Este sitio Web está interrumpido. Nos cambiamos a Parstoday spanish
Martes, 28 Abril 2015 14:13

Sura Ach chóara (Los poetas), versos 217-227(Parte:663)

La misericordia de Dios llene sus espíritus y la del profeta Mohamad Mustafa (la paz sea con él y sus descendientes).

 

Estimados oyentes les invitamos a que nos acompañen para que podamos aprovechar la luz del Corán, un libro divino, guía eterna, que junto a las palabras del gran profeta del Islam, nos ayuda a seguir por el mejor camino.

Primeramente escucharán las aleyas 217, 218, 219 y 220 dela sura Los Poetas:

وَتَوَكَّلْ عَلَى الْعَزِيزِ الرَّحِيمِ

 

Confía en el Poderoso, el Misericordioso,(217:26)

الَّذِي يَرَاكَ حِينَ تَقُومُ

que te ve cuando estás de pie (218:26)

وَتَقَلُّبَكَ فِي السَّاجِدِينَ

y ve las posturas que adoptas entre los que se prosternan.(219:26)

إِنَّهُ هُوَ السَّمِيعُ الْعَلِيمُ

Él es Quien todo lo oye, Quien todo lo sabe. (220:26)

En el programa anterior dijimos que Dios ante las palabras incorrectas y los actos malos de los opositores, da algunas órdenes al Profeta del Islam y describimos cuatro de ellas.

La quinta orden complementa las cuatro anteriores y dice: mientras tengas paciencia y hagas esfuerzos, debes basarte en Dios, ya que Él es superior y si quiere puede conceder las peticiones. En la vida de los profetas anteriores vimos que a pesar que eran soberanos poseedores de gran fuerza, Dios destruyó al faraón y Namrud, y dio el poder y el gobierno a Moisés. También, destruyó los pueblos rebeldes y salvó a los profetas y sus compañeros. A continuación esta aleyas dicen: Dios te observa en todo momento tanto cuando estás rezando y presentándose en la reunión de otros que se prosternan, como cuando te levantas para invitar a los opositores hacia el monoteísmo y la adoración a Dios. Él en cualquier momento te ve y está muy bien informado de todo lo que dices y haces. Él siempre te respalda y te ayuda en los momentos difíciles de la vida. Pues, basándose en Dios, tienes que seguir tu camino y resistir ante los problemas y opositores.

De estas aleyas aprendemos que

Primero: en vez de confiar en nuestra riqueza, título, poder o riqueza de los demás, tenemos que basarnos en un Dios que es amable y misericordioso, y puede oír y ver todo lo que existe en este mundo y domina sobre todos los poderes del universo.

Segundo: Dios siempre supervisa los actos de sus seres queridos tanto cuando hablan como cuando se prosternan y le adoran.

Ahora escucharemos las aleyas 221, 222 y 223 de la sura Los Poetas:

هَلْ أُنَبِّئُكُمْ عَلَى مَن تَنَزَّلُ الشَّيَاطِينُ

¿Tengo que informaros de sobre quién descienden los demonios?(221:26)

تَنَزَّلُ عَلَى كُلِّ أَفَّاكٍ أَثِيمٍ

Descienden sobre todo mentiroso, pecado. (222:26)

 

يُلْقُونَ السَّمْعَ وَأَكْثَرُهُمْ كَاذِبُونَ

Aguzan el odio... y la mayoría mienten. (223:26)

Estas aleyas una vez más aluden a las declaraciones infundadas de los enemigos del Islam que consideraban el Corán palabras de los demonios que han sido reveladas al Profeta y dicen: los demonios descienden y se revelan a las personas mentirosas y pecadoras y les animan a extender la corrupción y el pecado. Ellas también aceptan las palabras satánicas y actúan en base a la mentira y el pecado. En condiciones que en la vida del Profeta del Islam se observa que a pesar del hostigamiento de los opositores de La Meca, él basada su existencia en la veracidad y la sinceridad. Nadie había escuchado ninguna mentira de él y su invitación se basaba en practicar la bondad y alejarse de la opresión y corrupción. En condiciones que el diablo siempre se esfuerza por el desarrollo de la maldad y la corrupción e invita al pueblo a involucrarse en estos actos feos.

De estas aleyas aprendemos que

Primero: los corazones contaminados y corruptos están listos para llevar a la práctica las peticiones satánicas.

Segundo: la mentira es la raíz de la mayoría de los pecados, y las culpas y los odios también son la puerta de entrada del diablo y las palabras satánicas al corazón de las personas.

 

Ahora es momento de escuchar las aleyas 224, 225, 226 y 227 de la sura Los Poetas:

وَالشُّعَرَاء يَتَّبِعُهُمُ الْغَاوُونَ

En cuanto a los poetas, les siguen los descarriados.(224:26)

أَلَمْ تَرَ أَنَّهُمْ فِي كُلِّ وَادٍ يَهِيمُونَ

¿No les has visto que van errando por todos los valles (225:26)

وَأَنَّهُمْ يَقُولُونَ مَا لَا يَفْعَلُونَ

y que dicen lo que no hacen?(226:26)

إِلَّا الَّذِينَ آمَنُوا وَعَمِلُوا الصَّالِحَاتِ وَذَكَرُوا اللَّهَ كَثِيراً وَانتَصَرُوا مِن بَعْدِ مَا ظُلِمُوا وَسَيَعْلَمُ الَّذِينَ ظَلَمُوا أَيَّ مُنقَلَبٍ يَنقَلِبُونَ

No son así lo que creen, obran bien, recuerdan mucho a Alá y se defienden cuando son tratados injustamente. !Los impíos verán pronto la suerte que les espera! (227:26)

Estas aleyas, que son las últimas de la sura Los Poetas, responden a otra acusación planteada contra el Profeta del Islam y dicen: el profeta no es poeta y sus palabras están basadas en la realidad pura y no en imaginaciones de un poema.

En la era del Profeta, existían muchos poetas que vivían en la región de Hiyaz. Mayormente, sus poemas describían las limitaciones infundadas, amores falsos, pasiones prohibidas, guerras tribales, entre otros asuntos, y los poetas participaban en un festival anual de la poesía que se celebraba en La Meca y, tras una deliberación, la mejor poesía se colgaba en la pared de la Kaaba. Entonces, es natural que algunas personas se esforzaran por hacer poesías que, de hecho, eran muy diferentes al método de las escuelas religiosas y se basaban en falsas ilusiones.

Normalmente, la poesía no se basa en la lógica y la razón sino que es producto de pensamientos ilusorios. También, los poetas exageran los actos de los demás. Ellos hablan mucho, pero normalmente no actúan y sus poesías se leen en reuniones de alegría o tristeza pero no en el campo de batalla.

Aun así, entre los poetas también existen algunas personas fieles. Unas personas cuyos poemas se fundan en la realidad y además, ellas piensan pero también son activas. Por eso, el Corán dice que siempre hay excepciones entre las personas y añade: los poemas de los creyentes y fieles provocan que el pueblo piense en Dios y dirigen a la sociedad a levantarse contra la opresión y corrupción, y sus versos llevan mensajes a los opresores como por ejemplo que serán destruidos muy pronto y los creyentes dominarán sobre ellos.

De estas aleyas aprendemos que

Primero: el arte tiene que tener sus raíces en principios fundamentales lógicos para servir al pueblo y reformar la sociedad y no deben publicarse pensamientos infundados y satánicos.

Segundo: de acuerdo con el pensamiento islámico, un poema es valioso cuando propaga los valores morales y divinos en la sociedad y carece de valor un poema que dirija a los jóvenes hacia lo infundado.

Tercero: el Corán ha reprochado la desviación de las personas y se debe advertir sobre este asunto a través de poemas o películas.

Cuarto: Dios siempre ve los actos de los opresores.

Queridos oyentes, finalizado el tiempo de nuestro programa de hoy, nos despedimos de todos ustedes hasta una nueva emisión y esperamos sus opiniones y propuestas al respecto.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar