Este sitio Web está interrumpido. Nos cambiamos a Parstoday spanish
Jueves, 12 Noviembre 2015 08:17

Palabras del Imam Husein (la paz sea con él) en la epopeya del Imam Husein 16+audio

IRIB-Hoy, revisamos los hechos ocurridos en el fatídico campo de Karbala en el cuarto de Moharram del año 61 de la hégira, en relación con el Imam Husein (la paz sea con él), el nieto del profeta Mohamad (las bendiciones de Dios sean con él y su descendencia).

 


Antes de la salida del sol en el cuarto día de Moharram, Kenanah bin Ateeq se unió a la caravana del Imam en Karbala. Él era un recitador conocido del santo Corán de la ciudad de Kufa. Un musulmán devoto y piadoso que tuvo el honor de ser compañero del Emir de los Creyentes, el Imam Ali Ibn Abutaleb (P). Había luchado al lado del fallecido Imam Ali y había perdido una de sus piernas en las batallas que los enemigos sediciosos y renegados habían impuesto al emisario designado por el Profeta del Islam. Ahora, en el cuarto día de Moharram, dos décadas después del martirio del Imam Ali, Kenanah había ido a ofrecer su vida en defensa del Islam y en defensa del Imam Husein. Tenía la esperanza de ser martirizado junto con el nieto del Profeta del Islam.
El Imam, después de su encuentro cara a cara con Omar-ibne-Saad, escribió una carta a su hermano, Mohammad Hanafiyah en Medina ya otros miembros de la tribu Bani Hashem. Parte de esta misiva, dice:

"...... .Es casi como si el mundo (el tránsito en la Tierra) no existiera, y no hemos existido en esta tierra, y al igual que en la otra vida, es para siempre, nosotros tampoco pereceremos".

Este extracto de la carta del Imam dirigida a su hermano muestra muy bien el profundo conocimiento y la comprensión del nieto del Profeta de la relación entre este mundo y el más Allá. Desde el punto de vista del Imam Husein, un mundo que es temporal, transitorio y que un día llegará a su fin no tiene valor.

Mientras tanto, el 4 de Moharram, Obaidullah-ibne-Ziyad, gobernador omavita tiránico de Irak, recibió una carta del comandante de sus fuerzas en Karbala, Omar-ibne-Saad, sobre la última situación. Ibne- Ziyad, que estaba absorto en los placeres del mundo material, sobre todo del poder de la riqueza, escribió a Omar-ibne- Saad, de una manera arrogante, diciendo: "He recibido su carta. Ordene a Husein Ibne Ali y todos sus compañeros que juren lealtad a Yazid. Si lo hacen, entonces, voy a escribirle a usted de nuevo con más instrucciones sobre qué hacer a continuación".
Entonces, Obaidullah-Ibne- Ziyad fue a la mezquita principal de la ciudad de Kufa, y se dirigió a la gente diciendo un montón de mentiras. Él dijo: "¡Oh pueblo de Kufa, todos ustedes saben que Yazid (nuestro califa) es un hombre generoso y amable! !Yazid es bueno con sus súbditos y se porta generosamente con la gente! Ahora Yazid me ha dado instrucciones para ser con ustedes generosos. Me ha enviado una suma de dinero y me ha dicho que lo distribuya entre ustedes. A cambio, ustedes deben ir a la guerra contra el enemigo de Yazid, es decir, Husein. Oigan esta generosa oferta, y obedezcan a su califa !

Medios

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar