Este sitio Web está interrumpido. Nos cambiamos a Parstoday spanish
Jueves, 02 Mayo 2013 05:52

La tarea filosófica en el Islam

La tarea filosófica en el Islam
El problema es comprender que el mundo no es sino una representación en nuestras mentes y por ello disputamos y elaboramos juicios sobre las cosas Autor: Yahia Said Al Andalusi El Maliki - Fuente: Webislam

 

No hace muchos años, me sentí frente a un abismo, al tener la sensación repentina de que lo que se debía decir, ya había sido dicho, no por mí, por supuesto. Me despertaba la novedad de alguna idea original, que luego encontraba desarrollada en alguno de los libros de mi biblioteca.

Llegué luego al convencimiento de que la filosofía ha llegado a definir acabadamente las categorías, pero la tarea de acomodarlas para explicar la realidad, es inabarcable como las páginas de la biblioteca imaginada por Borges, o tal vez como las páginas de su libro de arena que llegaban a inauditas numeraciones expresadas en muchas cifras elevadas a una potencia.

Sin embargo, si la capacidad, el sentido de imaginación, diría el Imám Al Ghazzali, es enorme, porque así Allah swt nos ha creado, la aparente diversidad de lo real, es también enorme, aunque al parecer la tarea del filósofo, particularmente en la línea del sufismo es demostrar la falsedad de esta diversidad, y el problema se da, justamente en el recurrente retornar de un solo y mismo problema, el carácter de Señal Divina y por ende en última instancia la idéntica función de cada diversa cosa creada.

Y me permitiré aquí desechar algunas convenciones del castellano, para hablar de la cosificación de la cosa, es decir para remover una vez más el objeto y las formas de nuestra percepción.

La tentación de transformar la exposición filosófica en poesía es grande siempre, resulta más sencillo imaginar a un hombre solitario, envuelto en negros abrigos, caminando trabajosamente por cumbres heladas para descubrir respuestas obvias. Pero evidentemente, no es necesario escalar cumbres para encontrar La Verdad, ya que la única verdad posible puede ser expresada en la comprensión de la unidad, Dios es incomprensible en su esencia, porque nuestra mente es limitada y lo limitado no puede abarcar lo ilimitado, matemáticamente impecable. Sin embargo, las Señales de Dios creadas, son este mundo, y de aquí deriva el problema central de toda filosofía, “El Mundo” es uno, inclusive si interpretamos literalmente “los siete mundos” en el hadiz kudsi que contiene estas palabras, todo ellos son creación y por ende una única cosa, ahora bien ¿Qué distancia hay entre Allah swt y el ser humano? Ninguna, ya que Él está más cerca del ser que el ser mismo, y sin embargo, el hombre pugna por distanciarse de Dios o pugna por retornar a Él swt, y este sendero de retorno es lo que los sufíes llaman amor.

Para efectivizar el retorno a Dios –swt-, es evidentemente necesario observar el sendero la shariah, y comprender las señales, las increadas del Corán y las creadas, las cosas de este mundo, y tal vez, solo tal vez, por no haberlo experimentado no puedo saberlo, entonces el hombre retorna a Dios.

Entonces el problema es comprender la realidad inmanente de la cosa, comprender que el mundo no es sino una representación en nuestras mentes y por ello disputamos y elaboramos juicios sobre las cosas, su valor o banalidad, su belleza o fealdad, pero todo ello son meros accidentes, en sustancia todas las cosas son idénticas, son creación y señal Divina, lo demás es accidente formal.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar