Este sitio Web está interrumpido. Nos cambiamos a Parstoday spanish
Domingo, 06 Marzo 2016 05:25

Irán alberga el segundo árbol más antiguo del mundo, de 4000 años de edad

Irán alberga el segundo árbol más antiguo del mundo, de 4000 años de edad
  Irán alberga el segundo árbol más antiguo del mundo, que tiene una edad de entre 4000 y 4500 años.

 

El singular monumento vivo, que mide 25 metros, es un ciprés que podría tener, de acuerdo con los estudios realizados, la misma edad que las pirámides de Egipto, ha informado la agencia iraní ISNA.

El Sarv-e Abarkuh ("el ciprés de Abarkuh", en persa) es el árbol vivo más antiguo de Asia y el segundo del mundo después del pino Matusalén de California, cuya edad es de unos 4800 años. La palabra sarv se traduce del idioma persa como "ciprés" y Abarkuh es la ciudad iraní de la provincia central de Yazd donde se encuentra la planta.

Existen muchas leyendas locales relativas al antiguo ciprés. Por ejemplo, algunos creen que el Sarv-e Abarkuh fue plantado por plantó Jafet, hijo del profeta Noé.

La razón principal de su longevidad son las particulares condiciones naturales del lugar, favorables para el ciprés. Lamentablemente, el uso de medios de transporte modernos amenaza el ecosistema de la provincia iraní, pese a lo cual la planta ha logrado adaptarse hasta hoy a su cambiante entorno.

La tradición de plantar árboles ocupó un lugar especial en la cultura del antiguo Irán. La imagen de este proceso se puede encontrar en los bajorrelieves de las ruinas de la ciudad de Persépolis, cerca de Shiraz. Para algunas religiones antiguas, el ciprés tiene un significado sagrado, por mantenerse verde durante todo el año.

La primera mención conocida al Sarv-e Abarkuh es del siglo XIV y pertenece al historiador y geógrafo persa Hamdallá Mustawfi Qazvini. En aquellos tiempos, la celebridad del árbol atraía ya viajeros a la región, según reflejan sus escritos.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar