Este sitio Web está interrumpido. Nos cambiamos a Parstoday spanish
Lunes, 29 Agosto 2016 17:34

Sura Al rúm (Los bizantinos), versos 35-38(Parte:725)

Sura Al rúm (Los bizantinos), versos 35-38(Parte:725)
En el nombre de Dios. Bienvenidos estimados oyentes al programa "Camino hacia la luz", donde conocerán los comentarios de las aleyas del sagrado Corán. Comenzamos escuchando la aleya 35 de la sura de Los Bizantinos: أَمْ أَنزَلْنَا عَلَيْهِمْ سُلْطَاناً فَهُوَ يَتَكَلَّمُ بِمَا كَانُوا بِهِ يُشْرِكُونَ ¿Acaso les hemos conferido una autoridad que hable de lo que ellos Le asocian? (35:30) Esta aleya a continuación de las anteriores que rechazaban el ateísmo y las creencias de los opositores, dice: los opositores que atribuyen socios para Dios, ¿tienen un motivo para sus actos? ¿Han encontrado algo en el sistema de la naturaleza o en su interior y cuerpo basado en que Dios tiene socios? O ¿se ha revelado un libro por parte de Dios en el que Él haya confesado tener un socio? Está completamente claro que no ha ocurrido ninguno de estos sucesos y los opositores debido a su ignorancia, siguen (al igual que sus antepasados) estas creencias falsas y no tienen ningún motivo razonable al respecto. De esta aleya aprendemos que: Primero: El Islam es la religión de la lógica y razonamiento y requiere motivo de sus opositores. Y segundo: Al contrario del monoteísmo que tiene motivos estables y profundos, el ateísmo no tiene raíz y no cuenta con ningún motivo lógico. Ahora escucharemos la aleya 36 de la sura de Los Bizantinos: وَإِذَا أَذَقْنَا النَّاسَ رَحْمَةً فَرِحُوا بِهَا وَإِن تُصِبْهُمْ سَيِّئَةٌ بِمَا قَدَّمَتْ أَيْدِيهِمْ إِذَا هُمْ يَقْنَطُونَ Cuando hacemos gustar a los hombres una misericordia, se regocijan de ella. Pero, si les sucede un mal como castigo a sus obras, ahí les tenéis desesperados. (36:30) Esta aleya alude a una de las características de los opositores que se encuentran entre el orgullo y la desesperanza. A la hora de recibir la bendición, sufren un profundo orgullo y a la hora del surgimiento de los problemas, se desesperan; mientras que los creyentes verdaderos se encuentran entre el agradecimiento y la paciencia. Ellos agradecen a Dios por las bendiciones divinas y tienen paciencia ante los problemas.Lo interesante es que en esta aleya y otras aleyas similares, las bendiciones se han presentado como unas bendiciones por parte de Dios, pero los problemas y dificultades son el resultado de la mala actuación de nosotros mismos. Ya que, Dios no quiere nada sino bendición para sus seres y la mayoría de los problemas del ser humanos surge por sus comportamientos y actuaciones incorrectas o la opresión de los demás. De esta aleya aprendemos que: Primero: Los opositores no tienen mucha capacidad. Ellos se alegran con poca bendición y se desesperan ante una pequeña dificultad o problema. Y segundo: las bendiciones mundanas no son fijas y perennes, las personas no tienen que depender de ellas ya que, después de perderlas, sufren mucha decepción y desesperanza. Ahora escucharán las aleyas 37 y 38 de la sura de Los Bizantinos: أَوَلَمْ يَرَوْا أَنَّ اللَّهَ يَبْسُطُ الرِّزْقَ لِمَن يَشَاءُ وَيَقْدِرُ إِنَّ فِي ذَلِكَ لَآيَاتٍ لِّقَوْمٍ يُؤْمِنُونَ Es que no ven que Alá dispensa el sustento a quienes Él quiere: a unos con largueza, a otros con mesura? Ciertamente, hay en ello signos para gente que cree. (37:30)   فَآتِ ذَا الْقُرْبَى حَقَّهُ وَالْمِسْكِينَ وَابْنَ السَّبِيلِ ذَلِكَ خَيْرٌ لِّلَّذِينَ يُرِيدُونَ وَجْهَ اللَّهِ وَأُوْلَئِكَ هُمُ الْمُفْلِحُونَ   Da lo que es de derecho al pariente, al pobre y al viajero. Es lo mejor para quienes desean agradar a Alá. Esos son los que prosperarán. (38:30) A continuación de la aleya anterior que dijo: algunos opositores y personas con poca capacidad, se enorgullecen al recibir la bendición divina, y después de perderla, sufren la decepción; esta aleya dice: los creyentes creen que Dios envía el alimento de todos sus seres y su reducción está basada en la ciencia y sabiduría divina. Algunas personas que se esfuerzan mucho por obtener riqueza, pero, tienen poco provecho y existen personas que se esfuerzan de forma normal pero, reciben mucho provecho.Lo importante es que el esfuerzo se tiene que realizar de forma normal, pero lo que recibimos después de estos sacrificios, depende de muchos elementos que la mayoría no está a nuestra disposición. Si nosotros nos esforzamos más para obtener riqueza, pero no recibimos mucho, sufrimos desaliento y depresión. Pero, si consideramos que nuestro deber es esforzarse y entregamos el resultado de nuestros empeño a Dios, siempre estaremos satisfechos de lo que tenemos y ya no nos quejaremos de Dios. La continuación de las aleyas alude a la responsabilidad de cada persona ante los demás y dice: mientras tanto, quienes tienen más provecho de las bendiciones divinas, tendrán una mayor responsabilidad y además de su familia, deben ayudar a los pobres de la sociedad y a sus parientes.Significa que ya que es Dios Quien suministra a todos, la parte que los ricos deben dar a los necesitados básicamente pertenece a los necesitados. Dios concede esta parte a los ricos para los pobres; indicando a los ricos la orden de dar, Él abre una puerta a través de la cual pueden ganar méritos para su vida eterna y establece un puente entre la gente en la sociedad, por lo tanto crea medios de ayuda mutua y solidaridad. Así que quien no da a los necesitados la parte que debe dar ha usurpado su parte. De estas aleyas aprendemos que: Primero: Si consideramos el alimento un regalo de Dios, no nos debemos olvidar ayudar a los pobres ni a los necesitados de la sociedad. Segundo: Si la caridad a los pobres es para la satisfacción de Dios, alguien que lo ofrece, goza de la bendición divina en el otro mundo. Tercero: Los parientes y necesitados tienen derechos en la riqueza de los ricos y hay que devolver sus derechos a ellos. Cuarto: Los ricos además de pagar zakat y una Quinta (Joms), tienen que dar una parte de sus bienes para acabar con la pobreza del cuerpo de la sociedad y nos basta solamente dar la caridad obligatoria. Y quinto: El Islam tiene una atención especial a la lucha contra la pobreza en la sociedad. Por eso, apoya seriamente a los necesitados, pobres y de otros estratos débiles de la comunidad humana. Estimados oyentes, finalizado el tiempo de nuestro programa de hoy, nos despedimos de todos ustedes hasta una nueva emisión y esperamos sus opiniones y propuestas al respecto.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar