Este sitio Web está interrumpido. Nos cambiamos a Parstoday spanish
Lunes, 20 Julio 2015 13:35

Sura An naml (Las hormigas), versos 36-40 (Parte:671)

IRIB- En el nombre de Dios.

 

La misericordia de Dios llene sus espíritus y la del profeta Mohamad Mustafa (la paz sea con él y sus descendientes). Estimados oyentes les invitamos a que nos acompañen para que podamos aprovechar la luz del Corán, un libro divino, guía eterna, que junto a las palabras del gran profeta del Islam, nos ayuda a seguir por el mejor camino.

Primeramente escucharán las aleyas 36 y 37 de la sura Las Hormigas:

فَلَمَّا جَاء سُلَيْمَانَ قَالَ أَتُمِدُّونَنِ بِمَالٍ فَمَا آتَانِيَ اللَّهُ خَيْرٌ مِّمَّا آتَاكُم بَلْ أَنتُم بِهَدِيَّتِكُمْ تَفْرَحُونَ

 

Cuando llegó a Salomón, dijo: ¿Queréis colmarme de hacienda? Lo que Alá me ha dado vale más que lo que él os ha dado. No, sino que sois vosotros quienes están contentos con vuestros regalos.(36:27)

 

 

ارْجِعْ إِلَيْهِمْ فَلَنَأْتِيَنَّهُمْ بِجُنُودٍ لَّا قِبَلَ لَهُم بِهَا وَلَنُخْرِجَنَّهُم مِّنْهَا أَذِلَّةً وَهُمْ صَاغِرُونَ

¡Regresa a los tuyos! Hemos de marcha contra ellos con tropas a las que no podrán contener y hemos de expulsarles de su ciudad, abatidos y humillados. (37:27)

En el programa anterior dijimos que en respuesta a la carta de Salomón, la reina de Saba envió a un grupo de personas con regalos para el Hazrat con el objetivo de entender si la intención de Salomón al enviar la carta eran las riquezas o algún asunto mundano o no. Ella había solicitado a sus enviados que vean la reacción de Salomón ante dichos regalos y le informen.

De acuerdo con estas aleyas, el Hazrat Salomón no solo no se alegró al ver los regalos de la reina de Saba sino que los consideró como un tipo de soborno para engañarle y, dijo: ¿acaso me habéis traído estos regalos porque pensáis que yo busco la riqueza mundana? Pues sepan que lo que vosotros habéis traído no es nada ante lo que Dios me ha dado.

Mi intención—prosiguió Salomón— era obligarles a rendirse ante lo justo. Si no se rinden, voy a utilizar la fuerza máxima para quitarles su gobierno y poder, de forma que les obligaré a abandonar tranquilamente dicha región. Esperaba que después de ver mi carta, investiguen el asunto y me soliciten razones al respecto y no que me envíen regalos, ¿se esfuerzan por engañarme?

De estas aleyas aprendemos que

Primero: los profetas de Dios no tienen motivaciones materiales en sus actos y no negocian sus responsabilidades divinas por dinero u otros bienes mundanos.

Segundo: al enfrentarnos con los demás, tenemos que usar la lógica pero ante aquellas personas que no están dispuestas a rendirse ante lo justo, hay que mostrar el poder.

Tercero: la resistencia- Yihad- existía desde las religiones anteriores.

Actualmente, escucharemos la aleya 38 de la sura Las Hormigas:

قَالَ يَا أَيُّهَا المَلَأُ أَيُّكُمْ يَأْتِينِي بِعَرْشِهَا قَبْلَ أَن يَأْتُونِي مُسْلِمِينَ

 

 

Dijo él: ¡Dignatarios! ¿Quién de vosotros me traerá su trono antes de que vengan a mí sumisos? (38:27)

Al igual que se ha mencionado en los comentarios, los enviados de la reina de Saba, después de visitar a Salomón, regresaron a su patria y contaron la reacción de Salomón ante los regalos y también describieron el poder y la grandeza de su territorio. Después, la reina de Saba decidió acudir personalmente a Salomón para anunciarle que no pretendía oponer resistencia ante él. Salomón, por voluntad de Dios, se había informado de la decisión de la reina de Saba. Por eso, para mostrar su poder divino, solicitó a los miembros de su gobierno que antes de que la reina llegase a Cham, trasladaran el trono de su palacio en el territorio de Yemen al palacio de Salomón en Cham.

De estas aleyas aprendemos que

Primero: los profetas divinos tienen tal sabiduría que les permite conocer lo secreto y en cualquier lugar que sea necesario, lo utilizan de una buena forma.

Segundo: recorrer largos caminos en corto tiempo, es posible, de hecho, los que no son profetas también pueden hacerlo. Por eso, el Hazrat Salomón solicitó a sus compañeros que, quien quisiera, realiza este acto.

Ahora es momento de escuchar las aleyas 39 y 40 de la sura Las Hormigas:

 

قَالَ عِفْريتٌ مِّنَ الْجِنِّ أَنَا آتِيكَ بِهِ قَبْلَ أَن تَقُومَ مِن مَّقَامِكَ وَإِنِّي عَلَيْهِ لَقَوِيٌّ أَمِينٌ

Uno de los genios, un Ifrit, dijo: Yo te lo traeré antes de que hayas tenido tiempo de levantarte de tu asiento. Soy capaz de hacerlo, digno de confianza. (39: 27)

 

قَالَ الَّذِي عِندَهُ عِلْمٌ مِّنَ الْكِتَابِ أَنَا آتِيكَ بِهِ قَبْلَ أَن يَرْتَدَّ إِلَيْكَ طَرْفُكَ فَلَمَّا رَآهُ مُسْتَقِرّاً عِندَهُ قَالَ هَذَا مِن فَضْلِ رَبِّي لِيَبْلُوَنِي أَأَشْكُرُ أَمْ أَكْفُرُ وَمَن شَكَرَ فَإِنَّمَا يَشْكُرُ لِنَفْسِهِ وَمَن كَفَرَ فَإِنَّ رَبِّي غَنِيٌّ كَرِيمٌ

 

El que tenia ciencia de la Escritura dijo: Yo te lo traeré en un abrir y cerrar de ojos. Cuando lo vio puesto junto a sí, dijo: éste es un favor de mi Señor para probarme si soy o no agradecido. Quien es agradecido, lo es en realidad, en provecho propio. Y quien es desagradecido... Mi Señor Se basta a Sí mismo, es generoso.(40:27)

Tras la petición del Hazrat Salomón, dos personas anunciaron su disposición para llevar lo antes posible el trono de la reina de Saba desde Yemen a Cham. Uno de ellos era un genio que estaba presente en el palacio de Salomón y ejecutaba sus órdenes. Él dijo que está dispuesto a traer su trono antes de que finalice la reunión y Salomón se levantara de su asiento. Pero, la otra persona era un ministro del palacio de Salomón llamado Asef Ben Barjia que después del fallecimiento de aquel Hazrat le sustituyó en su lugar. Él anunció que podía traer el trono de la reina de Saba tan pronto como cerrar y abrir ojos. De ahí que el tiempo propuesto por este último fuese más corto, Salomón aceptó su propuesta y entregó esta misión a Asef Ben Barjia. Y así fue él entregó rápidamente el trono de aquella reina a Salomón y sus compañeros.

Era posible que esta interesante acción realizada por uno de los subordinados de Salomón, hiciera estallar su orgullo y el de los otros ministros. Por eso, aquel Hazrat, para impedir este asunto, mencionó el nombre de Dios a fin de recordarles su poder y le dijo a todos que el éxito en este acto, no era por el poder del ministro ni el suyo sino que esa capacidad provenía de Dios y, por tanto, todo el mundo tenía que agradecerle, aunque Dios no necesita nuestro agradecimiento y su generosidad y misericordia no buscan el agradecimiento de sus seres.

De estas aleyas aprendemos que

Primero: el ser humano al usar la ciencia divina, puede gobernar según los reglamentos de la naturaleza e intervenir cuando quiera en ella.

Segundo: actualmente, el hombre a través de la tecnología empleada en los medios de comunicación masivos, puede llevar su voz e imagen a las personas de todo el mundo. Pues, la aparición de tales herramientas tampoco es algo imposible aunque el ser humano todavía no ha podido alcanzar esta capacidad.

Tercero: no tenemos que ser orgullosos ante la ciencia y el poder. Lo que tenemos, no nos pertenece a nosotros mismos sino que lo poseemos por la bendición sin fin de Dios.

Queridos oyentes, finalizado el tiempo de nuestro programa de hoy, nos despedimos de todos ustedes hasta una nueva emisión y esperamos sus opiniones y propuesta al respecto.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar