Este sitio Web está interrumpido. Nos cambiamos a Parstoday spanish
Martes, 11 Agosto 2015 09:38

Sura An naml (Las hormigas), versos 50-56 (Parte:674)

IRIB- En el nombre de Dios.La misericordia de Dios llene sus espíritus y la del profeta Mohamad Mustafa (la paz sea con él y sus descendientes).

 

 

Estimados oyentes les invitamos a que nos acompañen para que podamos aprovechar la luz del Corán, un libro divino, guía eterna, que junto a las palabras del gran profeta del Islam, nos ayuda a seguir por el mejor camino.+

Primeramente escucharán las aleyas 50, 51, 52 y 53 de la sura Las Hormigas:

وَمَكَرُوا مَكْراً وَمَكَرْنَا مَكْراً وَهُمْ لَا يَشْعُرُونَ

Urdieron una intriga sin sospechar que Nosotros urdíamos otra. (50:27)

فَانظُرْ كَيْفَ كَانَ عَاقِبَةُ مَكْرِهِمْ أَنَّا دَمَّرْنَاهُمْ وَقَوْمَهُمْ أَجْمَعِينَ

Y ¡mira cómo terminó su intriga! Les aniquilamos a ellos y a su pueblo, a todos. (51:27)

 

فَتِلْكَ بُيُوتُهُمْ خَاوِيَةً بِمَا ظَلَمُوا إِنَّ فِي ذَلِكَ لَآيَةً لِّقَوْمٍ يَعْلَمُونَ

Ahí están sus casas en ruinas, en castigo de su impiedad. Ciertamente, hay en ello un signo para gente que sabe. (52:27)

 

وَأَنجَيْنَا الَّذِينَ آمَنُوا وَكَانُوا يَتَّقُونَ

Salvamos, en cambio, a los que creían y temían a Alá. (53:27)

En el programa anterior dijimos que algunos opositores al Hazrat Saleh decidieron matarlo. Ellos juraron que elegirían a una persona de nueve tribus diferentes para que cometan en grupo el crimen de tal manera que no se culpe a un solo individuo de esta muerte. Ellos planearon que cuando Saleh se alejara de su familia y sus compañeros y se dirigiera a la montaña para adorar a Dios le atarían y matarían. Sin embargo, por voluntad divina, se desprendieron rocas de la montaña y cayeron mortalmente sobre aquellas personas que se habían escondido en diferentes rincones de la montaña.

De acuerdo con estas aleyas, los opositores de Saleh pensaban que iban a lograr su objetivo con este plan, pero ignoraban que el Creador de aquel Hazrat era más poderoso que ellos y estaba bien informado de su plan nefasto. No solo aquellas personas que habían tramado el plan, fueron destruidas sino que todos los tamudeos que estaban de acuerdo con ese complot sufrieron un duro castigo y murieron. Aun así, ante Dios no son iguales pecadores e inocentes, por eso, los creyentes se salvaron de este castigo divino.

De estas aleyas aprendemos que

Primero: si los creyentes actúan según su deber, Dios neutraliza a tiempo cualquier complot de los opositores y no permite que los impíos dominen a los devotos.

Segundo: la tradición divina está basada en la victoria de lo justo sobre lo injusto. Aun así, es posible que lo injusto alcance cierto éxito aparente, pero esto no es permanente ya que lo injusto es infundado.

Tercero: tenemos que preservar las obras arqueológicas de los pueblos anteriores para que las nuevas generaciones tomen lección de estas.

Cuarto: la fe no tiene solamente consecuencias positivas para el otro mundo. Los creyentes ven también el resultado positivo de sus actos en este mundo al igual que los opositores no esperan el resultado de sus actos feos en otro mundo ya que, algunas veces, en este mundo también se observa el castigo de sus maldades.

Ahora, escuchamos las aleyas 54 y 55 de la sura Las Hormigas:

 

وَلُوطاً إِذْ قَالَ لِقَوْمِهِ أَتَأْتُونَ الْفَاحِشَةَ وَأَنتُمْ تُبْصِرُونَ

Y a Lot. Cuando dijo a su pueblo: ¿Os entregáis a la deshonestidad a sabiendas? (54:27)

 

أَئِنَّكُمْ لَتَأْتُونَ الرِّجَالَ شَهْوَةً مِّن دُونِ النِّسَاء بَلْ أَنتُمْ قَوْمٌ تَجْهَلُونَ

¿Os llegáis a los hombres, por concupiscencia, en lugar de llegaros a las mujeres? Sí, sois gente ignorante.(55:27)

Tras describir el destino del Hazrat Saleh, estas aleyas muy brevemente explican la vida del Hazrat Lot y su pueblo. Aun así, el destino de la vida de este Hazrat ha sido descrito en otras suras anteriores, pero dado que en esas historias siempre existen algunas desviaciones sexuales como la homosexualidad, el Corán en múltiples casos ha aludido a la vida del Hazrat Lot y el mal fin que tuvo su pueblo para que los demás tomen lección de su vida.

Estas aleyas dicen que el Hazrat Lot reprochaba el mal comportamiento de los hombres de su pueblo que practicaban la homosexualidad. Les decía: vosotros que sabéis la maldad de este acto, ¿porqué lo hacéis? Vosotros que tenéis esposas, ¿porqué en el lugar de acercarse a ellas, las abandonáis y os acercáis a los hombres?

Es natural que cuando los hombres en el lugar de acercarse a sus mujeres, prefieren los hombres, poco a poco, las mujeres también pierden su sentimiento hacia sus esposos y llegan a otras mujeres. Este hecho provoca la destrucción del fundamento de la familia y el desarrollo del divorcio en la sociedad.

Lamentablemente, en el mundo actual, pese a que se considera un mundo civilizado y avanzado, la homosexualidad existe entre algunos hombres y mujeres. Lo peor es que este acto contradictorio con la naturaleza sana del ser humano, tiene aspecto legal y oficial en algunos países occidentales.

De estas aleyas aprendemos que

Primero: la lucha contra lo prohibido y actos feos que existe en la sociedad, es uno de los deberes de los profetas divinos y misioneros sociales.

Segundo: la necesidad sexual es una de las necesidades naturales del ser humano, pero tiene que hacerse de forma legítima determinada por el Creador del mundo y no a través de vías falsas que provocan múltiples problemas y daños personales y sociales para la comunidad.

Tercero: las desviaciones sexuales como la homosexualidad, son índices de la ignorancia; aunque se sean afirmadas por científicos y expertos.

Ahora es momento de escuchar la aleya 56 de la sura Las Hormigas:

مَا كَانَ جَوَابَ قَوْمِهِ إِلَّا أَن قَالُوا أَخْرِجُوا آلَ لُوطٍ مِّن قَرْيَتِكُمْ إِنَّهُمْ أُنَاسٌ يَتَطَهَّرُونَ

 

Lo único que respondió su pueblo fue: ¡Expulsad de la ciudad a la familia de Lot! Son gente que se las dan de puros.(56:27)

Ante las palabras lógicas del Hazrat Lot que impedía a los pecadores cometer actos inapropiados, en el lugar de aceptarlas, ellos le respondían con reproche y fuertes desaires. Ellos aducían para seguir cometiendo sus actos: tenemos que expulsar a Lot, su familia y sus compañeros que siempre buscan nuestros delitos de la ciudad para que ya nadie se nos oponga.

Sí, cuando el pecado se convierte en algo global, la pureza se considera una culpa y crimen y su castigo es el destierro y la cárcel. Al igual que un joven puro como el Hazrat José, cuando no aceptó colaborar con los pecadores, fue encarcelado y pasó muchos años de su vida entre rejas bajo acusaciones por su pureza y fe.

De esta aleya aprendemos que

Primero: no hay que optar por el silencio ante el pecado para que los pecadores no sientan libertad y conformidad. Hay que impedir a los pecadores hacer maldades aunque no se obtenga resultados positivos y se concluya con la expulsión y el destierro.

Segundo: el lema de la libertad en las relaciones sexuales como libertad de homosexualidad, es una de las ideas que existía en el tiempo de Lot ya que era un pueblo ignorante y desviado. Estas libertades nunca son índices del progreso ni civilización.

Tercero: el ambiente no obliga a la gente a pecar, ya que, entre los pecadores también viven personas puras y creyentes que no se contaminan de los actos malos.

Queridos oyentes, finalizado el tiempo de nuestro programa de hoy, nos despedimos de todos ustedes hasta una nueva emisión y esperamos sus propuestas y opiniones al respecto.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar