Este sitio Web está interrumpido. Nos cambiamos a Parstoday spanish
Viernes, 01 Enero 2016 14:51

El ser humano, la religión y la salud mental 3+audio

El ser humano, la religión y la salud mental 3+audio
IRIB- La tranquilidad interna es la petición permanente del pueblo contemporáneo y lo perdido en las sociedades actuales.

 

Cuando aumenta la separación de las sociedades a la religión y la moralidad, aumentarán también las enfermedades psicológicas y la salud mental de las personas se destruirá más.
Primeramente, para mantener la salud mental, hay que atender a aquellos asuntos que dejan mucha influencia en la personalidad de la persona. Todas las corrientes psicológicas creen que alejarse de la preocupación y tener un profundo sentimiento de seguridad en el interior de las personas, son muy eficaces para solucionar la mayoría de los problemas psicológicos.
La industrialización y el desarrollo de las ciudades y vidas sin objetivo, dejan una influencia negativa en la salud mental de las personas y crean nuevos problemas. Las investigaciones de los psicólogos han mostrado que atender las enseñanzas religiosas y emplearlas en la vida, reducen la preocupación, depresión, divorcio e incluso la mayoría de suicidios.
Según la visión islámica, cada persona desde su nacimiento, tiene una tendencia interna hacia Dios. La estructura interna de las personas es de una forma que le dirige hacia el Creador del universo. En este medio, no existe ninguna diferencia entre las personas. Todos los individuos gozan al principio de su vida de una tendencia interna para buscar la realidad y alcanzar lo mejor para ellos. Después, de ahí que el interior de la persona necesita adorar a Dios y esta necesidad no cambia durante el tiempo. Está completamente claro que ignorar esta petición interna, daña seriamente la salud mental de las personas. Por eso, tener fe en Dios, provoca la elevación de la salud mental de las personas. La experiencia de la mayoría de las personas ha mostrado que cuando un hombre triste y solo está desesperado y necesita de alguien para reducir sus dolores físicos y espirituales, de repente algo en su interior, le dirige hacia un poder sin fin. De otra forma se puede decir que él para alejarse de la preocupación y molestia, recibe ayuda de un poder infinito que es poderoso y misericordioso.

El sentimiento de abandono y falsedad, es la raíz de la mayoría de los daños psicológicos. Pero creer en un poder que da refugio a todos y es la raíz de todas las bondades, es el más fuerte elemento que puede convertir cualquier preocupación en tranquilidad y seguridad. El método del Islam en el terreno del abastecimiento de la salud mental se basa en establecer una relación estable entre el espíritu de las personas y Dios. Creer en este asunto que existe un Dios que controla las situaciones y supervisa en todo el mundo, provoca una profunda esperanza en la vida de las personas. De una forma que la mayoría de los creyentes considera su relación con Dios como la relación con un amigo muy íntimo y cree que a través de su fe en Dios, puede reducir las consecuencias negativas de los sucesos controlables.
El médico y cirujano estadounidense Ernest Adlfer, dice que a través de muchas experiencias entendí que debo tratar el cuerpo de los enfermos a través de los instrumentos de cirugía, y su espíritu a través del fortalecimiento de la fuerza de la fe en Dios. Las investigaciones muestran que un porcentaje considerable de enfermos que en diferentes ciudades de EE.UU acuden a los médicos, no tienen ningún índice aparente de enfermedad física. Pero, los médicos consideran que el más importante motivo de su enfermedad es el pecado, inquina, no tener paciencia, miedo, sentimiento de miedo y depresión.
Actualmente, los psicólogos tienen mucha tendencia a emplear las enseñanzas religiosas para el mantenimiento de la salud mental. Ellos creen que existe una fuerza extraordinaria en la fe en Dios que otorga un tipo de poder espiritual a las personas y les ayuda en tolerar las dificultades de la vida. Aquella persona que cree en la raíz de la creación del universo, no se pierde en los altibajos de la vida y domina las preocupaciones creadas por la vida en la era contemporánea.
La fe es uno de los capitales importantes de la vida. Existen muchas personas que gozan de esta gran bendición divina, y bajo su sombra viven con tranquilidad y prosperidad. Consideran que la salud de su cuerpo y espíritu es el resultado de una fe que les da esperanza y regocijo.
Carl Gustav Yung en su libro titulado "La Psicología y Religión" dice que alguien que práctica la región en su vida, tiene una joya valiosa. Ya que la fe es la raíz de la vida, actividad y belleza.
Desde el punto de vista de un creyente, el mundo no es un complejo de elementos y reglamentos ciegos y sin espíritu sino que, es un cuerpo con objetivo y significado. Un creyente inteligente ve que el universo es dirigido por un poder fuerte. La carencia de Dios hace incierto la imagen del mundo; de una forma que el hombre tiene un mal sentimiento ante ello. Alguien que no cree en la presencia de Dios en el mundo, sufre una falsedad y siente un gran vacío en su interior. Este sentimiento negativo deja una influencia en su pensamiento y comportamiento. Por otra parte, alguien que cree en el Señor del universo, tendrá una visión positiva al sistema del mundo y los reglamentos dominantes en ello.
En los próximos programas hablaremos más sobre la influencia de la fe en Dios en los dichos y hechos de las personas. Al final de este programa, narramos las palabras del psicólogo Bril que dice: la fe es el más eficaz tratamiento para la preocupación. Entre nosotros y Dios, existe una relación fuerte. Si nosotros nos rendimos ante Él, alcanzaremos todas nuestras esperanzas.

Medios

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar