Este sitio Web está interrumpido. Nos cambiamos a Parstoday spanish
Lunes, 25 Mayo 2015 00:00

Sura An naml (Las hormigas), versos 12-16 (Parte:667)

IRIB- En el nombre de Dios. La misericordia de Dios llene sus espíritus y la del profeta Mohamad Mustafa (la paz sea con él y sus descendientes).

 

Estimados oyentes les invitamos a que nos acompañen para que podamos aprovechar la luz del Corán, un libro divino, guía eterna, que junto a las palabras del gran profeta del Islam, nos ayuda a seguir por el mejor camino. Ahora, seguiremos con el comentario de las aleyas de la sura Las Hormigas.

Primeramente escucharán la aleya 12 de la sura Las Hormigas:

وَأَدْخِلْ يَدَكَ فِي جَيْبِكَ تَخْرُجْ بَيْضَاء مِنْ غَيْرِ سُوءٍ فِي تِسْعِ آيَاتٍ إِلَى فِرْعَوْنَ وَقَوْمِهِ إِنَّهُمْ كَانُوا قَوْماً فَاسِقِينَ

 

Introduce la mano por la escotadura de tu túnica y saldrá blanca, sana. Esto formará parte de los nueve signos de destinados a Faraón y su pueblo. Son gente perversa. (12:27)

En el programa anterior dijimos que el Hazrat Moisés junto con su familia se dirigía a Egipto cuando Dios lo eligió como profeta y le presentó un milagro. Le dijo: tira tu vara. Después la vara se convirtió en una serpiente pequeña y Moisés se asustó.

Ahora, esta aleya alude al segundo milagro que presenció Moisés. Dios dijo a Moisés: introduce tu mano por el escote de tu túnica, él lo hizo y cuando la sacó estaba blanca y sana sin mostrar ningún índice de cualquier enfermedad.


A continuación, la aleya dice: tus milagros no solo son estos dos, sino que he puesto otros siete para que tú por medio de estos invites al faraón y a la tribu de Israel hacia el monoteísmo, puedes utilizarlos ante cualquier pretexto que te ponga aquel pueblo perverso. Milagros como abrir una vía en el rio Nilo y la salida de 12 fuentes de una montaña. Cabe mencionar que después del ataque del faraón y sus fuerzas al pueblo de Israel, el Hazrat Moisés puso su vara en el rio Nilo y enseguida el agua se abrió y creó una brecha que sirvió para el paso del pueblo de Israel. En otro caso también puso su vara a la montaña y de esta brotaron 12 fuentes.

De esta aleya aprendemos que

Primero: Dios ha creado el sistema de la naturaleza y ocurrirá lo que Él quiera. Aunque sea algo extraordinario, diferente de lo que ocurre normalmente en la vida.

Segundo: algunos pueblos o individuos insisten tanto en su camino incorrecto que un milagro no es suficiente para convencerles y tienen que observar múltiples milagros divinos para que su corazón se rinda ante lo justo.

 

Ahora escucharemos las aleyas 13 y 14 de la sura Las Hormigas:

فَلَمَّا جَاءتْهُمْ آيَاتُنَا مُبْصِرَةً قَالُوا هَذَا سِحْرٌ مُّبِينٌ

 

Cuando Nuestros signos vinieron a ellos para abrirles los ojos, dijeron: ¡Esto es manifiesta magia! ( 13:27)

 


وَجَحَدُوا بِهَا وَاسْتَيْقَنَتْهَا أَنفُسُهُمْ ظُلْماً وَعُلُوّاً فَانظُرْ كَيْفَ كَانَ عَاقِبَةُ الْمُفْسِدِينَ

Y los negaron injusta y altivamente, a pesar de estar convencidos de ellos. ¡Y mira cómo terminaron los corruptores! (14:27)

 

El Hazrat Moisés para ejecutar su misión invitó al l faraón y a su pueblo a adorar a Dios, único y misericordioso. Pero, ellos a pesar de que vieron algunos milagros de aquel Hazrat, en vez de aceptar sus palabras, le acusaron de hacer actos de manifiesta magia.

La continuación de las aleyas dice: esta acusación no era el resultado de sus dudas sobre la misión del Hazrat Moisés. Sino que ellos habían entendido bien la veracidad de las palabras de Moisés, pero lo que provocó que no aceptaran sus declaraciones justas era su tozudez y creencia de superioridad que siempre les dominaba. Para ellos era algo horrible tener que obedecer a alguien que, desde el punto de vista social, estaba debajo de ellos.

Por eso, el pueblo del faraón perpetró un gran crimen y acusó a Moisés de hacer magia con el fin de no aceptar el poder de Dios. Aun así, no aceptar a Moisés y a su invitación divina era, de hecho, iba en contra de ellos mismos ya que finalmente esta medida les deparó un nefasto destino, pues terminaron ahogados en el rio Nilo.

De estas aleyas aprendemos que

Primero: el nivel la fe es mucho más alta que la de la ciencia y creencia. Ya que es posible que una persona aunque crea profundamente en una realidad y entienda su veracidad, la rechace y no esté dispuesta a rendirse ante lo justo. La fe es, de hecho, rendirse ante lo justo.

Segundo: uno de los obstáculos de la aceptación de lo justo, es el orgullo y también creerse superior lo que provoca que la persona menosprecie a los demás y no considere el valor de las palabras de nadie.

Tercero: el resultado de la labor de los corruptores, es la caída y destrucción.


Ahora es escuchar las aleyas 15 y 16 de la sura Las Hormigas:

وَلَقَدْ آتَيْنَا دَاوُودَ وَسُلَيْمَانَ عِلْماً وَقَالَا الْحَمْدُ لِلَّهِ الَّذِي فَضَّلَنَا عَلَى كَثِيرٍ مِّنْ عِبَادِهِ الْمُؤْمِنِينَ

 

Dimos ciencia a David y a Salomón. Y dijeron: ¡Alabada sea Alá, que nos ha preferido a muchos de Sus siervos creyentes! (15:27)

 

وَوَرِثَ سُلَيْمَانُ دَاوُودَ وَقَالَ يَا أَيُّهَا النَّاسُ عُلِّمْنَا مَنطِقَ الطَّيْرِ وَأُوتِينَا مِن كُلِّ شَيْءٍ إِنَّ هَذَا لَهُوَ الْفَضْلُ الْمُبِينُ

Salomón heredó a David y dijo: ¡Hombres! Se nos ha enseñado el lenguaje de los pájaros y se nos ha dado de todo. ¡Es un favor manifiesto! (16:27)

 

Después de describir el destino del Hazrat Moisés, estas aleyas aluden al destino del Hazrat David y el Hazrat Salomón que eran dos de los profetas de los hijos de Israel. Dos profetas que tenían condiciones de vida diferente en comparación con los otros profetas divinos. Una de sus características fueron sus esfuerzos para crear un gobierno que administre el país.

Si otros profetas siempre fueron maltratados por el pueblo de su ciudad e incluso desterrados de su patria, estos dos profetas tuvieron poder y dominio, de tal manera que no solo las personas sino también los genios les obedecían.

Estas aleyas consideran que la clave del gran poder en el gobierno de David y Salomón residía en su capacidad científica especial que Dios les había otorgado y que ellos, en base a aquella ciencia, pudieron crear un amplio gobierno. Un dominio científico que estos 2 profetas, daban mucha importancia y agradecían a Dios por haberles dotado de esta providencia que se tradujo en su superpotencia ante los demás.

Estas aleyas, a continuación, consideran que una de las ciencias divinas era entender el lenguaje de los pájaros y la posibilidad de usar todas las bendiciones materiales. Ellos consideraban que estos dos dones eran ejemplos claros de la de bendición de Dios.

De estas aleyas aprendemos que

Primero: los profetas obtienen su ciencia y Dios se las entrega como bendiciones.

Segundo: la religión no está lejos de la política. Cuando el Imamato se une con el gobierno, la entrada de los creyentes en los asuntos políticos con la intención de crear un gobierno religioso o luchar contra los poderes opresores, es algo aceptable.

Tercero: la administración del país tiene que estar basada en la lógica y no en las peticiones personales.

Cuarto: la ciencia es una bendición divina. Por eso, siempre tenemos que agradecerle, y debemos dejar el orgullo y no olvidar que Dios es el gran creador del universo.

Queridos oyentes, finalizado el tiempo de nuestro programa de hoy, nos despedimos de todos ustedes hasta una nueva emisión y esperamos sus opiniones y propuestas al respecto.

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar