Este sitio Web está interrumpido. Nos cambiamos a Parstoday spanish
Viernes, 11 Diciembre 2015 18:50

De luto por el martirio del octavo del Imam de los chiíes, el Imam Reza+audio

De luto por el martirio del octavo del Imam de los chiíes, el Imam Reza+audio
      IRIB- Los grandes hombres divinos son ejemplos, que no pertenecen a un tiempo específico, sino que sobrepasan los límites de la historia y en cualquier etapa pueden ser guías de los seres humanos. De ahí los valores humanos y espirituales, no se limitan a un lugar o tiempo especial

 

 

La justicia, libertad, amor hacia los otros, los valores humanos son temas, que siempre y durante toda la historia han sido respetados por todo el mundo. Entonces, las vanguardias de estas características divinas, en todas las etapas, gozan de gran popularidad entre la gente. Ellos son quienes siempre han luchado contra la ignorancia y opresión.
Por tanto, los Miembros de la Casa Profética iluminan como estrellas en el cielo y cada uno por su cuenta, de acuerdo a las condiciones de su época, ha revelado las verdades de la religión para que hereden las futuras generaciones humanas un tesoro de sabiduría.

Hoy estamos en el aniversario del martirio de uno de estos grandes hombres.

Hoy los seguidores de los Miembros de la Casa profética se encuentrna en el mausoleo del Imam Reza, ubicado en la ciudad de Mashad, ha tomado otra atmósfera, pues está atiborrado de gente que con entusiamo ha ido a peregrinar a este lugar sagrado. Hombres y mujeres, viejos y jóvenes, incluso menores, peregrinan respetuosamente en el mausoleo del Imam Reza. A esta multitudinaria presencia de gente le viene a la memoria este hadis pronunciado por el Profeta del Islam (p).

"Uno de mis descendiente será enterrado en la provincia de Jorasán. Cualquier persona afligida que peregrine en su mausoleo, Dios, Altísimo, eliminará su estado triste y cualquier pecador que peregrine, Dios le perdonará sus pecados."

El Imam Reza nació en el año 148 de la hégira lunar, en la ciudad de Medina. Después del martirio de su padre, el Imam Kazem, cuando tenía 35 años, se encargó de guiar a la comunidad islámica. Este periodo duró 20 años, entre esos años se trasladó a Medina, y después a Marv.

El califa abasí Mamoon obligó al Imam Reza a trasladarse a Marv, el centro de su gobierno, para así controlar sus actividades sociales y sus relaciones con el pueblo. Durante el liderazgo del Imam Reza, la tendencia de la gente hacia los miembros de la Casa profética se amplió. De hecho, el Imam Reza gozaba de destacadas características morales, por lo que cautivaba la atención de la gente.

El Imam Reza organizaba y daba muchas clases, en las cuales respondía a las preguntas, y así la gente se enteraba de la profundidad de su ciencia divina. Por esta misma razón, le llamaban el "Sabio de los Descendientes del Profeta".
Mamoon organizaba debates e invitaba a los científicos y pensadores de otras religiones a discutir con el Imam Reza, para ponerle bajo presión.

Abdolsalam Heravi, uno de los personajes que asistía a muchos de esos debates, decía: "No conozco a nadie más sabio que el Imam Reza. Cualquier científico que ha debatido con él declaraba su superioridad científica".

Ibrahim-ibn-Abbas también aseguraba que el Imam Reza no dejaba ninguna pregunta sin respuesta y, de acuerdo con la Torá, discutía con los judíos, conforme a la Biblia debatía con los cristianos, y con los seguidores de cualquier religión hablaba de acuerdo a sus propios principios, hasta el punto de que algunos de los seguidores de otras religiones se convertían al Islam. Omran Sabi, uno de estos personajes, después de tantas horas discutir con el Imam Reza admitió su sabiduría y aceptó el Islam.

Dicen que Imam Reza dividía sus propiedades entre los pobres, incluso, cuando en una oportunidad estaba en La Meca en viaje de peregrinado, también concedió todos sus bienes. Uno de sus compañeros le dijo: "Este tipo de ayuda a la gente resulta una pérdida". Imam Reza respondió: "Esta acción no se considera una desventaja. Lo veo como un negocio lucrativo. Una cosa que se aplica en nombre de Dios no es una pérdida".

El Imam Reza fue tan humilde que se sentaba en el suelo a comer junto con los pobres.

Volvemos a expresar nuestras más sinceras condolencias por el aniversario del martirio del Imam Reza y cncluimos este programa pronunciando uno de sus dichos:

La bondad es la mitad de la sabiduría. Con estos tres caracteres se completa la fe: El conocimiento profundo de la religión, la moderación en la vida y la paciencia ante los problemas.
Si la gente entiende la profundad de nuestras palabras, sin duda nos seguirá.

 

 

 

Medios

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar