Este sitio Web está interrumpido. Nos cambiamos a Parstoday spanish
Viernes, 16 Enero 2015 13:06

Líder musulmán explica sobre acontecimientos en Francia

Con motivo de los acontecimientos de público conocimiento ocurridos en Francia, The Religions Herald obtuvo una entrevista exclusiva con Kamel Gomez El Cheij, Presidente de la Unión Árabe Marplatense y Secretario General de la Comunidad Islámica Marplatense.

 

¿De cuántas personas consta la comunidad islámica en Mar del Plata?

La comunidad islámica en Mar del Plata, sumando árabes y descendientes de musulmanes, son aproximadamente mil familias. Dentro de ese grupo hay unas cien personas con actividad de alta exposición en la sociedad, el resto son solo familias.

Según he notado en esta ciudad, y en el país, no han tenido mayores inconvenientes.

En general no hemos tenido problemas con la sociedad. Siempre hay algún periodista desubicado, pero en el trato con la gente no tenemos ningún problema. De hecho, conozco la situación de la comunidad paquistaní, los senegaleses, todos ellos vienen a nuestras mezquitas, y aseguran sentirse como en sus casas. También está la comunidad sufí, musulmanes interesados en la mística del islam; ellos tienen su propia dinámica. Alquilan sus espacios y cuentan con unas veinte personas. Esa es la situación de la comunidad en la ciudad.

Entonces se puede decir que la convivencia es buena.

Sin dudas. Tenemos nuestras diferencias doctrinales, a veces no compartimos como deberíamos nuestras actividades, pero eso es a nivel islámico. Con el país y con la ciudad la relación es muy buena. En principio porque somos argentinos, no tenemos otra nacionalidad aunque podamos ser descendientes de personas de otras nacionalidades. Además, no nos mostramos como musulmanes. Si me ves notarás que estoy vestido como cualquier persona, no tengo necesidad de tener otra vestimenta. Todas nuestras amistades son argentinos más que musulmanes, eso te lleva a tener una convivencia muy buena. Por otro lado es cierto que el diálogo interreligioso en la Argentina es usual...

Más que en otros países...

Claro, más que en otros países. Eso nos ha abierto muchas puertas, nos tienen siempre presentes. Ayer nos reunimos con representantes de otras religiones, el cónsul francés, representantes de la comunidad judía y muchos políticos para repudiar lo ocurrido en Francia. Eso ubica a Mar del Plata, y a la Argentina, en una posición de diálogo constante y mucho respeto.

 

¿Cuál es su opinión sobre el atentado ocurrido en Francia?

Nosotros tenemos opiniones desde distintos ángulos. Desde lo humano obviamente nuestro mayor repudio y rechazo a cualquier expresión de terrorismo, tanto en Francia como en cualquier parte del mundo. Recuerdo y cito la frase del Papa Francisco cuando dice que estamos viviendo la Tercera Guerra Mundial en partes. No podemos sino desprendernos de estas expresiones de odio, fanatismo e ignorancia. Dicho esto, consideramos que hay que comprender y encontrar las causas de lo que ocurre, y es allí donde quizás no seamos tan políticamente correctos con nuestras opiniones. Toda Europa hoy está atravesada por serios inconvenientes económicos, esto hace resurgir ideologías nefastas, como los neofascistas y los neonazis, con una carga muy fuerte de antisemitismo e islamofobia, todas cosas impensables en Argentina y en toda Latinoamérica. Muchas comunidades islámicas de Europa hoy viven como guetos, marginados a determinados barrios. Esto, desde luego, alimenta a esos sectores instalarse. Como Le Pen en Francia. Hace pocos días prendieron fuego mezquitas en Suecia, problemas con inmigrantes de origen islámico en Alemania, actitudes xenófobas en toda Europa. Allí tenemos a un gran mediador, como es Francisco, quien siempre enseña cómo tratar a los inmigrantes. Primero hay que entender por qué hay inmigrantes en Europa, y es porque los necesitan de lo contrario no estarían. Recibir inmigrantes no es un gesto de ayuda humanitaria. La mayoría de los inmigrantes en Francia son argelinos. Los argelinos sufrieron un genocidio donde murieron más de un millón y medio de personas de mano de Francia. Por otro lado, debemos comprender que el Estado francés hoy tiene una política neocolonial hacia el mundo Árabe Islámico. También para con África. Pensemos lo ocurrido en Libia, con Sarkozy en su momento, y ahora en Siria; donde estas mismas personas, que han sido financiadas por Francia y la OTAN, que han sido entrenadas con inteligencia por parte de la CIA y el MOSSAD, estas mismas personas que cometen atrocidades cotidianamente en Siria y en Irak eran considerados luchadores por la libertad. Eran demócratas que luchaban contra el tirano, el dictador Bashar al Asad. En Siria son demócratas, pero cuando regresan a Francia son terroristas. No es así, esta gente es terrorista en Siria, en Francia o en cualquier parte. Me parece que ahí hay un mea culpa que debe hacer el Estado francés y comprender que esto es un bumerang como consecuencia de su política exterior.

Similar a lo que le está pasando a los Estados Unidos.

Lo que le ha ocurrido a los Estados Unidos. Han alimentado y utilizado a muchos grupos minúsculos, y los ha utilizado cuando tuvo necesidad de derrocar un gobierno, pero cuando ese grupo se les puso en contra automáticamente pasaron a ser terroristas. El caso más elocuente es el de los talibanes. Por otro lado, me parece muy positiva la movilización del pueblo francés, y resaltar que la mayoría de las voces del pueblo francés han evitado caer en la tentación de la xenofobia y el racismo. No le dieron lugar a las expresiones neofascistas que se escuchan hoy en Francia.

¿Cuánto podrá resistir el pueblo esas expresiones xenófobas? Marine Le Pen, presidenta del Frente Nacional y fiel exponente de la extrema derecha, salió rápidamente a pedir que se cierren las fronteras y reflotó la idea de la pena de muerte.

Eso depende de las circunstancias económicas por las que pase Europa. Este nuevo mundo que está por nacer genera competencias nefastas entre las economías; esto producirá, desgraciadamente, el resurgimiento de estas ideologías totalitarias. Esta es una discusión que tiene que darse en el pueblo francés en particular y en todo el pueblo europeo en general. No pueden repetir viejos acontecimientos históricos de los cuales ellos saben bastante.

 

En las últimas encuestas estos partidos de extrema derecha no venían con buenos números, pero con estos acontecimientos parecieran renacer.

Hoy la situación mundial es otra. Globalización es una palabra peligrosa en tanto busque homogenizar y establecer una cultura idéntica, aunque es cierto que Internet está al alcance de todos, y eso facilita la búsqueda de información, y en ese marco el repudio sería generalizado. No creo que puedan cerrar las fronteras porque Europa necesita la mano de obra barata de los inmigrantes. El estilo de vida europeo de hoy, que poco tiene que ver con lo cristiano, tiene más que ver con lo secular, por ejemplo. Según estudios, son pocos los que quieren tener hijos para poder disfrutar de la comodidad. Ese egoísmo que tiene el europeo que lo lleva a ni siquiera formar una familia, lo lleva a necesitar de los inmigrantes. Así como considero importantes las manifestaciones, me parecen peligrosas algunas de sus banderas. Como esto de creer que este ha sido un acto terrorista contra la libertad de expresión. En ese punto nosotros somos cuidadosos porque eso no es verdad. Más allá de que el atentado puede estar vinculado con las ofensas que hemos recibido los musulmanes al ver caricaturizado de manera ofensiva al profeta del islam, junto con todos los valores espirituales y religiosos, no está bien hacer algunas cosas. Hay cosas que los hombres tenemos que aprender a respetar. Por otro lado, la sátira y el cinismo que tenía el semanario Charlie Hebdo era de neto corte fascista. No estamos hablando de un semanario que se reía de las cosas sin ningún contenido político. Lo tenía, y estaba dirigido de forma muy directa.

En el año 2011 el director del semanario Charlie Hebdo aseguró que ellos podían reírse de cualquier personaje, histórico o no, porque él y la mayoría de sus dibujantes eran ateos. Por ende, no tenía necesidad alguna de respetar los íconos religiosos de quienes creían. Esa era su argumentación.

Nosotros creemos que la libertad de expresión no puede ser libertad de agresión. Más aun cuando sabemos que muchas de esas expresiones forman parte de políticas de Estado. Esa necesidad de agredir, de pretender exasperar a una comunidad de creyentes y de generar odios, recelos etc. Por supuesto que con esto no quiero justificar lo ocurrido. Estamos diametralmente opuestos a ese y a cualquier hecho de esta característica. Nadie merece perder la vida por una caricatura, lo que sí me parece es que hay que dar una discusión seria acerca de qué tenemos que hacer nosotros con la libertad de expresión, analizar si esa libertad nos permite agredir a cualquiera. En especial en Francia, porque también allí hay imbéciles que niegan el Holocausto. Pero si alguno de esos imbéciles se atreven a decir algo contra el Holocausto, de inmediato se inician causas judiciales y pueden ir presos. Esto quiere decir que para algunas cosas no hay libertad de expresión. Yo no soy de esos que niegan el Holocausto, pero queda claro que hay una gran hipocresía. Si yo le dijera a usted que mañana usaríamos estas instalaciones para realizar caricaturas ofensivas sobre el Holocausto, le aseguro que el repudio absoluto, y justificado, por cierto, sería enorme. Como argentino, usted sabe que día del pensamiento nacional, allá por noviembre, se le debe a nuestro gran pensador Arturo Jauretche. Él decía que no existía la libertad de prensa, sino la libertad de empresa, que es otra cosa muy diferente. Allí me parece que hay un sesgo de ingenuidad de algunos y de hipocresía de otros al querer ver esto como un ataque a la libertad de expresión. Lo que esa bandera permite es ocultar lo que mencionábamos antes: este bumerang que sufre Francia hoy es producto de haber entregado armas a terroristas. Hace mucho que nosotros venimos denunciando lo que hacen en Irak, lo que hacen en Siria, y que hoy, lamentablemente, el pueblo francés lo vive en carne propia.

 

Para llevar la discusión al terreno nacional, César Jaroslavsky decía: "hay que cuidarse del diario Clarín, ataca como partido político y si uno le contesta, se defiende con la libertad de prensa".

Exactamente, así funcionan.

En Nigeria ocurrió una tragedia terrible, donde una niña de apenas diez años se inmoló matando al menos a veinte personas. Sin embargo, no vemos demasiada repercusión ante este lamentable episodio. Pareciera más importante defender la libertad de expresión que solidarizarnos con las muertes. Este tipo de muertes son tragedias en cualquier lugar. Pareciera que algunas muertes duelen más que otras, y que algunas muertes se utilizan más que otras.

Yo creo que hay algunos sectores ven con seria preocupación que esas atrocidades ocurran en el corazón de Europa. "Está bien" que ocurra en Asia, en África, en México, en América Latina, pero en el "primer mundo" no pueden pasar estas cosas. Rápidamente ponen a todos sus aliados, los intelectuales y los medios de comunicación, que son todos de ellos, para dejar en claro que estas cosas no pueden ocurrir en Francia mientras se ocultan los motivos de fondo por el cual pasan estas cosas. Han tomado la bandera de la libertad de expresión para no analizar hacia donde están llevando la política exterior francesa. Además, y esto es mucho más sutil, ese semanario no deja de representar los valores de una determinada Europa que muchos quieren: una Europa que rechace la religión, una Europa agresiva, colonialista, una Europa que se jacte de poder reírse de todo el mundo. Este atentado ha sido, de alguna manera, un golpe a la soberbia de Europa, un golpe a creer que sus políticas estaban al margen de la coyuntura internacional. Este es un análisis tratando de entender las causas, jamás queriendo justificar lo injustificable. En esto soy absolutamente claro: para mí, muchas de las personas que trabajaban en Charlie Ebdo y muchos de sus trabajos eran repugnantes, ese trabajo merece mi más absoluto repudio. Para mí esas personas eran algunos unos imbéciles, con perdón del término, y otras eran personas muy peligrosas que sabían perfectamente lo que estaban haciendo. Uno debe repudiar absolutamente este atentado donde han muerto judíos y también musulmanes. El guardia de seguridad que vimos asesinar en directo era musulmán, otra señal de que esto no tiene nada que ver con el verdadero islam.

Hay un dato curioso: siempre que aparece alguna de estas células terroristas nunca son atrapados con vida. Sería tan interesante saber quiénes son los que los financian, de dónde sale toda la estructura que manejan. Porque esas actividades terroristas requieren de mucha inteligencia y dinero.

Claro. Con Bin Laden pasó algo similar. Había que matarlo en la operación...

Y que hable lo menos posible...

Claro, y tirar el cuerpo al fondo del mar. Lo que ocurre es que si alguna de estas personas fuera expuesta a un juicio, esto sería seguido por millones de personas, y allí veríamos que nada de esto gozaría de libertad de expresión. Como tendrían que explicar quiénes les enseñaron a usar esas armas, cómo llegaron a luchar en Siria, quién los entrenó, cuáles son sus relaciones políticas, su relación con los servicios de inteligencia, cómo pudieron realizar un atentado con entrenamiento militar. Preguntas que hoy no tienen respuesta; porque, como bien decís, todos fueron asesinados.

A todas esas irregularidades sumale que los terroristas, tan rápidos y entrenados, se olvidaron los documentos en el vehículo. En principio suena bastante extraño.

Es cierto. Es extraño el alto nivel que han dicho tuvo el atentado. No es usual tanta perfección en el terrorista. Como bien decías vos hoy, el terrorista es alguien que no piensa demasiado, se inmola tratando de causar el mayor daño posible y listo. Aquí vimos una actitud bien planificada y errores muy llamativos. Rápidamente se nombra a Al Qaeda, como siempre. No se habla de Estado islámico ni de lo que hace Francia, principalmente en Siria.

Ayer se pudo ver en la marcha en Francia a los líderes más importantes de Europa. Curiosamente, una de sus asistentes, la Canciller Angela Merkel, estaba reclamando libertad de expresión, cuando hacía pocas horas había amenazado a la coalición de izquierda, conocida como Syriza, diciendo que, si este grupo ganaba las elecciones en Grecia los iba a eliminar de la zona euro.

Es cierto. También estaba, nada más y nada menos, que Benjamín Netanyahu, quien transformó esa manifestación legítima en una parodia. Que Netanyahu estuviera en esa marcha en primera fila...

En realidad los políticos estuvieron aparte por cuestiones de seguridad.

Esa es otra señal de la fragilidad de los gobiernos europeos. Les preocupa mucho las salidas por izquierda, porque eso debilitaría mucho la zona euro y complicaría los sectores económicos. Por otro lado están los sectores de extrema derecha, quienes con sus simples recetas tratan de enamorar a un electorado que, de continuar los problemas económicos, puede sentirse proclive a buscar soluciones rápidas.

Lo de Le Pen es preocupante, no hay que olvidarse que en Francia hay seis millones de musulmanes.

De hecho, han perdido muchos votos. En su momento Sarkozy se puso más a la derecha de Le Pen para quitarle votos...

Más a la derecha de Le Pen está la pared, casi imposible...

Esta es una situación muy problemática que vemos en toda Europa. Francia, Alemania, Dinamarca, Suecia. Puede ocurrir en Grecia, en España. Estamos en un mundo que cruje por todos lados. Lo de Ucrania es muy grave, China está resurgiendo, Rusia resistiendo los embates de la OTAN, la guerra entre terroristas y el pueblo sirio lleva cuatro años, los cincuenta días de masacre en Gaza. Todo esto hace que estemos muy alertas a cualquier resurgimiento de terrorismo que puede desencadenar cosas que uno no sabe. Una pequeña chispa puede caer en donde haya mucha pólvora dispuesta a arder.

Aun los cristianos como yo sabemos perfectamente que el Corán no solo no permite actos de violencia, sino que los prohíbe absolutamente, ¿verdad?

Me gusta tu pregunta porque me permite explicar que según el Corán no podríamos llamarle terrorismo islámico a nada, eso representa una contradicción. Sería como decir que hay terrorismo judío por lo ocurrido en Gaza, o terrorismo cristiano por lo que ocurre en Ucrania. La palabra Yihad en el Corán, en las tradiciones del profeta Mahoma, se refiere primeramente a un esfuerzo personal. En última instancia puede referirse a una acción defensiva, nunca a atacar. No hay nada en la tradición islámica que pueda justificar lo ocurrido en Francia ni en ningún otro sitio.

Y mucho menos por hacer una caricatura.

Exacto. A pesar de que nos ofendan y de que los consideremos una provocación, nada justifica lo ocurrido. Para nosotros es importante dejar claro que el islam también se encuentra en una encrucijada dentro de esta nueva civilización que todos esperamos que surja, ya que es evidente que esta no da para más. Este modo de vida no resiste mucho más. El hombre no puede seguir viviendo de esta manera. El hombre debe volver a Dios, debe retomar su relación con Dios, o al menos, si no es creyente, cultivar su espiritualidad para refundar una sociedad que hoy está destrozada por todos lados. Esto hace que también los musulmanes tengamos dos cuestiones para resolver. Por un lado la invitación que hacen los sectores fundamentalistas, ignorantes de las tradiciones islámicas, quienes en realidad quieren ser como occidente. A ellos les gustaría ocupar ese lugar, y su ignorancia sobre las enseñanzas islámicas no deja ninguna duda. Ninguno de ellos es sabio, ninguno de ellos tiene libros escritos, ninguno forma parte de ninguna universidad o centro islámico serio. Dentro de la comunidad musulmana somos conscientes de que ellos son utilizados por las grandes potencias, como los talibanes y Al Qaeda. Pero tenemos que ser justos, la solución para el islam no es acomodarse a las necesidades de occidente, algo que muchos quieren, un islam subordinado donde algunos valores familiares pueden permanecer, ir cada tanto a las mezquitas, pero usar Visa Y Mastercard. Tampoco estamos de acuerdo con esa visión, por lo menos donde los musulmanes son mayoría. Hay que tener cuidado. Así como repudiamos a los fundamentalistas religiosos, políticos, económicos etc., somos claros que nuestra postura no es la de un islam subordinado a las pretensiones de occidente europeo o del occidente manejado por los Estados Unidos que no tiene nada de creyente, nada de cristiano. Nosotros esperamos que la situación en Medio Oriente, la zona más complicada del mundo hoy por hoy, pueda solucionarse. Necesitamos que exista un Estado palestino. Si hubiera un Estado palestino cambiarían muchas cosas. Lamentablemente hay una fuerte intransigencia en la extrema derecha israelí, donde conviven fundamentalistas religiosos, neofascistas, y son ellos los que no permiten que eso se logre. Esto hace que el panorama sea sombrío. Para nosotros, las guerras no solo no están por acabar, sino que haya cada vez más. La situación de Europa y la posibilidad de que la izquierda pueda tomar el poder, si los dejan. Ya sabemos que el capital financiero internacional mueve rápido su poder y su influencia para eliminar a quienes no estén de acuerdo con el mundo que ellos plantean. Todo esto hace que el mundo se esté encaminando lenta pero inexorablemente hacia un estado de agresión permanente. Es nuestra tarea, principalmente de aquellas personas involucradas en tradiciones espirituales, denunciar este materialismo atroz, este consumismo y ansias de guerra, solo con el fin de afianzar un nuevo orden mundial sustentado en el poderío económico. Tenemos una tarea inconclusa, y para ello necesitamos unificar criterios. Cristianos, musulmanes, judíos, hinduistas, budistas, confusionistas, taoístas, religiones chamánicas, indígenas; hay que poner valores en la sociedad. Me parece que cuando occidente presenta las imágenes fundamentalistas de las religiones, lo que busca y consigue es ocultar los mensajes de fe y esperanza que traen todas las religiones.

Da la impresión que la extrema derecha y el poder financiero mundial funcionan con un gran poder de lobby. Tal vez nosotros, los que creemos en algo, deberíamos retomar eso y olvidar las diferencias, que son mínimas. Esta quizás sea una buena oportunidad para unificar criterios, ya que separados no vamos a conseguir nada.

Está claro. Me parece que llegó el momento de aunar criterios. Cito de nuevo a Francisco cuando dice que esta civilización se pasó de rosca. Nosotros decimos que lo peor que le puede pasar a la humanidad no es que occidente se hunda, sino que este occidente subsista. Me parece que llegó el momento de reflexionar sobre la nueva matriz cultural, una nueva manera de entender la civilización. El mundo va para ese lado.

Un mensaje final que quieras dejar.

En primer lugar agradecerte por haber venido a buscar la voz de un musulmán para poder comentar lo ocurrido en Francia. Es muy llamativo para mí que desde Corea puedan estar interesados en nuestra opinión. Me halaga saber que haya un trabajo interreligioso en un lugar tan lejano, y espero que nos encontremos más seguido, conocernos, colaborar en el encuentro y dejar un mensaje de esperanza y seguir construyendo la humanidad que todos queremos que empieza recordando a Dios. Cuando el hombre se olvida de Dios se olvida de sí mismo.

Lo que ocurre es que a veces le cambiamos los nombres a Dios, y allí surgen diferencias que en realidad no existen. La Causa es una sola, y por motivos culturales que no vienen al caso, se le ha ido cambiando de nombre, pero es el mismo Dios. En realidad, las diferencias deberían ser para enriquecer.

Deberían enriquecer, es cierto. Incluso dentro del cristianismo hay diferencias, dentro del islamismo tenemos sabios que piensan distinto. Tenemos que aprender a enriquecernos con las diferencias. Saber que gracias a Dios no vamos a ser iguales. Nosotros pensamos, y con esto termino, que las religiones tienen un mensaje muy serio e importante para dar a la humanidad, y es nuestra tarea diariamente decirle a la humanidad: esto es algo que Dios ha revelado al mundo, y merece ser conocido y reconocido a pesar de nuestros errores.

Siempre partiendo de la base que nosotros no somos los canales ideales para transmitir ese mensaje. Muchas gracias por la entrevista. Ojalá que sirva para que todo se aclare y para que la gente no se confunda.

Gracias por el tiempo que se han tomado al venir aquí. Espero que puedan reflexionar sobre estas cuestiones.

sapiperiodism.wordpress.com

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar