Este sitio Web está interrumpido. Nos cambiamos a Parstoday spanish
Viernes, 21 Agosto 2015 16:56

Sura An naml (Las hormigas), versos 61-63 (Parte:676)

IRIB- La misericordia de Dios llene sus espíritus y la del profeta Mohamad Mustafa (la paz sea con él y sus descendientes).

 

Estimados oyentes les invitamos a que nos acompañen para que podamos aprovechar la luz del Corán, un libro divino, guía eterna, que junto a las palabras del gran profeta del Islam, nos ayuda a seguir por el mejor camino.

Primeramente escucharán las aleyas 61, 62 y 63 de la sura Las Hormigas:

أَمَّن جَعَلَ الْأَرْضَ قَرَاراً وَجَعَلَ خِلَالَهَا أَنْهَاراً وَجَعَلَ لَهَا رَوَاسِيَ وَجَعَلَ بَيْنَ الْبَحْرَيْنِ حَاجِزاً أَإِلَهٌ مَّعَ اللَّهِ بَلْ أَكْثَرُهُمْ لَا يَعْلَمُونَ

¿Quién, si no, ha estabilizado la tierra, colocado por ella ríos, fijado montañas y puesto una barrera entre las dos grandes masas de agua? ¿Hay un dios junto con Alá? Pero la mayoría no saben.(61:27)

 

En el programa anterior dijimos que el sagrado Corán ante los pensamientos falsos de algunos opositores, nombra algunas bendiciones divinas y, en el inicio y al final de la aleya, con tono de pregunta dice: ¿estos fenómenos naturales han sido creados por varios dioses o por un único Dios?

Esta aleya también a continuación de las aleyas anteriores, alude a algunos índices de la naturaleza como muestras del poder y la sabiduría divina en la creación de la tierra y dice: Dios puso tranquila la tierra para el bienestar y la tranquilidad de las personas. Si analizamos con atención el surgimiento de terremotos que ocurren de vez en algún rincón de la tierra y cuyo fuerte movimiento provoca muchas destrucciones, entendemos que la tranquilidad de la tierra es una de las grandes bendiciones divinas para sus habitantes.

La existencia de montañas, ríos y mares de aguas dulces y saladas ha propiciado el terreno para la vida del ser humano en la tierra. Su testimonio es el surgimiento de grandes civilizaciones humanas al lado de ríos y llanuras. ¿Cómo los opositores ponen algunos dioses sin vida como socios de Dios en la creación o la administración de los asuntos de este mundo tan inmenso? Indudablemente, ellos no han pensado al respecto y no se han informado de esta realidad.

De esta aleya aprendemos que

Primero: la tranquilidad de la tierra para sus habitantes es de tal forma que se podría pensar que este planeta es fijo y no se mueve. Mientras que la tierra avanza con alta velocidad en su eje propio y al mismo tiempo alrededor del sol, pero dado que este movimiento se realiza de forma regular y ordenada, nadie lo siente.

Segundo: la raíz verdadera del pecado y el ateísmo es la desinformación y el no conocimiento correcto de la realidad que algunas veces se realiza intencionalmente, ya que la persona no quiere entender y aceptar lo justo. Algunas otras veces, el pecado se comete sin intención y, en este caso, el deber de cada persona lógica es aclarar los pensamientos ciegos.

Ahora escucharemos la aleya 62 de la sura de Las Hormigas:

أَمَّن يُجِيبُ الْمُضْطَرَّ إِذَا دَعَاهُ وَيَكْشِفُ السُّوءَ وَيَجْعَلُكُمْ خُلَفَاء الْأَرْضِ أَإِلَهٌ مَّعَ اللَّهِ قَلِيلاً مَّا تَذَكَّرُونَ

 

¿Quién, si no, escucha la invocación del necesitado, quita el mal y hace de vosotros sucesores en la tierra? ¿Hay un dios junto con Alá? ¡Qué poco os dejáis amonestar! (62:27)

Esta aleya ha aludido a uno de los índices de la existencia de Dios en la vida de todas las personas y dice: ¿a quién acuden cuando sufren los problemas de vida, todas las puertas se cierran ante ustedes y llegan a un callejón sin salida? En dichas circunstancias, ¿los dioses pueden ayudarles? O ¿dentro de sí mismos tienen un poder que puede acabar con sus problemas?

En otras aleyas del Corán se han planteado estas preguntas: cuando suben a un barco y las fuertes olas del mar amenazan la vida, ¿a quién acuden y a quién piden ayuda para que les ayude?

Algunos materialistas y opositores a la religión consideran que Dios es producto del miedo y el temor del ser humano y, bajo este pretexto, rechazan la existencia del Creador del Universo. Ellos creen que la persona cuando se enfrenta a difíciles acontecimientos, se ve incapaz y por temor y negligencia, se refugia en algo creado en su mente.

La realidad es que las personas creyentes no solo a la hora del temor y miedo sino que en todas las condiciones de su vida, tienen fe en Dios y se basan en Él. El pánico y miedo provocan que la paciencia se acabe y el hombre solo necesitara su ayuda. Al igual que un hijo que, en todas las condiciones, necesita a sus padres, pero solamente a la hora de necesidad y preocupación, acude y les pide ayuda.
¿Se puede decir que los elementos peligrosos provocan que el hijo entienda que, en las condiciones difíciles, solamente los padres son quienes pueden ayudarle y responder positivamente a sus peticiones. De todas formas, cuando las personas piensan que nadie puede ayudarles y se decepcionan de todos, en la profundidad de su corazón esperan un poder verdadero que es el mismo Dios.

De esta aleya aprendemos que
Primero: una de las vías del conocimiento de Dios es atender a un poder salvador en los duros callejones sin salida de la vida.

Segundo: Dios ha puesto al hombre como gobernador en la tierra, le ha entregado el poder de dominar en la naturaleza y ocuparla y usar sus posibilidades.

Actualmente escucharán la aleya 63 de la sura de Las Hormigas:

أَمَّن يَهْدِيكُمْ فِي ظُلُمَاتِ الْبَرِّ وَالْبَحْرِ وَمَن يُرْسِلُ الرِّيَاحَ بُشْراً بَيْنَ يَدَيْ رَحْمَتِهِ أَإِلَهٌ مَّعَ اللَّهِ تَعَالَى اللَّهُ عَمَّا يُشْرِكُونَ

 

¿Quién, si no, os guía por entre las tinieblas de la tierra y del mar, quién envía los vientos como nuncios que preceden a Su misericordia? ¿Hay un dios junto con Alá? ¡Alá está por encima de lo que Le asocian! (63:27)


A continuación de las aleyas anteriores, esta aleya también con un tono de pregunta dice: ¿cómo encuentran el camino durante los viajes nocturnos? ¿Si las estrellas que les ayuda para encontrar el camino, ha sido creada por unos seres sin vida y sin lógica o por el único Creador del mundo?
Los vientos que trasladan las nubes por encima de los mares y las dirigen hacia lugares lejanos de la tierra y provoca las lluvias, ¿se mueven por la petición de quién excepto a Dios, todo poderoso? ¿Por qué adoran a dioses sin valor al lado de Dios, todo poderoso y les consideran eficaces en determinar su destino y el de otras personas?

De esta aleya aprendemos que

Primero: los fenómenos regulares y ordenados de la naturaleza en la tierra y en los cielos, son el mejor testigo para demostrar la existencia de un programa determinado en el sistema del universo y esto, se realiza solamente por el Creador del mundo.

Segundo: nadie en el mundo está en una situación que pueda rivalizar con Dios, ya que Él es el más elevado de todos los seres en el mundo.
Queridos oyentes, finalizado el tiempo de nuestro programa de hoy, nos despedimos de todos ustedes hasta una nueva emisión y esperamos sus opiniones y propuestas al respecto.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar