Este sitio Web está interrumpido. Nos cambiamos a Parstoday spanish
Martes, 10 Noviembre 2015 12:19

La poesía contemporánea persa de Irán (87)+audio

IRIB- En el nombre de Dios. Estimados oyentes estamos con Uds.con un programa más de la serie la Poesía Contemporánea Persa de Irán.

 

 

Esperamos que estén felices y tengan tiempo para acompañarnos en este programa. La semana pasada, les hemos presentado al poeta persa, Biyan Yalali. En el programa de hoy continuaremos el estudio de las obras del fallecido Yalali. Esperamos que este programa sea de su agrado e interés. Ahora, les invitamos a que por favor nos acompañen.
Biyan Yalali es uno de los pocos poetas contemporáneos y de la generación después del mes persa de Shahriwar del año 1320, una fecha histórica en Irán (el agosto del año 1941) quien nunca se metió en el estilo de los poemas clásicos o poemas modernos de estilo de Nima. Cuando los colegas de su generación expresaban los acontecimientos de su época con el estilo de Nima y con una mirada político-social, Yalali leía y escribía tranquilamente y entrenaba en la mente sus reflexiones y pensamientos diarios respecto a los asuntos humanos más antiguos, es decir, la vida, la muerte, Dios, la existencia, la creación y también la naturaleza.
Las palabras de Yalali además de ser simples y fluyentes también son sólidas. Él ha intentado que en base a la lengua persa contemporánea y lejos de las normas de los poemas tradicionales crear su propio lenguaje; es decir, un lenguaje muy similar con el lenguaje coloquial.
La colección de los poemas de Yalali denominada "Los Primeros Días" fue publicada en el año 1341 de la hégira solar (1962), en la cual el poeta observa al mundo con los pensamientos orientales. La colección incluye varios capítulos denominados: Un Intento para Llamar a Dios, Un Intento para Llamar a la Esperanza y Un Intento para Llamar a la Tristeza. En la obra, el poeta refleja sus reflexiones profundas y poéticas respecto a la vida; una vida que es una amalgama de la alegría, la tristeza, la esperanza y la desesperanza.
Yalali es el poeta del instante. La colección de su obra titulada "El Poema de los Días" refleja como un espejo cristalino los sentimientos del poeta durante su vida. En esta obra, a veces, Yalali ha expuesto en el marco de un pequeño fragmento de poesía y mediante las palabras y frases muy sencillas, la vida cotidiana con todos sus encantos y sufrimientos; y de vez en cuando ha reflejado una imagen misteriosa pero agradable del mundo mediante palabras y términos bellos y complejos. Una imagen en la cual se han unido la esperanza y la desesperanza al igual que el día y la noche.
El misticismo es el concepto fundamental en la colección "El Poema de los Días" que también se observan en otras obras de Yalali. Kamyar Ebadi, critico de las obras de Yalali, opina que los poemas sutiles y místicos de éste último influyen por una parte en el corazón y, por otro, nos lleva hacia Dios.
La segunda obra de Yalali se denomina "Nuestro Corazón y el Mundo" publicada en el año 1344 de la hégira solar (1965). La obra es el resultado de la mirada profunda de Yalali hacia el mundo y la vida. Los poemas en esta obra son más ricos que en la primera obra del poeta. En la obra "Nuestro Corazón y el Mundo", el ámbito es más sensual y, las esperanzas y las tristezas se ven mucho más clara.
Gracias a conocer perfectamente la cultura de Irán y la del mundo, también debido a estar familiarizado con las antiguas filosofías de la India y persa, además, recurriendo a los pensamientos de los intelectuales del Oriente ha sido capaz de profundizar y dimensionar sus poemas.
La tercera obra de Yalali titulada "El Color de las Aguas" fue publicada en el año 1350 de la hégira solar (1971). A juicio de los críticos de las obras de Yalali, en la tercera obra de éste último no se observan, al igual que en otras de sus obras, ningún cambio desde el punto de vista de forma y del contenido. Quizá el motivo se encuentre en la mirada de Yalali y la definición que considera para la poesía.
A juicio de Biyan Yalali, la palabra es un préstamo divino y no hace falta analizarla materialmente. Según Yalali, los poemas deben mantenerse tal como han sido inspirados por el poeta y éste no tiene el derecho de manipularlos.
Yalali en sus obras no trata explícitamente al ser humano y, en sus poemas no se menciona ni tampoco se describe el hombre y sus sensaciones. Esto no significa que el poeta sea indiferente al hombre, sino que él mismo como representante del hombre se reúne con todo lo que está en la naturaleza y expresa la calidad de esta unidad.
Esta colección de los poemas de Yalali consiste cinco capítulos que mayormente son rezos e, incluso, uno de los capítulos está titulado como "¡Oh Dios!".
Yalali publicó el año 1362 de la hégira solar (1983) su cuarta colección denominada "El Agua y el Sol" y, más tarde, en el año 1373 de la hégira solar (1994) divulgó otra obra llamada "El Diario". En estas dos últimas obras ya han mejorado la cohesión y la concisión de las palabras, sin embargo, los conceptos son los mismos que se ven en las obras anteriores de Yalali.
En la obra de "El Diario" que también consiste en varios capítulos, las introspecciones y las tendencias realistas de Yalali se han reflejado puramente con un lenguaje poético. El estilo del poeta en esta obra está basado en una sencillez consciente, donde los poemas breves y sencillos todos se han experimentado por el mismo poeta. Yalali había dicho que esta obra fue su última e importante obra y, de verdad que, así fue.
En la obra de "El Diario", Yalali busca que el centro del mundo fuera de sí mismo y, los términos utilizados empleados por él en esta colección son la muerte, la vida, el mundo y el poema, entre otros. En el mundo de Yalali se nota perfectamente la ausencia del hombre social e histórico, mientras que en cada léxico y cada verso de sus poemas se descubre una presencia profunda del hombre sublime.
Al respecto, el crítico contemporáneo, Bahaedin Khoram-shahi, cree que la obra de "El Diario" trata de la evolución artística de Biyan Yalali donde representa sus poemas maduros. Esta obra es la más destacada entre otras obras de Yalali.
Queridos amigos, ya hemos terminado el programa de hoy. Les agradecemos por su compañía, y les invitamos a que estén con nosotros la próxima semana. Hasta pronto.

Medios

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar