Este sitio Web está interrumpido. Nos cambiamos a Parstoday spanish
Miércoles, 09 Septiembre 2015 06:41

Sura An naml (Las hormigas), versos 76-81 (Parte:679)

IRIB-En el nombre de Diios. La misericordia de Dios llene sus espíritus y la del profeta Mohamad Mustafa (la paz sea con él y sus descendientes).

 

Estimados oyentes les invitamos a que nos acompañen para que podamos aprovechar la luz del Corán, un libro divino, guía eterna, que junto a las palabras del gran profeta del Islam, nos ayuda a seguir por el mejor camino.

Primeramente escucharán las aleyas 76, 77, 78 y 79 de la sura Las Hormigas:

إِنَّ هَذَا الْقُرْآنَ يَقُصُّ عَلَى بَنِي إِسْرَائِيلَ أَكْثَرَ الَّذِي هُمْ فِيهِ يَخْتَلِفُونَ

 

Este Corán cuenta a los Hijos de Israel la mayor parte de aquello en que discrepan. (76:27)

وَإِنَّهُ لَهُدًى وَرَحْمَةٌ لِّلْمُؤْمِنِينَ

 

 

Es, sí, dirección y misericordia para los creyentes. (77:27)

إِنَّ رَبَّكَ يَقْضِي بَيْنَهُم بِحُكْمِهِ وَهُوَ الْعَزِيزُ الْعَلِيمُ

 

 

Tu Señor decidirá entre ellos con Su fallo. Es el Poderoso, el Omnisciente. (78:27)

 

فَتَوَكَّلْ عَلَى اللَّهِ إِنَّكَ عَلَى الْحَقِّ الْمُبِينِ

 

¡Confía en Alá! Posees la verdad manifiesta. (79:27)

En el programa anterior hablamos sobre aquellos opositores que negaban el día de la Resurrección y que, con diferentes pretextos, ridiculizaban la reavivación de los muertos, así como el castigo y el regalo divinos en otro mundo. Estas aleyas se refieren a aquellos judíos que vivían en la península arábiga y no estaban dispuestos a aceptar el Corán ni el Islam. Los judíos tenían discrepancia sobre Jesucristo y El Salvador del mundo, así mismo, sobre algunos veredictos de la religión. Estas aleyas dicen que si aceptaran el Corán como un libro celestial, se eliminarían todas esas discrepancias y se finalizarían las innovaciones y supersticiones creadas en el judaísmo y cristianismo después de Moisés y Jesucristo. Como resultado, se crearía una religión pura y lejos de cualquier creencia incorrecta.

A continuación, estas aleyas dirigidas al Profeta y los creyentes dice: confíen en Alá ante los pretextos infundados de los opositores y continúen su camino basándose en la ciencia y poder sin fin de Dios. Han de saber que ustedes son justos y lo justo siempre es firme y estable.
De estas aleyas aprendemos que

Primero: una de las bendiciones del Corán es la solución de las discrepancias fundamentales. El Corán insta a la unidad entre los pueblos no solo musulmanes sino de otras religiones y afirma que en sus aleyas todos pueden solventar sus discrepancias.

Segundo: la orientación es una de las grandes bendiciones divinas que Dios ha otorgado a sus seres.

Tercero: basarse en Alá es una de las condiciones del éxito del ser humano. Además confiar en Alá solo tiene resultados siempre y cuando se basa en el camino recto y no al contrario.

 

Ahora escucharán las aleyas 80 y 81 de la sura Las Hormigas:

إِنَّكَ لَا تُسْمِعُ الْمَوْتَى وَلَا تُسْمِعُ الصُّمَّ الدُّعَاء إِذَا وَلَّوْا مُدْبِرِينَ

 

Tú no puedes hacer que los muertos oigan, ni que los sordos oigan el llamamiento si vuelven la espalda. (80:27)

 

وَمَا أَنتَ بِهَادِي الْعُمْيِ عَن ضَلَالَتِهِمْ إِن تُسْمِعُ إِلَّا مَن يُؤْمِنُ بِآيَاتِنَا فَهُم مُّسْلِمُونَ

 

Ni puedes dirigir a los ciegos, sacándolos de su extravío. Tú no puedes hacer que oigan sino quienes creen en Nuestros signos y están sometidos a Nosotros. (81:27)

Dios en las aleyas anteriores dijo: el Corán es lo justo. Estas aleyas a continuación de las anteriores dicen: la oposición al Corán y la no aceptación de lo justo es por el desdén de la persona y no porque sean infundados los preceptos de este libro celestial.
Alguien que es impertinente e imite ciegamente es igual que un muerto que ninguna palabra deja influencia en él, o sea, es igual que una persona sorda que continúa su camino sin oír nada. Es natural que si alguien llama a un sordo no le hará caso ya que no oye. Lamentablemente, la mayoría de los opositores son iguales a sordos y ciegos y han cerrado todos los caminos del entendimiento de la realidad ante sí mismos y se han privado de oír lo justo y verlo.

Es evidente que quienes pueden gozar de la orientación del Corán y del Profeta de Dios son, primero, los obedientes ante lo justo y, segundo, los que tengan fe en lo correcto de las aleyas divinas. De otra forma se puede decir que alguien puede disfrutar de la orientación coránica cuando los obstáculos del conocimiento, no le impidan aceptar lo justo.
Normalmente, estos obstáculos se vinculan a los pensamientos de las personas que tomando posturas negativas e imitando a sus antecedentes, no están dispuestas a aceptar lo justo y si lo aceptaran, con sus análisis incorrectos, lo comentan de otra forma, es decir: de la misma forma que ellos quieren. De esta manera, el problema no se vincula al principio del mensaje de los profetas divinos sino que es por la impertinencia y prejuicios de los opositores. Si el corazón de las personas está muerto y no quiere aceptar lo justo, la palabra justa no dejará ninguna influencia. Es al igual que instalemos una lámpara rota a la electricidad; esta lámpara nunca se encenderá.

De estas aleyas aprendemos que

Primero: en la cultura coránica, la muerte y la vida tanto se dice a la muerte y vida natural y material como a la muerte y vida espiritual. El Corán considera muertos a quienes no oyen la palabra justa y no reciben influencia de este; aunque aparentemente son vivos. Según el Corán, al contrario de este grupo, quienes han entendido lo justo, han sacrificado su vida al respecto y han caído mártires, son vivos y gozan de la bendición divina; aunque aparentemente no están entre los vivos.

Segundo: tener ojos, oído y razón no es suficiente. Lo importante es el espíritu para rendirse ante lo justo ya que de lo contrario el hombre no oirá y trasmitirá los relatos de una forma incorrecta. La persona que duerme, se levanta cuando oye una voz, pero alguien que se muestra dormido, no responderá pese a muchas llamadas.

Queridos oyentes, finalizado el tiempo de nuestro programa de hoy, nos despedimos de todos ustedes hasta una nueva emisión y esperamos sus opiniones y propuestas al respecto.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar