Este sitio Web está interrumpido. Nos cambiamos a Parstoday spanish
Programas
En el nombre de Dios todopoderoso. Saludos cordiales a todos ustedes estimados oyentes de la Voz Exterior de la República Islámica de Irán. Estamos con ustedes con otro programa más de la serie de artículos titulados Camino hacia la luz, donde conocerán los comentarios de las aleyas del sagrado Corán.
En el nombre de Dios. La misericordia de Dios llene sus espíritus y la del profeta Mohamad Mustafa (la paz sea con él y sus descendientes). Estimados oyentes les invitamos a que nos acompañen para que podamos aprovechar la luz del Corán, un libro divino, guía eterna, que junto a las palabras del gran profeta del Islam, nos ayudará a seguir por el mejor camino.
En el nombre de Dios. La misericordia de Dios llene sus espíritus y la del profeta Mohamad Mustafa (la paz sea con él y sus descendientes).
En el nombre de Dios. La misericordia de Dios llene sus espíritus y la del profeta Mohamad Mustafa (la paz sea con él y sus descendientes). Estimados oyentes les invitamos a que nos acompañen para que podamos aprovechar la luz del Corán, un libro divino, guía eterna, que junto a las palabras del gran profeta del Islam, nos ayudará a seguir por el mejor camino.
La misericordia de Dios llene sus espíritus y la del profeta Mohamad Mustafa (la paz sea con él y sus descendientes). Estimados oyentes les invitamos a que nos acompañen para que podamos aprovechar la luz del Corán, un libro divino, guía eterna, que junto a las palabras del gran profeta del Islam, nos ayudará a seguir por el mejor camino.
En el nombre de Dios. La misericordia de Dios llene sus espíritus y la del profeta Mohamad Mustafa (la paz sea con él y sus descendientes).
La misericordia de Dios llene sus espíritus y la del profeta Mohamad Mustafa (la paz sea con él y sus descendientes). Estimados oyentes les invitamos a que nos acompañen para que podamos aprovechar la luz del Corán, un libro divino, guía eterna, que junto a las palabras del gran profeta del Islam, nos ayudará a seguir por el mejor camino.
En el nombre de Dios. La misericordia de Dios llene sus espíritus y la del profeta Mohamad Mustafa (la paz sea con él y sus descendientes). Estimados oyentes les invitamos a que nos acompañen para que podamos aprovechar la luz del Corán, un libro divino, guía eterna, que junto a las palabras del gran Profeta del Islam, nos ayuda a seguir por el mejor camino. Primeramente escucharán la aleya 62 de la sura La Araña: اللَّهُ يَبْسُطُ الرِّزْقَ لِمَن يَشَاءُ مِنْ عِبَادِهِ وَيَقْدِرُ لَهُ إِنَّ اللَّهَ بِكُلِّ شَيْءٍ عَلِيمٌ   Alá dispensa el sustento a quien él quiere de Sus siervos: a unos con largueza, a otros con mesura. Alá es omnisciente. (62:29) En el programa anterior dijimos que los musulmanes de la Meca sufrían diversas formas de acoso y maltratos de parte de los opositores a su religión entre estos actos soportaron durante algunos años un duro embargo comercial y económico. En estas circunstancias, algunos de ellos no estaban dispuestos a emigrar y abandonar su hogar. Esta aleya dice que los problemas económicos no es motivo para abandonar la fe sino, al contrario, los creyentes deben persistir y seguir practicando la religión y saber que su sustento está en manos de Dios. Por tanto, los seguidores del Profeta, en caso necesario, tenían que emigrar de su suelo natal, dejar sus casas y viajar a la ciudad de Medina. De esta aleya aprendemos que Primero: el esfuerzo para obtener dinero es un deber de cada persona, pero la cantidad que percibamos no está en nuestras manos sino depende de la voluntad divina. Segundo: el nivel de las bendiciones que alcanza cada persona en este mundo, al igual que su capacidad para razonar y habilidades, son diferentes, pues es algo que está en manos de Dios. Sin embargo, cabe resaltar que esas diferencias son necesarias para la comunidad humana. Ahora escucharemos las aleyas 63 y 64 de la sura La Araña:  وَلَئِن سَأَلْتَهُم مَّن نَّزَّلَ مِنَ السَّمَاءِ مَاءً فَأَحْيَا بِهِ الْأَرْضَ مِن بَعْدِ مَوْتِهَا لَيَقُولُنَّ اللَّهُ قُلِ الْحَمْدُ لِلَّهِ بَلْ أَكْثَرُهُمْ لَا يَعْقِلُونَ   Si les preguntas: ¿Quién hace bajar agua del cielo, vivificando con ella la tierra después de muerta?, seguro que dicen: ¡Alá! Di: ¡Alabado sea Alá! No, la mayoría no comprenden. (63:29)   ‏ وَمَا هَذِهِ الْحَيَاةُ الدُّنْيَا إِلَّا لَهْوٌ وَلَعِبٌ وَإِنَّ الدَّارَ الْآخِرَةَ لَهِيَ الْحَيَوَانُ لَوْ كَانُوا يَعْلَمُونَ Esta vida de acá no es sino distracción y juego, pero la Morada Postrera, ésa sí que es la Vida. Si supiera... (64:29) De ahí que la raíz de la vida de las personas dependa de la caída de la lluvia, de hecho, si en una región no llueve por algún tiempo, la sequía provocará la destrucción de las plantas, animales y el hambre. Esta aleya dice que los opositores creían que la caída de lluvia estaba en manos de Dios, pero aun así acudían a los dioses y los adoraban. Pues, ¿por qué los creyentes están preocupados por el abastecimiento de sus necesidades mundanas y por temor a no lograr suministrarlas, no están dispuestos a emigrar para seguir en el camino de Dios? Ellos no saben que la vida verdadera está en el otro mundo y que todo lo que contiene este mundo solo da un placer pasajero. Los niños se complacen con diferentes juguetes y los mayores con coches, casas, fábricas, etc... En los juegos de los niños, uno se convierte en el rey y otro en el súbdito; uno en el médico y otro en el enfermo; uno en la madre y el otro en el hijo; sin embargo, después del fin del juego, se esclarece que todos estos personajes eran ficticios. Entre los mayores también es posible que cada persona obtenga un puesto y situación, pero cuando la vida finaliza, la persona entiende que todo esto no era permanente y ha perdido su vida desempeñando falsos papeles. ¿Dónde están los reyes de la historia? ¿Dónde están los comandantes de las grandes guerras de la historia? Quizás el periodo del juego ha finalizado y ahora otro grupo está jugando. De estas aleyas aprendemos que Primero: el conocimiento de Dios es algo interno pues existe en el interior de cada persona. Segundo: la mayoría de las personas desatiende el asunto del inicio y fin de su creación y no está dispuesta a meditar en ello. Tercero: desatender el otro mundo provoca que la persona se dedique a los asuntos materiales y mundanos. Cuarto: la vida verdadera está en el otro mundo en el que cada persona encuentra su situación verdadera. Ahí, no existe ninguna opresión y ningún derecho se pisotea. Ahora es momento de escuchar las aleyas 65 y 66 de la sura La Araña: فَإِذَا رَكِبُوا فِي الْفُلْكِ دَعَوُا اللَّهَ مُخْلِصِينَ لَهُ الدِّينَ فَلَمَّا نَجَّاهُمْ إِلَى الْبَرِّ إِذَا هُمْ يُشْرِكُونَ Cuando se embarcan, invocan a Alá rindiéndole culto sincero. Pero, en cuanto les salva, llevándoles a tierra firme, al punto Le asocian otros dioses, para terminar negando lo que les hemos dado. (65:29)   لِيَكْفُرُوا بِمَا آتَيْنَاهُمْ وَلِيَتَمَتَّعُوا فَسَوْفَ يَعْلَمُونَ ¡Que gocen por breve tiempo! ¡Van a ver...! (66:29) A continuación de las aleyas anteriores que aludían a los índices del poder divino en el cielo y la tierra para despertar la naturaleza de las personas, estas aleyas recuerdan a las personas a quién deben acudir cuando se encuentran en serio peligro y cuando están desesperadas. ¿A quién solicitan ayuda cuando el barco se está sumergiendo? ¿A quién piden ayuda cuando el avión se está cayendo? Al gran Creador del universo que es capaz de salvarles de la muerte. Cada persona en su vida se basa en sus instrumentos materiales o sus amigos y familiares, por eso, en situaciones de problemas, les piden ayuda. Por esta misma razón, se olvidan de Dios, pero, al enfrentarse con un peligro, cuando nadie puede ayudarles, solamente piden ayuda a Él y se olvida de los demás. No obstante, lo interesante es que esta misma persona que Dios ha salvado de serios peligros, cuando desaparecen los problemas, otra vez se olvida de Él y busca la vida material para gozar de las bendiciones mundanas sin agradecer a Dios por sus bendiciones. De estas aleyas aprendemos que Primero: los sucesos verdaderos y peligros provocan que la persona despierte de la negligencia. Segundo: una oración verdadera, es bendecida. Si la oración de un opositor es verdadera, también es bendecida. Tercero: oponerse a Dios, es una forma de desatender sus bendiciones y aceptar el monoteísmo es un tipo de agradecimiento de las bendiciones divinas. Estimados oyentes, finalizado el tiempo de nuestro programa de hoy, nos despedimos de todos ustedes hasta una nueva emisión y esperamos sus opiniones y propuestas al respecto.
En el nombre de Dios. La misericordia de Dios llene sus espíritus y la del profeta Mohamad Mustafa (la paz sea con él y sus descendientes).
En el nombre de Dios. La misericordia de Dios llene sus espíritus y la del profeta Mohamad Mustafa (la paz sea con él y sus descendientes).
En el nombre de Dios. La misericordia de Dios llene sus espíritus y la del profeta Mohamad Mustafa (la paz sea con él y sus descendientes). Estimados oyentes les invitamos a que nos acompañen para que podamos aprovechar la luz del Corán, un libro divino, guía eterna, que junto a las palabras del gran Profeta del Islam, nos ayuda a seguir por el mejor camino.
En el nombre de Dios. La misericordia de Dios llene sus espíritus y la del profeta Mohamad Mustafa (la paz sea con él y sus descendientes). Estimados oyentes les invitamos a que nos acompañen para que podamos aprovechar la luz del Corán, un libro divino, guía eterna, que junto a las palabras del gran Profeta del Islam, nos ayuda a seguir por el mejor camino.
En el nombre de Dios. La misericordia de Dios llene sus espíritus y la del profeta Mohamad Mustafa (la paz sea con él y sus descendientes). Estimados oyentes les invitamos a que nos acompañen para que podamos aprovechar la luz del Corán, un libro divino, guía eterna, que junto a las palabras del gran Profeta del Islam, nos ayuda a seguir por el mejor camino.
En el nombre de Dios. La misericordia de Dios llene sus espíritus y la del profeta Mohamad Mustafa (la paz sea con él y sus descendientes). Estimados oyentes les invitamos a que nos acompañen para que podamos aprovechar la luz del Corán, un libro divino, guía eterna, que junto a las palabras del gran Profeta del Islam, nos ayuda a seguir por el mejor camino.
En el nombre de Dios. La misericordia de Dios llene sus espíritus y la del profeta Mohamad Mustafa (la paz sea con él y sus descendientes). Estimados oyentes les invitamos a que nos acompañen para que podamos aprovechar la luz del Corán, un libro divino, guía eterna, que junto a las palabras del gran Profeta del Islam, nos ayuda a seguir por el mejor camino.

Enlaces