas del lavado de cerebro por los saudíes.
El jueves pasado, el ministro iraní de Salud y Educación Médica, Seyed Hasan Qazizade Hashemi, tras reunirse con las autoridades libanesas y el secretario general de Hezbolá, Seyed Hasan Nasrolá, realizó una visita a Siria, donde se ha reunido con varios responsables locales. El ministro iraní durante su reunión mantenida con el primer ministro de Siria, Wael al-Halqi, afirmó que el Gobierno iraní ayudará a la nación siria a fortalecer su resistencia y además, hará todo lo posible para satisfacer las necesidades médicas del país árabe. En su encuentro con el ministro sirio de Salud, Nizar Yazigi, las partes abordaron las vías disponibles para potenciar la cooperación científica en el sector de la salud.
La semana pasada, los vicecancilleres de Irán, Siria y Suiza se reunieron el 6 de enero, en Teherán, capital iraní, para abordar los últimos acontecimientos en el país árabe. El vicecanciller iraní para Asuntos Árabes y Africanos, Husein Amir Abdolahian reafirmó el compromiso de su país con las últimas tres rondas de conversaciones sobre Siria —Viena I (30 de octubre de 2015), Viena II (14 de noviembre de 2015) y las realizadas en Nueva York (celebradas el 18 de diciembre de 2015), y seguirá haciendo consultas tanto con las Naciones Unidas como con el Gobierno sirio para hallar una salida a la crisis del país árabe. El jefe de la Unidad para la Ayuda Humanitaria de Suiza, Manuel Bessler, junto con el asesor del canciller sirio, Ahmad Arnus, agradecieron a la República Islámica su aporte a la resolución de la crisis siria, así como el envío de ayuda humanitaria a los sirios afectados por la ofensiva terrorista.
El presidente Ejecutivo de Afganistán, Abdolá Abdolá, llegó la semana pasada a la capital iraní, Teherán. El Líder de la Revolución Islámica de Irán, el ayatolá Seyed Ali Jamenei, aseguró durane el encuentro mantenido con Abdolá, que "la unidad" es la principal solución para los problemas que vive Afganistán, sumida en inseguridad tras la invasión occidental. A continuación destacó el apoyo de Teherán a Afganistán durante la época de la invasión soviética (1978-1992), así como en la invasión liderada por EE.UU., y ha prometido que seguirá haciéndolo en el futuro. "La República Islámica considera la seguridad, la paz y el desarrollo de Afganistán como propios", dijo. También manifestó su esperanza de que se haga realidad el actual "Gobierno de unidad nacional afgana", "ya que la solución a los problemas de Afganistán es crear una verdadera unidad entre las tribus y los funcionarios de ese país". Teherán y Kabul firmaron tres documentos sobre la cooperación en materia de asuntos deportivos, turísticos, y el patrimonio cultural.
Estimados oyentes esperamos que el programa de hoy haya sido de su agrado e interés y nos despedimos hasta la próxima semana.

 

 

 

Medios

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Enlaces