Este sitio Web está interrumpido. Nos cambiamos a Parstoday spanish
Viernes, 03 Abril 2015 06:21

Noruz, según el itinerario de algunos orientalistas occidentales (1) (especial para Noruz)

Noruz, según el itinerario de algunos orientalistas occidentales (1) (especial para Noruz)
IRIB- Noruz, celebración gloriosa y milenaria del año nuevo persa, es un evento único en su tipo.

 

Esta gran fiesta iraní está rodeada de grandes acontecimientos que han hecho que su nombre quede gradado como una preciosa herencia de Irán y los iraníes la transmitan de generación en generación, además, muchos escritores y pensadores tanto de Irán como de Europa y otros países han dedicado sus páginas a relatar esta celebración. En este programa no estudiamos el origen o la filosofía de Noruz, sino echaremos un vistazo a los interesantes escritos de turistas y aventureros tanto nacionales como extranjeros, que en sus viajes a Irán han visto las fiestas y costumbres, así como la naturaleza y sus maravillas. Ellos han imprimido todo esto que durante su vida y después de su fallecimiento ha servido para muchos como una fuente de conocimiento e información valiosa. El mejor beneficio de los itinerarios es que nos permite conocer la manera en que se celebraban las fiestas y costumbres especialmente de Noruz, además, es un referente para entender otros asuntos de la comunidad iraní, en cuanto a naturaleza, clima, comercio, economía y la situación política y social de aquellos años.
En el periodo de los safávidas, muchos turistas y misioneros cristianos viajaron a Irán y de estas visitas han quedado muchos itinerarios y escritos. Estos viajes y procedimientos continuaron después de este periodo hasta el final de la dinastía Qayar, sin embargo, antes de los safávidas, hubo muchos turistas que dejaron sus itinerarios, pero excepto del famoso turista veneciano Marco Polo y del embajador y turista famoso español Ruy Gonzales de Clavijo, no ha quedado ninguno debido a que los viajeros no eran conocidos sino simples mercaderes venecianos.
El médico y naturalista alemán Engelbert Kaempfer, que viajó a Irán durante la dinastía safávida del shah Suleiman, en su itinerario sobre esta visita habla sobre Noruz y sus costumbres especiales. En una parte de sus memorias, contó: "Noruz es una de las costumbres que perduran en Irán desde la antigüedad y todavía se considera una de las más grandes e iluminadas fiestas de los iraníes. Todos, en este día, visten ropa nueva y amigos y familiares se visitan mutuamente, celebran fiestas y todos se divierten juntos. Después de dos semanas o, en algunos casos, después de tres semanas, se termina la fiesta".


Kaempfer, a continuación, escribió: "el prólogo de Noruz es así, en las plazas públicas algunas personas tocan instrumentos típicos llamados Naghare, Shaipour y Senj desde la medianoche hasta el mediodía. Después la gente inmediatamente abandonan el lugar de su trabajo y todos con entusiasta van hacia las mezquitas, plazas y los edificios públicos. Las personas se felicitan y en todas partes resalta la alegría y prosperidad. Juegan, bromean, hablan mutuamente. Los poetas y artistas muestran su arte y participan en las reuniones y grupos religiosos hasta el final de este día. Luego cada persona en su casa, en familia, continúa la fiesta con alegría y felicidad hasta altas horas de la noche".
La famosa viajera italiana, la Sra. Carla Serena, describió Noruz y sus costumbres gloriosas de las que fue testigo durante su viaje a Teherán en el periodo de la dinastía Naser edin Qayar. La Sra. Serena precisó: "cuando fui a Teherán con motivo de la llegada de Noruz, según las costumbres del país, se celebraba un prólogo de esta fiesta con una ceremonia llamada Salam".
Las ceremonias para festejar el Noruz en Oriente se iniciaban después de la puesta del sol y, en aquel año que yo estuve en Teherán, la noche de Noruz muchas personas famosas de la corte iban a ir al palacio del shah para felicitarlo, pero les dieron la noticia que no se iba a celebrar la ceremonia de "Salam" porque los reyes de Irán no realizaban nada sin consultar con los astrónomos y el shah había pedido a la opinión del astrónomo Monajembashi y este le dijo que debido al acercamiento de las estrellas (Corán de las estrellas) había designado el segundo día para la celebración de la ceremonia de Salam. El pueblo de Teherán se sorprendió de que la ceremonia de Salam se realice un día atrasado, en el segundo día de Noruz. Pero de pronto su sorpresa se convertí en felicidad porque ellos vieron una lluvia tormentosa que cayó el primer día del año. En Noruz de aquel año, 22 de marzo de 1878, como el primer día del año y el inicio de primavera, se anunció el segundo día de Noruz. Al igual que en los días previos, el cielo cambiante y nublado estaba llorando, pero el segundo día de Farvardin, dos de abril, se volvió soleado y agradable y con la prosperidad de la primavera la alegría de la gente se duplicó con la llegada de Noruz".
La ceremonia gloriosa "Salam Noruzi" se celebró con la presencia de Naseredin Shah. La Sra. Carla Serena, sobre esta ceremonia detalló: "aquel día, yo había sido invitada a participar en la ceremonia de "Salam" y me debía presentar en el pabellón que el Ministro de Asuntos Exteriores había considerado para los representantes extranjeros y europeos residentes en Teherán. Este lugar estaba situado en el patio interior, en la parte izquierda de la sala, y para ver todos los detalles de la ceremonia de Salam era un lugar muy adecuado. En una calle que daba al palacio había tal multitud reunida que resultaba muy difícil pasar por ese lugar. Todos vestían ropa nueva porque la gente cree que ponerse ropa nueva en Noruz causa fortuna. Mucha gente se había puesto un sombrero comprado especialmente para el evento. Yo vi el paso de los representantes extranjeros, todos se habían puesto sus ropas oficiales, majestuosas y especiales, para participar en la ceremonia de Salam Noruz. Los ministros de los países extranjeros en la corte de Irán antes que el shah entre en la sala presentaban sus ofrendas al "monumento de sol" (Emarat Jorshid).
Estos representantes por parte de sus gobiernos, a través de sus traductores, felicitaron el año nuevo al Shah también por los traductores el monarca les respondía. Los militares de la primera fila al ritmo de la música desfilaban por la calle. En la plaza Topkhaneh, bombas pintadas de color dorado y plateado habían sido colocadas formando una pirámide que brillaba bajo la luz del sol, pues las bombas habían sido bien pulidas, al lado, se encontraban los soldados estaban de pie listos para disparar. Altos dignatarios del país, oficiales del ejército, jefes de los departamentos gubernamentales, un grupo de clérigos, periodistas, personas allegadas de la corte y personas de otros estratos, todos estaban ahí para felicitar al shah. Los Farashan (sirvientes), con una bandeja sobre su cabeza llena de pasteles tapados con un mantel brocado iban de un lado a otro. Un gran grupo de mujeres con velo islámico nuevo bordado con hilos de oro (Chador) pasaba cerca de mí con sus zapatos de diversos colores que se habían puesto especialmente para esta fiesta. Los niños con el pelo pintado de hena, habían adornado con esta materia sus manos y uñas por el Eid. Algunas personas acompañadas de sus sirvientes iban a visitar a los mayores de la familia, porque en Irán como en Europa se acostumbra a visitar a la familia. Ellos iban en una caravana tirada por caballos o en automóviles y en este camino los nobles a veces se cruzaban con los coches lujosos de los embajadores extranjeros".


El itinerario del viajero italiano Gemelli Careri también incluye notas en el terreno de sus observaciones y estudios de sus visitas a las ciudades de Yolfa, Tabriz, Qom, Isfahán, Shiraz y al puerto de Bandar, así como las aldeas y poblados en el camino. Este itinerario es uno de los documentos interesantes y valiosos que explica la situación general de la comunidad de Irán al final de dinastía safávida. Este viajero con toda delicadez ha explicado todas sus observaciones de las ciudades de Irán y el pueblo y sus costumbres. En una parte se lee:
"El inicio del año de la hégira solar de los iraníes, Noruz o el primer día de primavera, cuando la noche y día tienen la misma duración. En el Eid de Noruz, las figuras prominentes van a visitar al shah para felicitarlo y, según sus propiedades, le dan regalos como monedas de oro. Cabe destacar que los que por la distancia no pueden visitar al shah, a través de sus sirvientes, que visten para la ocasión ropas elegantes, envían sus regalos de Noruz al shah. Los iraníes visten ropa nueva, e incluso, si alguien no hubiese tenido dinero se presta para comprar ropa nueva para sí mismo y los otros miembros de la familia. Porque creen que quien inicia el año nuevo con ropa nueva, disfrutará de las alegrías durante el nuevo año. Entre las otras ceremonias de Eid Noruz puedo mencionar la preparación de comidas deliciosas que se sirven a amigos y familiares.
Estimados oyentes por la falta de tiempo nos despedimos y ¡ojala! que en el próximo programa les presentemos Noruz en otros itinerarios. nl83

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar