Este sitio Web está interrumpido. Nos cambiamos a Parstoday spanish
Viernes, 02 Octubre 2015 05:47

En el día de Qadir (con motivo del gran Eid Qadir)+audio

IRIB- En este programa se explica el suceso que condujo a la celebración del Eid Qadir.

 

 

La aleya 67 de sura La Mesa servida, dice:

¡Enviado! ¡Comunica la Revelación que has recibido de tu Señor, que, si no lo haces, no comunicas Su mensaje! Alá te í, protegerá de los hombres. Alá no dirige al pueblo infiel.

Esa era la voz del Ángel de la Revelación que recitaba al alma del pueblo. El Enviado de Dios estaba preocupado. Parece que tenía miedo de algo. Él estaba preocupado por el futuro del Islam. Así que retraso la notificación, a la espera de un buen tiempo para comunicar esta orden divina al pueblo. Empero, el mensajero de Dios recibió otra vez la palabra del Señor ordenándole: "¡Oh Mensajero! Proclama lo que se ha revelado de tu Señor". El Profeta, que sabía la hipocresía de un grupo de personas, estaba preocupado por el futuro de la nación islámica y un poco indeciso. En este momento, escuchó nuevamente una voz que le dijo: "si no lo haces, entonces no has cumplido con tu misión". El Profeta estaba pensado contar la revelación cuando otra vez se le apareció Gabriel y le dijo: "el Señor te protegerá de la maldad de la gente".

Al llegar al sitio determinado, el Profeta ordenó que la gente se detuviera. Cada persona preparó su propio lugar. El enviado de Dios se situó bajo la sombra de un toldo de tela que había sido colocado sobre unos árboles. Se puso de pie en medio de la gente sobre las monturas de un camello y, con una voz expresiva y alta que llegaba a oídos de todos, comenzó su discurso.
El gran Profeta del Islam, primero, alabó a Dios y resaltó algunas características del Señor, luego, refiriéndose a una obligación divina, dijo: "Atestiguo que soy obediente a Alá y que Él es el creador y cumplo con mi deber de llevar a cabo lo que me ha revelado, porque si no lo transmito al pueblo (sobre Ali), no he cumplido mi misión."
De este modo el enviado de Dios se refirió a la aleya 67 de sura La mesa servida que dice:

"¡Enviado! ¡Comunica la Revelación que has recibido de tu Señor, que, si no lo haces, no comunicas Su mensaje! Alá te protegerá de los hombres. Alá no dirige al pueblo infiel".

El Profeta, dirigiéndose a la multitud, declaró: "¡Oh gente! Cumplo con lo que me ha sido ordenado y revelado. Ciertamente Gabriel ha descendido hacia mí tres veces, ordenándome de parte del Altísimo que declare públicamente lo siguiente: Gente blanca y de color, os anuncio que Ali, el hijo de Abi Talib, es mi hermano, mi albacea y mi sucesor y el guía después de mí y entre vosotros, es hacia mí como Arón para Moisés, con la diferencia que no existirá Profeta después de mí. Sabed que después de Dios y Su Mensajero, Ali es vuestro guía y líder".
El Profeta aludiendo una aleya del Corán continuó: "Sólo es vuestro amigo Alá, Su Enviado y los creyentes, que hacen la azalá, dan el azaque y se inclinan. Y Ali ibn Abitaleb es quien ha hecho azalá y ha dado el azaque y ha tomado en consideración la satisfacción de Dios en cualquier hecho".

El Profeta Mahomad, además destacó la dificultad de esa misión, porque algunos ateos supuestamente convertidos ayer al Islam, se encontraban en la fila de los hipócritas. Dijo: "Y le pedí a Gabriel que solicitara permiso a Dios para que me eximiera de esta misión, porque mi conocimiento sobre el reducido grupo de creyentes, el gran número de hipócritas y las conspiraciones de los reprochadores, aquellos que expresan con sus lenguas lo que no hay en sus corazones y se burlan del Islam, es amplio".

De acuerdo con el Profeta, Dios en el Corán explica: "Dicen con la boca lo que no tienen en el corazón, considerando que era algo sin importancia cuando, ante Dios, es algo grave".
El último mensajero de Dios señaló: "Y a causa también de aquellos hipócritas que reiteradas veces me han molestado con palabras como "Ozon", oyente de cualquier palabra e ingenuo.
Hasta que Dios envió la aleya 61 de la sura El Arrepentimiento:

Hay entre ellos quienes molestan al Profeta y dicen: «¡Es todo oídos!» Di: «Por vuestro bien es todo oídos. Cree en Allah y tiene fe en los creyentes. Es misericordioso para aquéllos de vosotros que creen». Quienes molesten al Enviado de Allah, tendrán un castigo doloroso.

Posteriormente el Profeta indicó las virtudes del Imam Ali (la paz sea con él), enfatizando que sólo él merecía ser el líder de los creyentes. Consideró que Ali es quien, ayuda a la religión y defiende al enviado de Dios, el piadoso puro, el orientador y orientado.

El Profeta del Islam enfatizó: "¡Oh gente! Sabed que este verso sagrado es sobre Ali y comprendan su profundidad. Sabed que Dios ha establecido a Ali como vuestro guía y líder. Es obligatorio que le obedezcan tanto los emigrantes como los ayudantes y seguidores, los habitantes de los desiertos y los ciudadanos, el árabe como el no árabe, el libre y el esclavo, el pequeño y el grande, el blanco y el negro monoteístas. Su mandato debe acatarse, su palabra es veraz y su orden es efectiva. Maldito sea quien se le oponga. La misericordia sea sobre quien lo reconoce. Ciertamente que Dios perdona a él y a sus seguidores y a los que le obedecen y le escuchan".

El Profeta del Islam por haber sentido la desobediencia del pueblo al liderazgo del Imam Ali, reiteradas veces, puso de relieve su la sucesión de su imamato y, en este sentido, puntualizó:
"¡Oh gente! Esta es la última vez que me levanto y os hablo en asamblea, escuchad y obedeced pues someteos a la orden divina. Dios Todopoderoso es vuestro Amo y Señor y después de Dios, el Mensajero de Dios, quien ahora se dirige a vosotros y tras de mí, por orden divina, Ali será vuestro guía y líder. Y luego de él, el liderazgo será conservado y perpetuado por mis hijos de su progenie, hasta el día de la Resurrección, que vayáis al encuentro de Dios y Su Mensajero".

"Él fue el primer hombre en creer en Dios y en Su mensajero y nadie se le ha adelantado en su fe en mí. Es quien ha arriesgado su vida por el Mensajero de Dios, y siempre ha estado a su lado. Solo él ha rezado junto al Profeta, cuando nadie más lo hacía. Ali fue el primer hombre que hizo la oración conmigo y fue el primer hombre en adorar a Dios junto a mí. Por decreto de Dios, le pedí que ocupe mi lugar en la noche de la emigración y él aceptó sacrificarse por mí".

"¡Oh gente! Honradlo, puesto que Dios lo ha honrado y ha aceptado su liderazgo, puesto que Dios lo ha elegido como vuestro líder y guía. Sabed que Gabriel descendió a mí, anunciándome que la ira y la maldición de Dios, caerán sobre aquel que se levante contra Ali y no acepte su liderazgo como Imam. Ciertamente es justo para cada persona ver lo que le deparará el día de mañana. Tened fe y absteneros de oponeros a Ali. Manteneos firmes, no sea que vuestros pasos tiemblen, que Dios está bien informado de lo que hacéis".

"¡Oh gente! Meditad en el Corán y reflexionad en la profundidad de sus versículos y no busquéis otros similares. Juro por Dios que nadie os aclarará su interpretación ni nadie os mostrará su verdadero significado sino este hombre al que estoy alzando su mano y os anuncio que: Para quien yo sea su señor jefe (Maula), él, Ali es su señor y Ali, hijo de Abi Taleb, es mi hermano y mi sucesor. Dios me ordenó establecer a Ali como líder y guía para mi comunidad".

Felicitamos una vez el día de Qadir e Jom y lo conmemoramos, saludando al Profeta del Islam a y su bendita familia.

Medios

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar