Este sitio Web está interrumpido. Nos cambiamos a Parstoday spanish
Sábado, 15 Agosto 2015 11:01

Sura An naml (Las hormigas), versos 57-60 (Parte:675)

IRIB- En el nombre de Dios.

 

La misericordia de Dios llene sus espíritus y la del profeta Mohamad Mustafa (la paz sea con él y sus descendientes). Estimados oyentes les invitamos a que nos acompañen para que podamos aprovechar la luz del Corán, un libro divino, guía eterna, que junto a las palabras del gran profeta del Islam, nos ayuda a seguir por el mejor camino.

Primeramente escucharán las aleyas 57 y 58 de la sura Las Hormigas:

فَأَنجَيْنَاهُ وَأَهْلَهُ إِلَّا امْرَأَتَهُ قَدَّرْنَاهَا مِنَ الْغَابِرِينَ

Les preservamos del castigo, a él y a su familia, salvo a su mujer. Determinamos que fuera de los que se rezagaran. (57:27)

 

وَأَمْطَرْنَا عَلَيْهِم مَّطَراً فَسَاء مَطَرُ الْمُنذَرِينَ

E hicimos llover sobre ellos una lluvia. ¡Lluvia fatal para los que habían sido advertidos...! (58:27)

En el programa anterior dijimos que el pueblo de Lot en lugar de atender las palabras de aquel Hazrat y dejar sus maldades, le amenazaban y decían: "si no nos acompañas y quieres crearnos problemas, te expulsaremos de la ciudad". Algunas veces también burlándose abiertamente, argüían: "si quieres ser una persona completamente pura, tienes que abandonar nuestra ciudad para no sufrir el castigo divino".

Estas aleyas indican que Dios después de advertir, asustar y ayudar a este pueblo rebelde que no tomaba lección de ningún mensaje divino, envió su castigo y reveló al Hazrat Lot que tenía que abandonar la ciudad junto con otros creyentes antes de la caída del castigo.

Aun así, la esposa de Lot también sufrió el castigo divino y murió debido a que era espía de los opositores e informaba todo los acontecimientos de su casa.

De estas aleyas aprendemos que

Primero: colaborar con los culpables y ser indiferentes ante ellos, se considera un gran pecado y conlleva un castigo divino.

Segundo: en el movimiento divino, las leyes dominan en las relaciones. La esposa de Lot y el hijo de Noé eran los familiares más próximos de estos dos misioneros divinos, pero sufrieron el castigo divino, sin embargo, la esposa del faraón se convirtió en habitante del paraíso.

Tercero: tener piedad y abstinencia en el mundo, provoca la salvación del castigo divino.

Ahora escucharemos la aleya 59 de la sura Las Hormigas:

قُلِ الْحَمْدُ لِلَّهِ وَسَلَامٌ عَلَى عِبَادِهِ الَّذِينَ اصْطَفَى آللَّهُ خَيْرٌ أَمَّا يُشْرِكُونَ

 

Di: ¡Alabado sea Alá! ¡Paz sobre Sus siervos, que él ha elegido! ¿Quién es mejor: Alá o lo que Le asocian? (59:27)

Al final de relatar el destino de cinco profetas divinos, esta aleya en palabras dirigidas al Profeta del Islam dice que hay que agradecer a Dios que destruyó a los opositores y corruptos y limpió la tierra de su existencia nefasta. Además insiste en que siempre tenemos que alabar a los profetas y misioneros divinos ya que ellos eran personas electas por Dios y se esforzaban mucho por orientar al pueblo.

La continuación de la aleya pregunta: ¿acaso los dioses que los opositores adoraban o la riqueza y el poder que tenían, les salvó del castigo divino? ¿Por qué en el lugar de adorar a Dios, Misericordioso, buscan dioses falsos? ¿No han observado el destino de los pueblos anteriores y su castigo en este mismo mundo?

De esta aleya aprendemos que

Primero: al lado de adorar las bendiciones divinas, tenemos que agradecer a los seres queridos de Dios, ya que atender a aquellas personas electas y elogiarlas, tiene consecuencias positivas y constructivas en la vida humana.
Segundo: los profetas de Dios están vivos si reciben nuestros saludos. Incluso, Dios les saluda.

Ahora es momento de escuchar la aleya 60 de la sura Las Hormigas:

أَمَّنْ خَلَقَ السَّمَاوَاتِ وَالْأَرْضَ وَأَنزَلَ لَكُم مِّنَ السَّمَاءِ مَاء فَأَنبَتْنَا بِهِ حَدَائِقَ ذَاتَ بَهْجَةٍ مَّا كَانَ لَكُمْ أَن تُنبِتُوا شَجَرَهَا أَإِلَهٌ مَّعَ اللَّهِ بَلْ هُمْ قَوْمٌ يَعْدِلُونَ

 

¿Quién, si no, ha creado los cielos y la tierra y hecho bajar para vosotros agua del cielo, mediante la cual hacemos crecer primorosos jardines allí donde vosotros no podríais hacer crecer árboles? ¿Hay un dios junto con Alá? Pero es gente que equipara. (60:27)

Al igual que la aleya anterior, esta aleya preunta: ¿vuestro Dios es mejor o lo que vosotros ponéis como su socio? Además alude a algunos índices de la ciencia y el poder divino que provocan la creación de diferentes bendiciones en la tierra y dice: lo que vosotros adoráis, ¿ha creado la tierra y los cielos y envía lluvias desde el cielo? ¿Vuestros dioses han creado estos jardines con árboles tan bonitos? ¿Por qué no aceptáis la realidad y os desviáis del camino recto?

Esta aleya y las aleyas siguientes invitan a las personas a pensar en la creación del mundo que es la mejor vía para el conocimiento verdadero de Dios. Ya que cada persona inteligente entiende que este mundo tan grande, no ha sido creado por uno de nosotros ni tampoco se administra por nuestra voluntad. Pues, con un poco de lógica, tenemos que aceptar que un Dios, sabio y misericordioso, en base a su ciencia y sabiduría, ha creado este mundo ordenado y lo administra de la mejor forma.

De esta aleya aprendemos que

Primero: Pensar en la creación del mundo es la mejor vía del entendimiento de la presencia del Creador del mundo. Segundo: cuando entendemos el poder divino en la creación del mundo, vemos nuestra incapacidad en la creación de incluso un árbol.

Tercero: el mundo es administrado por Dios, pero esto también se realiza a través de algunos instrumentos; tal como el crecimiento de las plantas se realiza a través de la caída de las lluvias.

Queridos oyentes, finalizado el tiempo de nuestro programa de hoy, nos despedimos de todos ustedes hasta una nueva emisión y esperamos sus propuestas y opiniones al respecto.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar