Este sitio Web está interrumpido. Nos cambiamos a Parstoday spanish
Sábado, 23 Enero 2016 07:57

Homenaje póstumo al veterano arqueólogo iraní Mahmoud Musavi

Homenaje póstumo al veterano arqueólogo iraní Mahmoud Musavi
      IRIB- Este programa se ha realizado con motivo del fallecimiento del arqueólogo iraní Seyed Mahmud Musavi.

 

 

La Arqueología es la ciencia que estudia los cambios físicos que se producen desde las sociedades antiguas hasta las actuales, a través de restos materiales distribuidos en el espacio y conservados a través del tiempo. La Arqueología es una rama de la Antropología, que tiene un papel principal en la corrección de los textos históricos. Sobre la historia se puede decir que se inicia cuando el hombre utiliza la escritura para registrar los acontecimientos y sucesos. Existen obras de hace cinco mil años antes, que se han encontrado en Mesopotamia y las llanuras de Juzestán, en Irán. Sin embargo, los estudios arqueológicos se limitan a la era en la que la gente empezó a usar herramientas. Este acontecimiento fue 2,6 millones de años antes. Por lo tanto, se puede decir que la Arqueológica, es aquella rama de la antropología que debate y estudia a las personas fabricantes de herramientas. Los arqueólogos también son investigadores que estudian la cultura material de las pasadas comunidades humanas, porque obtener información material de las personas y las pasadas comunidades es muy limitado y, en muchos casos, imposible.

La Arqueología se divide en diferentes ramas desde el aspecto de tiempo y de lugar geográfico. La Arqueología, como todas las ciencias, es dinámica y en evolución. Los cambios en esta materia se han registrado desde el inicio del siglo XX hasta ahora en cuanto al recogimiento de datos y las investigaciones, que han desembocado en nuevos métodos del análisis de los datos. La Arqueología trata de encontrar pruebas necesarias para definir los avances culturales y de la tecnología en un tiempo y lugar determinados, para ello, estudia el proceso de la influencia y efectos de los avances científicos y culturales sobre las comunidades.

Casi a principios del siglo XIX cristiano se extendió el interés por conocer los lugares mencionados en los sagrados libros y en los escritos clásicos en el mundo del Occidente. No obstante, en el país persa las búsquedas de los lugares antiguos se iniciaron a finales del siglo XIX y simultáneamente con los estudios de la historia del arte y la arquitectura de Persia antigua. Al principio y por el interés de uno de los reyes de la dinastia Qayar, Naser Edin shah, por Europa, otorgó a los franceses el monopolio de excavar los sitios históricos y durante décadas fueron los únicos arqueólogos que descubrieron los objetos antiguos de Irán. Después del año 1921, terminaron los contratos y acuerdos políticos y económicos y también el monopolio de los galos sobre la Arqueología. También, la aprobación de la ley sobre protección y conservación de monumentos y zonas arqueológicas por el Parlamento causó el final del dominio de Francia en las investigaciones arqueológicas en Irán y el establecimiento de una administración nacional sobre este asunto en el año 1930.

Un año después se empezaron excavaciones regulares en Persépolis y casi duraron ocho años. El primer grupo de los arqueólogos de Irán, fue graduado en el año 1941 en la Universidad de Teherán y empezó sus investigaciones independientes de los investigadores iraníes en las colinas Hasanlo en el oeste de Azerbaiyán, así como otras actividades de restauración y excavaciones. Después de esto, algunos de los graduados en Arqueología continuaron sus estudios en universidades famosas de Europa y Estados Unidos. Uno de ellos fue Ezat-olah-Negahban que terminada su formación educativa regresó a Irán y en el cementerio monárquico de "Marlic", en la provincia de Guilan, empezó a realizar excavaciones. Allí encontró un gran tesoro de oro y plata lo que causó la atención e interés de las autoridades iraníes en la arqueología y, en consecuencia, se activó el desarrollo de esta ciencia en los lugares antiguos y se fortaleció esta carrera a nivel universitario.

El Sr. Negahban estableció el Instituto de Arqueología de la Universidad de Teherán y los graduados bajo su supervisión se ocuparon de las actividades en este terreno en todo de Irán. Después de la Revolución Islámica, la Organización del Patrimonio Cultural fue reemplazada por la Organización Nacional para la Protección de Antigüedades de Irán, cuyo objetivo era supervisar y ejecutar los programas de largo plazo de protección de las obras antiguas del país. Las investigaciones
estaban bajo el control el Instituto de Arqueología.

El 6 de enero, falleció uno de los arqueólogos veteranos y profesores dignos, el Dr. Mahmud Musavi. Una persona que no solo fue un especialista en Arqueología, sino que su dominio de la cultura de Irán, lo convirtió en un hombre del escenario de la cultura de Irán. La Arqueología, a su juicio, era un camino para alcanzar el conocimiento de una cultura que tras un largo pasado ha llegado a nuestras manos.

Seyed Mahmud Musavi nació en el año 1938. Después de terminados sus primeros estudios continuó su educación en la carrera de Arqueología, y luego empezó su trabajo en este terreno. Él durante varias décadas de actividad en esta área asumió la dirección de diferentes excavaciones e incluso puso sus manos en estas labores. Algunos de los historiales de investigaciones de Mahmud Musavi, son: excavaciones en las provincias de Iylam, Lorestan, Azerbaiyán Oeste, Guilan, Sistán y Beluchistán, y Azerbaiyán Este. Asimismo, participó en excavación de la Universidad de Teherán en Qazvin, Guilan y condujo estudios arqueológicos en Abrqu y Kermanshah, supervisó excavaciones en la isla de Kish.

Musavi realizó casi el 90 % de sus misiones arqueológicas en Irán y trabajó con colegas destacados como los doctores Negahban, Tajvidi y Kambakhsh. Algunas de sus obras son: El inicio de la histórica del norte de Irán sobre la base de las características del paisaje y cultura arqueológica, Arqueología en el mundo del Islam, Arqueología de Guilan, Cementerio de Sheij Safi-edin Ardebili y Excavación en la mezquita mayor de Saveh, Tus, La ciudad quemada en la historia y Prólogo de la arqueología de Kerman.

Musavi fue uno de los arqueólogos muy activos y se caracterizaba por tratar de definir la exactitud de los años de monumentos y lugares de Irán. Él fue alumno del Dr. Ezatolah Negahban, considerado el "padre de la Arqueología de Irán", y como primer estudiante en esta materia, todo que había aprendido del Occidente lo introdujo en Irán, y durante los años antes de la Revolución, a pesar de muchos peligrosos, se enfrentó al saqueo de la herencia de la cultura de Irán. Musavi también aprendió esa valentía y resistencia de su maestro y no escatimó ningún esfuerzo para proteger y mantener la herencia cultural de su querida patria.

Este arqueólogo veterano participó directamente en muchas excavaciones arqueológicas o asumió su responsabilidad. Mahmud Musavi, experto en Arqueología del periodo islámico, además de su trabajo en investigaciones de campo, con sinceridad enseñaba a todos sus amigos y estudiantes. Él a pesar de que trabajó con delegaciones extranjeras y tenía un amplio conocimiento en este terreno, jamás se intimidó ante comentarios negativos y, como un experto calificado, expresaba sus opiniones exactas.

En el año 1994, cuando ejercía de secretario ejecutivo de la Sociedad de Arqueología, se celebró en Irán la primera reunión de arqueólogos, después de la victoria de la Revolución Islámica en la ciudad Susha, en Juzestán.

Considerar el lenguaje escrito y expresivo de la Arqueología es muy complejo y difícil de entender. Esta área es una carrera muy especial y, para los que no conocen mucho sobre la Arqueológia, comprender los textos al respecto no es muy fácil ni simple. Este caso se debe a la falta de experiencia de escribir de un grupo de los arqueólogos. Sin embargo, el fallecido Musavi era una excepción. Él tenía una prosa maravillosa y su habilidad en la composición de las palabras en el campo de la Arqueología era tan hermosa que se dejaba entender fácilmente.

El año pasado, en la segunda ceremonia de premación de la medalla "Ezatolah Negahban", Musavi participó en una conferencia, en la que declaró: "No solo el dominico de la ciencia es lo que eleva a las personas sino características como su personalidad que son superiores a conocimiento". Cada paso que da un profesor y las acciones y gestos más pequeños que tiene durante las lecciones a sus alumnos de primer grado deben ser para inculcar la grandiosidad hacia los demás".

Él creía que existe una amplitud de miradas y visión amplia. Al respecto, dijo: "Es cierto que hay muchos tesoros enterrados y nosotros debemos escavarlos. Pero debe verse el mundo de alrededor y no ingnorarlo". Musavi era uno de los grandes arqueólogos de Irán y la herencia rica cultural que tenemos se debe mucho a sus trabajos científicos e investigaciones en el área de la herencia cultural e Islam, Dios bendiga su alma.

 

 

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Enlaces