Este sitio Web está interrumpido. Nos cambiamos a Parstoday spanish
Martes, 11 Agosto 2015 09:29

En luto por el Imam Yafar Sadiq (la paz sea con él) (especial con motivo de su martirio)+audio

En luto por el Imam Yafar Sadiq (la paz sea con él) (especial con motivo de su martirio)+audio
IRIB- Este programa se ha preparado con el motivo del martirio del Imam Yafar Sadiq (que descanse en paz).

 

 

Hoy día, los musulmanes están de duelo por el aniversario del martirio del Imam Sadiq. Un gran personaje que volcó sus esfuerzos a desarrollar el ámbito científico, cultural y religioso de tal manera que se considera un punto partido en la historia del Islam, después de la época del Profeta Mohamad (p). Yafar Ibn Muhammad As-Sadiq, cuyo título "Sadiq" significa el "sincero", es el sexto Imam de los musulmanes, tras la muerte de su padre Muhammad Al-Baqir (P). Nació en Medina el 17 de Rabi al Auual (el día del nacimiento del Profeta) del año 83 y murió envenenado por órdenes del califa Abasí Al-Mansur en el año 148 a la edad de 65 años. Damos el pésame por el aniversario del martirio del Imam Yafar Sadiq, y aprovechamos este espacio, para abordar algunos fragmentos de la vida de este símbolo de dignidad y virtud.

Ahlul-Beit del Profeta (la casa del Profeta) con el objetivo común de mantener el Islam y luchar contra la tiranía, la corrupción y la injusticia, según las condiciones y las necesidades de la época, ha utilizado diferentes métodos. Aquellos sublimes, a veces, a través del levantamiento y, otras muchas, mediante un profundo enfrentamiento intelectual, realizaron su misión de extender las sabidurías islámicas. El estilo de vida y la postura de los Imames dependían de las condiciones especiales de su época. Si conocemos las condiciones reinantes del tiempo en que vivieron estos sublimes, entendemos que no hubo ningún contraste entre los principios y bases de sus comportamientos, ya que todos ellos siguieron un solo objetivo, si bien, cada uno de ellos para lograr ese objetivo tuvo una estrategia especial.

La verdad histórica es que el Imam Sadiq entendió que su gran deber en el Imamato —en aquel entonces— era fundar una escuela y profundizar las bases ideológicas y extender las sabidurías islámicas e ideologías divinas. Como líder divino vio que, en ese periodo, la formación y el desarrollo de una escuela intelectual del Islam era una de las necesidades esenciales. Porque el Imam Sadiq vivió en una época de ciertas particularidades, entre las que destacaban el cambio de gobierno, con el derrocamiento de los omeyas, tomaron el poder los abasíes, y el enfrentamiento a corrientes de pensamientos filosóficos ajenos al Islam, así como la formación de grupos de estudio de teología, que más tarde darían lugar a las distintas escuelas del Islam. En esa época, los musulmanes, más que en ningún tiempo, se mostraron entusiastas para conocer las ciencias. Además una ola de pensamientos filosóficos, debido a las traducciones de libros, habían entrado en el mundo del Islam.
Ciertamente durante aquel periodo la debilidad de los ulemas religiosos causaba la desviación de los musulmanes hacia conceptos equívocos del Islam. En esta coyuntura sensible, el Imam Sadiq, conociendo las necesidades de tiempo, se esforzó por recuperar y promover la educación superior auténtica de la escuela islámica y científica y, como lo dijimos antes, formó una gran escuela que albergó a cuatro mil estudiantes destacados en diferentes carreras.

El periodo de 34 años de Imamato de aquel Hazrat fue una oportunidad dorada, en la que las sedes de las enseñanzas puras divinas se saciaron de la fuente pura de la inspiración. El Imam Sadiq en las reuniones generales y privadas trató de enseñar diferentes materias científicas. En las reuniones generales participaban tanto suníes como chiíes que aprovecharon de los conocimientos de aquel Hazrat. El Imam Sadiq estimulaba a los grupos musulmanes a mantener relaciones mutuas e incluso con loa miembros de otras sectas. Él mismo tenía una buena relación con los sabios suníes. Desde la mirada del Imam Sadiq, la discordia es un factor del que se aprovechan los enemigos. Aquel Hazrat recomendaba el cariño y la amistad entre todos. Al respecto, en un consejo a uno de sus fieles, le dijo: "saluda a nuestros seguidores y diles que Dios bendice a un creyente que es amable con la gente".
Al igual que el Profeta del Islam, el Imam Sadiq disfrutaba de amplios y profundos conocimientos, buenos modales y muchas otras características, lo que causó que este gran Imam sea como un puente comunicativo y estable entre la gente, forjando una relación que se hizo muy firme.
El jeque Mofid en "Ershad" escribe: La gente desde ciudades cercanas y lejanas iba a visitar al Imam Sadiq para aprender de sus valiosos conocimientos. Su fama abarcaba todas partes. Dominaba una serie amplia de materias científicas que no se conoce a nadie igual en Ahlul-Beit. Los eruditos de hadices han considerado el número de sus narraciones en casi cuatro mil.

El Imam Sadiq siempre estimula sus alumnos. Iba a visitarles y hablaba con ellos. Aquel Hazrat, un día, dijo a uno de sus alumnos, llamado Abu Hamze: "En verdad, verte me da tranquilidad". A otro de sus alumnos, Aghabe bin Jaled, contó que cuando iba a visitar al Imam Sadiq, este le decía: "bienvenidos aquellos que nos aman y que nosotros amamos. Dios nos ponga en este mundo y en el otro mundo juntos".

El Imam Sadiq estimulaba a toda la gente a aprender la ciencia y, dirigiéndose a los jóvenes, les decía: "aprendan la ciencia y adórnense de paciencia y serenidad. Sean humildes ante sus alumnos y sean corteses ante sus maestros, jamás sean maestros orgullos, porque destruirá su esencia". Estas palabras del Imam Sadiq se consideran valiosos consejos. De hecho, ser un maestro lleno de conocimientos pero carente de humildad y buenos modales no es nada útil ya que la gente odia a los orgullosos y no aceptarán sus palabras por muy verdaderas que sean.

El Imam Sadiq decía a los buscadores de la ciencia que el objetivo correcto de aprender la ciencia es aprenderla para poner los conocimientos al servicio del pueblo y lograr la perfección: "Su objetivo para obtener conocimientos que no sea el orgullo, la hipocresía o la confrontación. Una ciencia que no se transmite a otra gente es como una luz que se apaga y no podremos ver su luz".

Así el Imam Sadiq, aprovechando las oportunidades y considerando las necesidades de la comunidad, dio continuidad al movimiento científico y cultural de su padre, el Imam Mohammad Baquer (la paz sea con él) y creó un gran centro científico, donde se entrenaron figuras principales de la ciencia como Hosham Ibne al-Hakam, Mufazel bin Omar y Yaber ibne Hayyan.

Yaber ibne Hayyan, un científico destacado y hábil, escribió 500 artículos sobre química y es conocido como el "padre de la química". Sus escritos en la era medieval se tradujeron en diferentes lenguas europeas. Mufazel, fue otro alumno destacado del Imam Sadiq y autor del libro titulado "Tohid Mofazel". Cabe destacar que no solo los chiíes se beneficiaron de la sabiduría del Imam Sadiq, también tuvo entre sus seguidores muchos suníes. Entre los líderes suníes, Abu Hanifa (Noman ibne Sabet) y Malik ibne Uns, que vivieron durante la era del Imam Sadiq, tuvieron la oportunidad de adquirir sus conocimientos. Sobre Abu Hanifa se ha narrado que era uno de sus alumnos que, sobre la grandeza científica del Imam, dijo: "no he visto a nadie más sabio que Yafar ibne Mohamad". Malik ibne Uns, líder de la secta Maliki, para presentar al Imam Sadiq decía: "Hace tiempo voy a visitar a Yafar ibne Mohamad y siempre lo encuentro en tres estados, orando, ayunando o recitando el Corán y jamás he visto que sin ablución narre un hadiz.

El Imam Sadiq informó en diferentes formas al pueblo sobre los complots de los abasíes y Bani Abas y evitó que sus seguidores cooperen con los agentes crueles del califato porque esto originaría la extensión de las bases de la tiranía. El segundo califa abasí Mansoor siempre se preocupaba por la posición del Imam Sadiq entre el pueblo. Por eso trató de vigilar las actividades de este Hazrat. Mediante engaños y diversos complots, trató de destruir su imagen. Sin embargo, reiteradas veces fracaso en su intento. Finalmente cuando vio que no era nada ante el Imam, por su codicia, ordenó envenenar al Imam Sadiq y aquel Hazrat fue hecho mártir un día como hoy.

Nuevamente damos el pésame por el aniversario de aquel Hazrat y suplicamos a Dios que nos ponga entre sus seguidores y del Profeta y su Ahlul Beit.

Medios

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar