Este sitio Web está interrumpido. Nos cambiamos a Parstoday spanish
Viernes, 20 Noviembre 2015 08:22

Una pequeña muestra del conocimiento y la sabiduría del Imam Kazem (la paz sea con él) especial con motivo del aniversario de su nacimiento+audio

      IRIB- En este programa se abordan algunas partes del océano de sabiduría y conocimientos del Imam Kazem, (la paz sea con él).

 


Hoy celebramos un aniversario más del nacimiento de un Imam y líder de la generación del gran Profeta del Islam. Un gran personaje que, con paciencia y lucha, capitaneó al pueblo por 35 años. El séptimo día del mes Safar coincide con el aniversario del nacimiento del Imam Kazem. Nuestra enhorabuena por el aniversario de este nacimiento bondadoso.

Cada uno de los imames de la familia del Profeta, en palabras y hechos, ha dejado clara esta verdad, que después del Profeta, mediante sus buenos ejemplos y pautas, aquellos sublimes fueron testigos evidentes de una vida divina. Con sus ejemplos brillantes de guías divinos, son líderes que ayudan a la gente a alcanzar una vida digna. Así, en la oración islámica invocamos a Dios a que nos acerque vivir y morir como Muhammad (P).

El Hazrat Imam Musa Kazem (P), conocido como "Kazem" (es decir, quien controla su ira), nació el día 7 del mes de Safar del año 128 de la hégira lunar en Oboe entre la Meca y Medina. Aquel Hazrat, después del martirio de su padre, el Imam Sadiq (P), a los 21 años de edad, por voluntad y orden de Dios, condujo al pueblo durante 35 años.

El periodo del Imamato del Imam Kazem coincidió con el cuarto califato abasí, encabezado por Mansur Davaighi, Mahdi, Harón al Rashid. Los califas abasíes sabían muy bien que la orientación iluminada que el Imam Kazem impartía entre el pueblo provocaba la debilidad de los pilares de los gobiernos crueles. Por eso, en la historia de la vida de Imam Kazem, podemos leer que estuvo encarcelado por muchos años durante el califato de Haron al-Rashid y, finalmente, por su resistencia para hacer prevalecer su postura justa y legítima, fue hecho mártir.

El nombre de Kazem del séptimo Imam, fue dado por su paciencia y perseverancia en la adversidad y ante los numerosos desastres a que lo expuso el enemigo. Debido a que el Imam Musa Kazem (P) luchaba contra la opresión en busca de justicia, como una de sus grandes aspiraciones en la vida individual y social, siempre se enfrentó a la ira de los enemigos del Islam y a los gobernantes de su tiempo.

En la pauta del Imam Kazem, la búsqueda de justicia y la lucha contra la opresión en el escenario social y político disfruta de un lugar especial. Aquel sublime, pese a haber estado preso y haber sido torturado, no se negó a abandonar su postura basada en decir la verdad y presentar lo justo y lo injusto. Desde el punto de vista de aquel Hazrat, un gobierno cruel no puede ser justo tampoco puede impartir justicia. Por eso el Imam Kazem (P) enfatizó que no podemos prescindir de los medios para alcanzar la justicia. Aquel Hazrat se dirigió a uno de sus fieles y le dijo: "Protégete de la ira de Dios y ahora no hables mal y tampoco tengas miedo de decir la verdad, aunque (aparentemente), puede destruirte, pero debes saber que lo justo no te va a destruir sino al contrario te va a salvar. Pues, siempre quedará un espacio vacío en su vida, a pesar de que parece que te salva. Porque el mal jamás se anula al final causa la muerte".

El Imam Kazem (P), en su enfrentamiento contra la tiranía y la opresión, tenía una estrategia especial, que era discutir sobre lo negativo. El Imam Kazem, ante los gobiernos crueles, resistió como una montaña estable y, con su actuación política, cultural y social, se esforzó para educar a los discípulos piadosos.

En general, la política del Imam Kazem estaba basada en una estrategia de humillación y desatención hacia los califatos abasíes. El Imam, en su postura frente a Bani Abbas, puso bajo tela de juicio la legalidad de su gobierno. Descalificar abiertamente a los líderes y propagar entre el pueblo la incapacidad e incompetencia de los políticos eran otros puntos que revelaba el Imam Kazem durante su lucha. Sin embargo, aquel Hazrat se dio cuenta de que en el gobierno cruel era necesario tener representantes que, en caso necesario, podía utilizar para avanzar en sus objetivos. Por ejemplo, el Imam Kazem permitió a Ali Ibn Yaqtin trabajar en el sistema de Harón al-Rashid y aceptar un puesto oficial ministerial con el fin de tomar ventaja de esta posición y poder exigir los derechos de los musulmanes.

Ali Ibn Yaqtin, como uno de los fieles seguidores del Imam Kazem (P), trabajó en el sistema gubernamental, y colaboró con los seguidores de la familia del Profeta y ayudó a la gente sufrida a proteger su vida y sus bienes de la tiranía de los gobernantes.

Influyó en el sistema gubernamental, en muchos casos. Por su puesto, el Imam Kazem, al desempeñar estas responsabilidades actuó con mucho tacto. Los esfuerzos de aquel Hazrat eran para que sus fieles alcancen la justicia y no para hacer el mal. Mejor dicho, no fortalecerá el gobierno tirano. Por eso, cuando uno de los fieles del Imam llamado Safwan Bin Mehran quiso alquilar sus camellos a Harón al-Rashid, el Imam se lo impidió. Safwan luego vendió sus camellos para no beneficiar al gobierno.

La era del Imam Kazem, desde el aspecto cultural, fue la era del estallido de diversas escuelas y del encuentro de las ideas en la comunidad islámica y, obviamente, estas circunstancias dejaron efectos positivos y negativos. Entre los efectos positivos se pueden mencionar la extensión de la ciencia e investigación y el debate. Los musulmanes estudiaron en las diversas escuelas de pensamiento y se favorecieron de los diálogos y debates para explicaron sus creencias a los demás.

El aspecto negativo de esta situación se originó por la ignorancia del pueblo de las directrices del Islam. La gente estaba confundida y, a veces, se desviaba del camino correcto y los califatos abasíes aprovechaban de este desorden para su propio beneficio. En tal condición, el Imam Kazem, con inteligencia y tacto, trató de enfrentar las desviaciones. Aquel Hazrat estimuló a todos los fieles a transmitir las ideas del Islam noble que la familia del Profeta propagaba.

Uno de los fieles más destacado del Imam Sadiq y del Imam Kazem (P) fue Hosham Ibn Hakam, en el ámbito de transmitir los puntos de vista de la familia del Profeta a los oponentes. Además de esto, el Imam Kazem estimuló a sus fieles a disfrutar del poder de debatir con los oponentes y explicar correctamente las ideas de los chiíes. El Imam Kazem se esforzó mucho por elevar la visión y ampliar la visión del pueblo de su era. Aquel Hazrat recomendaba a los musulmanes que busquen hacerse con la sabiduría de la religión a través de fuentes nobles y confiables y eleven el nivel de su conocimiento de manera inteligente. Él conspiró contra las personas equivocadas.

El Imam Kazem (P) sostuvo diálogos reveladores con el califato abasí Harón al-Rashid. Se cuenta que un día Harón entró a Medina y fue a la mezquita del Profeta. Se dirigió a la tumba del Profeta y para glorificarle y honrarle con el fin de legitimar su gobierno. Dijo ¡la paz sea con vosotros! ¡saludos a Ti, primo! En ese momento Musa ibne Yafar se acercó a la tumba y dijo: ¡la paz sea con vosotros! ¡saludos a ti, Enviado de Dios y saludos a ti padre! En ese momento, Harón estaba molesto y la ira se manifestó en su rostro. Harón preguntó aI Imam Kazem, por qué se considera hijo del Profeta mientras que era el hijo de la hija del Profeta, y los hijos de una hija no pueden ser incluidos como hijos del Profeta. El Imam Kazem, en respuesta a Harón, recitó las aleyas 85 y 86 de la sura Los rebaños.

Y a Zacarías, a Juan, a Jesús y a Elías, todos ellos de los justos.
Y a Ismael, a Eliseo, a Jonás y a Lot. A cada uno de ellos le distinguimos entre todos los hombres

Luego el Imam Kazem dijo: "entre los hijos de Ibrahim solo el Hazrat Jesús es el que ha sido designado por las caraterísticas de su madre. Porque él no tuvo padre y solo por parte de su madre se relacionó con la profecía. Por lo tanto, nosotros también somos Imames por parte de nuestra madre, la Hazrat Fátima que es de la familia del Profeta. Haron ante la respuesta clara del Imam no tuvo más preguntas. El Imam recitó entonces la aleya 61 de sura la Familia de Imran:

Si alguien disputa contigo a este propósito, después de haber sabido tú lo que has sabido, di: «¡Venid! Vamos a llamar a nuestros hijos varones y a vuestros hijos varones, a nuestras mujeres y a vuestra s mujeres, a nosotros mismos y a vosotros mismos. Execrémonos mutuamente e imprequemos la maldición de Alá sobre quienes mientan.

Harón escuchó esta razón firme y convencido admiró al Imam.
Felicitando nuevamente por el aniversario del nacimiento de Imam Kazem (P), con una oración de este Imam acabamos el programa.
En la cultura y directrices del Islam, un hombre piadoso siempre tiene que determinar los criterios y directrices religiosos, evalúa y calcula sus hechos. El Imam Kazem al respecto dice: "No es uno de nosotros el que no calcula su alma todos los días. Si lo haces después puedes ver la gran bondad de Dios, Si has hecho algo malo tienes que arrepentirte y pedir perdón a Dios"

 

 

 

Medios

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar