Este sitio Web está interrumpido. Nos cambiamos a Parstoday spanish
Miércoles, 28 Septiembre 2016 08:43

Sura Al rúm (Los bizantinos), versos 55-60(Parte:730)

Sura Al rúm (Los bizantinos), versos 55-60(Parte:730)
En el nombre de Dios. Estamos con ustedes con otro programa más de la serie de artículos titulados "Camino hacia la Luz" donde conocerán los comentarios de las aleyas del sagrado Corán.

 

 

 

Primeramente escucharán las aleyas 55, 56 y 57 de la sura de Los Bizantinos:

وَيَوْمَ تَقُومُ السَّاعَةُ يُقْسِمُ الْمُجْرِمُونَ مَا لَبِثُوا غَيْرَ سَاعَةٍ كَذَلِكَ كَانُوا يُؤْفَكُونَ

 

Y el día en que llegue la Hora, los que hayan hecho el mal jurarán que no han permanecido más de una hora. Así mismo mentían. (55:30)

 

وَقَالَ الَّذِينَ أُوتُوا الْعِلْمَ وَالْإِيمَانَ لَقَدْ لَبِثْتُمْ فِي كِتَابِ اللَّهِ إِلَى يَوْمِ الْبَعْثِ فَهَذَا يَوْمُ الْبَعْثِ وَلَكِنَّكُمْ كُنتُمْ لَا تَعْلَمُونَ

 

Y aquellos a quienes les fue dado el conocimiento y la fe dirán: Permanecisteis hasta el Día de la Resurrección según está en la Escritura de Dios y éste es el Día de la Resurrección, pero vosotros no sabíais. (56:30)

 

فَيَوْمَئِذٍ لَّا يَنفَعُ الَّذِينَ ظَلَمُوا مَعْذِرَتُهُمْ وَلَا هُمْ يُسْتَعْتَبُونَ

Pero ese día no les servirá sus excusas a quienes fueron opresores, ni se les evitará la condena. (57:30)

Una de las características de una persona culpable es que en este mundo niega el Día de la Resurrección y no lo acepta. Con base en estas aleyas, estas personas incluso en el otro mundo no están dispuestas a aceptar la llegada de la Hora y su presencia en aquel día determinante. Por eso, dicen: aquí también es la continuación de la vida mundana y nosotros por unos momentos estábamos dormidos y ahora, nos hemos levantado. Pero, los creyentes que han entendido la realidad y cuentan con el conocimiento necesario al respecto, les dicen: ahora ha llegado el Día de la Resurrección y según lo que Dios ha establecido, ustedes han pasado el periodo de vivir entre este y otro mundo, es decir: Barzaj y ahora se han presentado en el tribunal divino.
Cuando los opresores y culpables ven una realidad llamada el tribunal divino ante sí mismos, piden perdón y quieren arrepentirse, pero, según estas aleyas, ya la disculpa de los culpables no tiene ningún valor y Dios no acepta su arrepentimiento en aquel Día.

De estas aleyas aprendemos que:

Primero: la opresión en este mundo, dirige a las personas hacia la desviación, y la desviación en el pensamiento y creencia también propicia el terreno para el desarrollo de la culpa y crimen en la sociedad.

Segundo: la ciencia y fe tienen una relación mutua. La ciencia verdadera invita a las personas hacia la fe y la fe también convoca a las personas a aprender la ciencia.

Tercero: el destino de cada persona depende de sus actos en este mundo. La realización de la opresión y pecado en este mundo, conlleva un mal fin para las personas.

Y cuarto: pedir perdón y arrepentirse es eficaz solamente en este mundo y no tiene ningún valor en el otro mundo.

Ahora escucharán las aleyas 58 y 59 de la sura de Los Bizantinos:

وَلَقَدْ ضَرَبْنَا لِلنَّاسِ فِي هَذَا الْقُرْآنِ مِن كُلِّ مَثَلٍ وَلَئِن جِئْتَهُم بِآيَةٍ لَيَقُولَنَّ الَّذِينَ كَفَرُوا إِنْ أَنتُمْ إِلَّا مُبْطِلُونَ

 

Y, ciertamente, pusimos a los hombres todo tipo de ejemplos en este Corán. Y si vas a ellos con una señal, quienes no son creyentes, seguramente dirán: Vosotros no sois más que falsarios. (58:30)

 

كَذَلِكَ يَطْبَعُ اللَّهُ عَلَى قُلُوبِ الَّذِينَ لَا يَعْلَمُونَ

Así es como Dios sella el corazón de los que no saben. (59:30)

El Corán es el libro de la orientación en el que se ha explicado todo lo que es necesario para la orientación de las personas y cualquier método que propicia el terreno para la no desviación del pueblo y su alejamiento de la negligencia y desatención.
Los motivos del monoteísmo se han explicado en diferentes aleyas del sagrado Corán. En este Libro celestial, se ha entregado el camino de vivir bien y alejarse de inadecuadas características morales en diversas dimensiones. También, se ha descrito la forma de adorar a Dios durante el día y la noche y en diferentes días del año. Se observan también las sentencias divinas que crean las bases intelectuales y prácticas de cada persona monoteísta entre los conceptos de más de 6 mil aleyas coránicas. Mientras tanto, quienes no quieren aceptar la realidad y realizan molestia al respecto, consideran falsas todas estas aleyas e incluso no están dispuestos a oír las aleyas divinas.
La continuación de las aleyas anuncia que el motivo de esta molestia de los opresores es que Dios ha sellado el corazón de los que no saben; quienes insisten mucho en llevar a cabo crímenes y pecados, ellos se privan de entender la verdad. Es al igual que los ladrones que han sido encarcelados tras realizar una acción mala, y los carcelarios cierran sus celdas con cerraduras; como consecuencia, ellos se privan de la bendición de la libertad. Si los pecadores se arrepienten y dejan sus pecados, Dios les perdona y si insisten en continuar sus actos malos, Dios sella sus corazones y se los priva de la bendición de entender la realidad divina.

De estas aleyas aprendemos que:

Primero: el Corán es para todos y utiliza diversas formas para la orientación de los diferentes estratos de la sociedad.

Segundo: quienes insisten en sus pecados, no solo no aceptan lo justo sino que consideran lo justo como injusto y presentan a los creyentes como opresores. Las falsas propagandas de los seguidores del camino incorrecto, no dejen influencias negativas en nosotros.

Y tercero: el castigo de oponerse a lo justo, es privarse de la orientación divina que en detrimento de la misma persona no podrá ni acercarse a Dios.

Ahora escucharán la aleya 60 de la sura de Los Bizantinos:

 

 فَاصْبِرْ إِنَّ وَعْدَ اللَّهِ حَقٌّ وَلَا يَسْتَخِفَّنَّكَ الَّذِينَ لَا يُوقِنُونَ

Pero ten paciencia. En verdad, la promesa de Dios es verdadera. Que no te encuentren débil quienes no tienen certeza. (60:30)

Esta aleya que es la última aleya de la sura de Los Bizantinos, dice que durante la historia, los creyentes siempre sufrían el maltrato verbal y práctico de los opresores. Pero, hay que tener paciencia y no rendirse ante sus amenazas y propagandas negativas. Ya que, Dios ha prometido que si los creyentes tienen paciencia y resisten ante lo injusto, seguramente vencerán.
La continuación de la aleya, en unas palabras dirigidas al profeta de Dios y los creyentes dice: si se encuentran bajo las falsas propagandas de los opresores sufrirán pánico y miedo; pues en el lugar de resistir y tener paciencia, serán débiles y realizarán acciones incorrectas. O, debido a las acusaciones incorrectas de los enemigos, se sentirán tan furiosos que perderán su tranquilidad y paciencia y llevarán a cabo unos actos que reducirán su situación en la sociedad.

De esta aleya aprendemos que:

Primero: los creyentes tienen que tener paciencia y resistir ante los comportamientos inadecuados de los enemigos.

Segundo: las propagandas negativas de los opositores no tienen que dejar ninguna influencia en nuestras decisiones. Tenemos que tener fe en las promesas divinas respecto a la victoria de los creyentes ante los opresores y esto, nos conllevará tranquilidad y seguridad para nosotros.

Y tercero: quienes no tengan paciencia, perderán su situación en la sociedad.
Queridos oyentes, finalizado la sura de Los Bizantinos, iniciamos desde la próxima semana, la sura de Luqman. Pues, nos despedimos de todos ustedes hasta una nueva emisión y esperamos sus opiniones y propuestas al respecto.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar