Este sitio Web está interrumpido. Nos cambiamos a Parstoday spanish
Domingo, 02 Agosto 2015 20:03

Bajo un desierto chino podría esconderse un océano entero

El desierto de Taklamakán, ubicado en el noroeste de China, podría destruir el mito de que en el desierto no hay agua. Un equipo de científicos sugiere que bajo la cuenca del Tarim, ubicada en ese lugar, se esconde un océano entero.


El mismo actuaría como un importante sumidero de carbono, absorbiendo dióxido de carbono y previniendo un mayor calentamiento global, según informaron el sábado medios de comunicación.

Un equipo de investigadores que estudiaba la cantidad de dióxido de carbono en el aire del desierto, se sorprendió al descubrir que grandes cantidades de gases de efecto invernadero iban desapareciendo en la cuenca del Tarim.

La explicación más probable es la que recientemente apareció publicada en la revista Geophysical Research Letters, que afirma que podría tratarse de un océano subterráneo con más agua que todo el conjunto de los grandes lagos de Norteamérica.

"Nunca antes la gente se atrevió a imaginar que bajo la arena podría haber tanta agua. Nuestra definición de desierto podría cambiar", dijo al diario South China Morning Post el profesor Li Yan, quien dirigió el estudio en la Academia China de Ciencias.

La cuenca es un valle que recoge agua de sistemas de drenaje, como la que se ha derretido y corre desde las montañas cercanas cubiertas de nieve. Dos cadenas montañosas bordean la cuenca del Tarim: las montañas de Tian Shan en el norte y las de Kunlun en el sur.

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar