Este sitio Web está interrumpido. Nos cambiamos a Parstoday spanish
Sábado, 29 Octubre 2016 13:42

Sura Luqmān (Luqman), versos 12-13(Parte:733)

Sura Luqmān (Luqman), versos 12-13(Parte:733)
En el nombre de Dios, todopoderoso, bienvenidos a otro programa más de la serie de artículos titulados Camino hacia la Luz, donde explicaremos las aleyas del sagrado Corán.

 

 

Comenzaremos el programa escuchando la aleya 12 de la sura de Luqman:

 

وَلَقَدْ آتَيْنَا لُقْمَانَ الْحِكْمَةَ أَنِ اشْكُرْ لِلَّهِ وَمَنْ يَشْكُرْ فَإِنَّمَا يَشْكُرُ لِنَفْسِهِ وَمَنْ كَفَرَ فَإِنَّ اللَّهَ غَنِيٌّ حَمِيدٌ

Dimos a Luqmán la sabiduría: Sé agradecido con Alá! Quien es agradecido lo es, en realidad, en provecho propio. Quien es desagradecido... Alá Se basta a Sí mismo, es digno de alabanza. (12:31)

Esta aleya y las siguientes hablan del sabio Luqman y los consejos y recomendaciones a su hijo. Según las aleyas del Corán y las narraciones coránicas, Luqman no era profeta, sin embargo era una persona digna y sabia, cuya mente Dios había iluminado a causa de su profunda fe en el monoteísmo y abstinencia de todos los males. Como es evidente por las aleyas, la verdadera sabiduría es dada por Dios Todopoderoso, aunque la gente puede tratar de ser juiciosa.

Luqman siempre estaba agradecido de Dios e impartió valiosos consejos a su hijo, en cuanto a la creencia en el Dios único, el rechazo al politeísmo, virtudes éticas y otras cuestiones importantes. Esto demuestra que cualquier persona que está firmemente unida a la senda de Dios y se abstiene de vanas esperanzas y deseos carnales, podría tener la sabiduría otorgada por el Señor Misericordioso. Cuando el corazón de una persona es iluminada por la luz de la sabiduría, por el resultado de la pureza y la piedad, las divinas palabras serán pronunciadas por su lengua y él va a decir lo mismo que le agrada a Dios y pensar de la misma manera que Dios aprueba.

Vale la pena señalar que Alá ha otorgado a Luqman la grandeza divina a través de sus palabra que dan consejos a su hijo, por lo que el significado real de la sabiduría se aclara para nosotros, así como el deber de los sabios es la orientación de los demás. Se desprende de las advertencias a su hijo que cada uno de estos conceptos se cuenta como una de las ramas del gran concepto de sabiduría y que no están en contraste con los demás.

Luqman dio gracias a Dios por haberle concedido la sabiduría. Él sabía el objetivo de las bondades divinas y su uso.

Un agradecimiento verdadero significa emplear cada bendición que provoque su crecimiento. También, el uso inútil de una bendición es un tipo de insulto a Dios incluso si la persona Le agradece verbalmente. Ya que el agradecimiento verbal con un uso inútil de una bendición, no tiene ningún beneficio y provoca el detrimento. Un detrimento que daña a la misma persona no a Dios.

De esta aleya aprendemos que:

Primero: Dios es el dador de la sabiduría, y la sabiduría verdadera significa estar agradecidos al Señor Altísimo.

Y segundo: Es importante dar una educación adecuada a los niños y criarlos en la base sólida del monoteísmo y las virtudes éticas.

Ahora escucharán la aleya 13 de las sura de Luqman:

 

وَإِذْ قَالَ لُقْمَانُ لِابْنِهِ وَهُوَ يَعِظُهُ يَا بُنَيَّ لَا تُشْرِكْ بِاللَّهِ إِنَّ الشِّرْكَ لَظُلْمٌ عَظِيمٌ

Y cuando Luqman amonestó a su hijo, diciéndole: ¡Hijito! ¡No asocies a Alá otros dioses, que la asociación es una impiedad enorme! (13:31)

Las recomendaciones de Luqman, que se han mantenido de una manera interesante, a través de seis aleyas contienen tanto algunas cuestiones ideológicas, y los principios de los deberes religiosos y temas éticos. El primer consejo de Luqman a su hijo es evitar el politeísmo ya sea en idea o en la práctica. El culto de los ídolos, el sol, la luna, las estrellas e incluso los animales, es la desviación del camino de Dios. También es importante tener en cuenta que muchos de los que dicen ser monoteístas, contaminen su fe con tonos de politeísmo por ser servidores de la riqueza, el poder, los deseos carnales, y la porción de aquellos malvados en el poder. Luqman por lo tanto da consejos preciosos a sus hijos, advierte a los buscadores de la verdad contra la plaga del politeísmo o atribuir socios a Dios, el único. Se considera politeísmo, la realización de una gran injusticia u opresión en beneficio propio. Es de destacar que esta aleya expresa indirectamente el deber de los padres para la crianza de los niños y la enseñanza de los pensamientos adecuados. También la forma de expresión es muy importante. El consejo es más eficaz que las órdenes y es mejor aceptada por los niños, especialmente cuando se utilizan expresiones tales como "mi hijo", o "mi querido hijo".

De esta aleya aprendemos que:

Primero: Todas las personas necesitan consejos. Según las aleyas y narraciones, algunas veces el Imam Ali (la paz sea con él) decía a sus compañeros: recomendadme, ya que oír tiene una influencia más eficaz que saber.

Segundo: Debemos aprender de los expertos y clérigos las formas de educar a nuestros hijos para evitar que ellos cometan pecados y errores en su vida.

Y tercero: Los niños necesitan los consejos de los padres. Una de las mejores maneras de la educación es tratarlos con sinceridad y amabilidad.

Queridos oyentes, finalizado el tiempo de nuestro programa de hoy, nos despedimos de todos ustedes hasta una nueva emisión y esperamos sus opiniones y propuestas al respecto.

En el nombre de Dios, todopoderoso, bienvenidos a otro programa más de la serie de artículos  titulados Camino hacia la Luz,  donde explicaremos las aleyas del sagrado Corán.

 

Comenzaremos el programa escuchando la aleya 12 de la sura de Luqman:

Dimos a Luqmán la sabiduría: Sé agradecido con Alá! Quien es agradecido lo es, en realidad, en provecho propio. Quien es desagradecido… Alá Se basta a Sí mismo, es digno de alabanza.

 

Esta aleya y las siguientes hablan del sabio Luqman y los consejos y recomendaciones a su hijo. Según las aleyas del Corán y las narraciones coránicas, Luqman no era profeta, sin embargo era una persona digna y sabia, cuya mente Dios había iluminado a causa de su profunda fe en el monoteísmo y abstinencia de todos los males. Como es evidente por las aleyas, la verdadera sabiduría es dada por Dios Todopoderoso, aunque la gente puede tratar de ser juiciosa.

Luqman siempre estaba agradecido de Dios e impartió valiosos consejos a su hijo, en cuanto a la creencia en el Dios único, el rechazo al politeísmo, virtudes éticas y otras cuestiones importantes. Esto demuestra que cualquier persona que está firmemente unida a la senda de Dios y se abstiene de vanas esperanzas y deseos carnales, podría tener la sabiduría otorgada por el Señor Misericordioso. Cuando el corazón de una persona es iluminada por la luz de la sabiduría, por el resultado de la pureza y la piedad, las divinas palabras serán pronunciadas por su lengua y él va a decir lo mismo que le agrada a Dios y pensar de la misma manera que Dios aprueba.

Vale la pena señalar que Alá ha otorgado a Luqman la grandeza divina a través de sus palabra que dan consejos a su hijo, por lo que el significado real de la sabiduría se aclara para nosotros, así como el deber de los sabios es la orientación de los demás. Se desprende de las advertencias a su hijo que cada uno de estos conceptos se cuenta como una de las ramas del gran concepto de sabiduría y que no están en contraste con los demás.

Luqman dio gracias a Dios por haberle concedido la sabiduría. Él sabía el objetivo de las bondades divinas y su uso.

Un agradecimiento verdadero significa emplear cada bendición que provoque su crecimiento. También, el uso inútil de una bendición es un tipo de insulto a Dios incluso si la persona Le agradece verbalmente. Ya que el agradecimiento verbal con un uso inútil de una bendición, no tiene ningún beneficio y provoca el detrimento. Un detrimento que daña a la misma persona no a Dios.

De esta aleya aprendemos que:

Primero: Dios es el dador de la sabiduría, y la sabiduría verdadera significa estar agradecidos al Señor Altísimo.

Y segundo: Es importante dar una educación adecuada a los niños y criarlos en la base sólida del monoteísmo y las virtudes éticas.

 

Ahora escucharán la aleya 13 de las sura de Luqman:

 Y cuando Luqman amonestó a su hijo, diciéndole: ¡Hijito! ¡No asocies a Alá otros dioses, que la asociación es una impiedad enorme!

 

Las recomendaciones de Luqman, que se han mantenido de una manera interesante, a través de seis aleyas contienen tanto algunas cuestiones ideológicas, y los principios de los deberes religiosos y temas éticos. El primer consejo de Luqman a su hijo es evitar el politeísmo ya sea en idea o en la práctica. El culto de los ídolos, el sol, la luna, las estrellas e incluso los animales, es la desviación del camino de Dios. También es importante tener en cuenta que muchos de los que dicen ser monoteístas, contaminen su fe con tonos de politeísmo por ser servidores de la riqueza, el poder, los deseos carnales, y la porción de aquellos malvados en el poder. Luqman por lo tanto da consejos preciosos a sus hijos, advierte a los buscadores de la verdad contra la plaga del politeísmo o atribuir socios a Dios, el único. Se considera politeísmo, la realización de una gran injusticia u opresión en beneficio propio. Es de destacar que esta aleya expresa indirectamente el deber de los padres para la crianza de los niños y la enseñanza de los pensamientos adecuados. También la forma de expresión es muy importante. El consejo es más eficaz que las órdenes y es mejor aceptada por los niños, especialmente cuando se utilizan expresiones tales como "mi hijo", o "mi querido hijo".

 

De esta aleya aprendemos que:

Primero: Todas las personas necesitan consejos. Según las aleyas y narraciones, algunas veces el Imam Ali (la paz sea con él) decía a sus compañeros: recomendadme, ya que oír tiene una influencia más eficaz que saber.

Segundo: Debemos aprender de los expertos y clérigos las formas de educar a nuestros hijos para evitar que ellos cometan pecados y errores en su vida.

Y tercero: Los niños necesitan los consejos de los padres. Una de las mejores maneras de la educación es tratarlos con sinceridad y amabilidad.

 

Queridos oyentes, finalizado el tiempo de nuestro programa de hoy, nos despedimos de todos ustedes hasta una nueva emisión y esperamos sus opiniones y propuestas al respecto.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar