Este sitio Web está interrumpido. Nos cambiamos a Parstoday spanish
Lunes, 20 Julio 2015 14:36

Sura An naml (Las hormigas), versos 45-49 (Parte:673)

IRIB- En el nombre de Dios.

 

La misericordia de Dios llene sus espíritus y la del profeta Mohamad Mustafa (la paz sea con él y sus descendientes). Estimados oyentes les invitamos a que nos acompañen para que podamos aprovechar la luz del Corán, un libro divino, guía eterna, que junto a las palabras del gran profeta del Islam, nos ayuda a seguir por el mejor camino.

Primeramente escucharán las aleyas 45, 46 y 47 de la sura Las Hormigas:

 

وَلَقَدْ أَرْسَلْنَا إِلَى ثَمُودَ أَخَاهُمْ صَالِحاً أَنِ اعْبُدُوا اللَّهَ فَإِذَا هُمْ فَرِيقَانِ يَخْتَصِمُونَ

Y a los tamudeos les enviamos su hermano Salih: ¡servid a Alá! Y he aquí que se escindieron en dos grupos, que se querellaron.( 45: 27)

 

قَالَ يَا قَوْمِ لِمَ تَسْتَعْجِلُونَ بِالسَّيِّئَةِ قَبْلَ الْحَسَنَةِ لَوْلَا تَسْتَغْفِرُونَ اللَّهَ لَعَلَّكُمْ تُرْحَمُونَ

 

Dijo: ¡Pueblo! ¿Por qué precipitáis el mal antes que el bien? ¿Por qué no pedís perdón a Alá? Quizás, así, se os tenga piedad. Dijeron: Os tenemos, a ti y a los que te siguen, por aves de mal agüero. (46:27)

قَالُوا اطَّيَّرْنَا بِكَ وَبِمَن مَّعَكَ قَالَ طَائِرُكُمْ عِندَ اللَّهِ بَلْ أَنتُمْ قَوْمٌ تُفْتَنُونَ

Dijo: Vuestro augurio está en manos de Alá. Si, sois un pueblo sujeto a prueba. (47:27)

Desde el principio de la sura Las Hormigas hasta ahora, describimos algunas partes de la vida de algunos profetas como Moisés, David y Salomón. En estas aleyas, se ha aludido a la misión del Hazrat Salih entre el pueblo de Tamud donde aquel Hazrat con mucha paciencia y amabilidad convocaba al pueblo hacia el monoteísmo. Un grupo le aceptó y le siguió mientras otro rechazó su invitación y permaneció impío. Es natural que hubiera hostilidad entre estos dos grupos; una hostilidad que algunas veces era personal y otras, social.

El Hazrat Salih, advirtiendo a los opositores impertinentes, les decía: "el fin de su vida es el castigo divino. ¿Por qué no dejan los actos inadecuados y feos y obedecen a Alá?" Sin embargo, ellos en vez de atender las palabras de aquel Hazrat, retaban: "si dices la verdad, di a tu Dios que nos castigue y determine nuestro destino en este mismo mundo".

La continuación de las aleyas dice que el Hazrat Salih les contestaba: "¿por qué en vez de arrepentirse de su pasado y pedir perdón de Dios, solicitan el castigo divino y se precipitan hacia ese destino? ¿Por qué en vez de esforzarse por atraer la bendición divina que cause prosperidad y bienestar en su vida de este y otro mundo, tienen prisa en sufrir el castigo?".

La experiencia ha mostrado que durante la historia, los opositores en vez de aceptar las advertencias de los profetas, se enfrentaban a ellos y se esforzaban por expulsarles de la ciudad o e incluso asesinarles. Como en el periodo del Hazrat Salih, la sequía había abarcado toda la región, ellos dijeron a aquel Hazrat: "todas estas dificultades que tenemos son por tus palabras y las de tus seguidores. Ustedes son un grupo nefasto que ha causado muchos problemas a este pueblo".

Empero, Salih, les respondió: "el destino de sus actos buenos y malos está en manos de Dios. Ustedes se enfrentan con una gran prueba y esta sequia es un tipo del éxito divino. De hecho, esto no es algo nefasto creado por alguien para hacerles sufrir y tampoco pueden atribuirlo a nadie. Pues, es posible que sus actos feos haya provocado esta gran sequía y carestía".

De estas aleyas aprendemos que

Primero: invitar hacia el monoteísmo es el primer deber de los profetas ante Dios.

Segundo: durante la historia, siempre ha existido el enfrentamiento entre lo justo y lo injusto. Aun así, no hay que esperar que todo el pueblo acepte la lógica y realice actos buenos.

Tercero: al lado de advertir y asustar a los pecadores, hay que plantear el caso del arrepentimiento por sus actos anteriores para propiciar el terreno hacia el regreso de los culpables.

Cuarto: los opositores recurren a la superstición, como el mal agüero, y la fantasía ante la lógica clara de los profetas.

Ahora escucharemos las aleyas 48 y 49 de la sura Las Hormigas:

وَكَانَ فِي الْمَدِينَةِ تِسْعَةُ رَهْطٍ يُفْسِدُونَ فِي الْأَرْضِ وَلَا يُصْلِحُونَ

 

En la ciudad había un grupo de nueve hombres, que corrompían en la tierra y no la reformaban. (48:27)

 

قَالُوا تَقَاسَمُوا بِاللَّهِ لَنُبَيِّتَنَّهُ وَأَهْلَهُ ثُمَّ لَنَقُولَنَّ لِوَلِيِّهِ مَا شَهِدْنَا مَهْلِكَ أَهْلِهِ وَإِنَّا لَصَادِقُونَ

Dijeron: ¡Juramentémonos ante Alá que hemos de atacarles de noche, a él y a su familia! Luego, diremos a su pariente próximo que no presenciamos el asesinato de su familia y que decimos la verdad. (49:27)

Estas aleyas aluden al complot del asesinato de Salih y su familia y dicen: "entre los tamudeos, habían algunos grupos involucrados en actos corruptos y de sabotaje. Ellos no se esforzaban por poner en práctica medidas adecuadas o reformar sus maldades. Estos grupos habían jurado ante Alá matar al Hazrat Salih y su familia. En su plan, si alguien les acusaba de este crimen, dirían que ellos no habían sido los autores de ese acto nefasto y alegarían que quizás otro grupo lo habría cometido.

Lo interesante es que ellos para ejecutar ese plan, juraron ante Alá. Esto, muestra que ellos reconocían a Alá como creador del mundo pero, consideraban que los dioses determinaban su destino y, por eso, les adoraban. Ellos decían: "Dios nos ha creado pero, nos ha dado potestad para que podamos hacer todo lo que queramos y no es necesario el envío de ningún profeta para la orientación del ser humano". Al igual que algunos intelectuales de ahora que no rechazan la existencia de Dios en este y otro mundo, pero consideran que cada persona es dueña de su vida y tiene derecho de realizar todo lo que quiere bajo la condición de que no dañe a los demás.

El complot del asesinato de Salih, recuerda el complot de los opositores de La Meca contra el profeta del Islam cuando intentaron matar al Hazrat Mohamad (p) por la noche cuando dormía en la cama y en plan incluía que cada tribu de dicha ciudad determinara una persona para que así todas las tribus sean cómplices en la masacre de aquel Hazrat y los parientes próximos del profeta no pudieran acusar a una tribu especial al respecto.

De estas aleyas aprendemos que

Primero: los opositores de los profetas, no aceptaban la lógica ni la verdad. Ellos para evitar el desarrollo de la invitación de los profetas, planearon algunos complots para matarles.

Segundo: en la historia, existen muchas lecciones. Como los planes de algunas personas que incluso juraban ante Alá su deseo de matar a los profetas divinos lo que muestra la gran ignorancia del ser humano.

Estimados oyentes, finalizado el tiempo de nuestro programa de hoy, nos despedimos de todos ustedes hasta una nueva emisión y esperamos sus opiniones y propuestas al respecto.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar