Este sitio Web está interrumpido. Nos cambiamos a Parstoday spanish
Sábado, 04 Mayo 2013 11:04

Libertad desde el punto de vista del mártir Motahari, (especial con motivo del aniversario de su martirio)

Libertad desde el punto de vista del  mártir Motahari, (especial con motivo del aniversario de su martirio)
El gran programa de los profetas es la libertad espiritual al tiempo que el gran problema de nuestra era es que siempre hablamos de la libertad social y no de la libertad espiritual humana. Mientras que no es posible alcanzar la libertad social sin la libertad espiritual. El mundo es un cauce lleno de recuerdos de los grandes personajes cuya memoria siempre está viva. Personas que quizás no tienen pares, pero sus mensajes valiosos siempre existirán y servirán para orientar a los hombres. El maestro mártir ayatolá Morteza Motahari es uno de estas grandes figuras. Este pensador e intelectual tuvo un papel eficaz en la extensión y la profundidad de la sabiduría del Islam. Este gran filósofo ha dejado valiosas obras, unos 60 libros sobre diferentes temas que siempre han iluminado el camino de los buscadores de la verdad. El profesor mártir Motahari, con una comprensión correcta de las necesidades de la generación joven, utilizó un método elocuente y conveniente para presentar el Islam. El mártir Motahari fue graduado de los centros teológicos, pero continuó sus actividades en las aulas universitarias. Entre los factores relevantes de la formación de este personaje se puede mencionar que disfrutó de las benditas enseñanzas de grandes maestros. El profesor Motahari en los cursos de teología y principios fue alumno del ayatolá Bruyerdi, uno de los grandes jurisprudentes chiíes; aprendió moralidad del Imam Jomeini (que Dios lo bendiga). El mismo Motahari sobre el curso de moralidad del Imam Jomeini dijo: “Una parte importante de mi personalidad espiritual y psicológica se formó en aquel curso, también, aprendí otras materias durante 12 años de aquel maestro divino, del que siempre estaré en deuda”. Además, el mártir Motahari fue alumno de filosofía del ayatolá Alameh Tabtabaei, gran comentarista del Corán, y aprovechó de las clases de destacados ulemas como Hajj Mirza Ali Shirazi, el ayatolá Mohaqeq Damad y el ayatolá Hoyat Tabrizi. El mártir Motahari desempeñó un importante papel en la lucha contra las ideas desviadas. Antes de que se dedicara a una carrera especial, como filosofía o ciencias históricas, se esforzó por extender y completar las ideas de los musulmanes, por eso, puso encima de sus proyectos pasear por el camino del crecimiento y el desarrollo psicológico y moral de los jóvenes musulmanes, así como luchar contra la invasión cultural y tratar de aclarar las dudas de creencias. El conocimiento y dominio del mártir Motahari de las diferentes ciencias islámicas, su entendimiento de la atmosfera reinante en las universidades y también de la corriente psicológica del Occidente, junto a otros factores, como su entusiasmo, pasión y perseverancia increíbles, propiciaron la posibilidad de que se presentara seriamente en todos los frentes científicos y culturales y ofreciera servicios valiosos al mundo del Islam. Él con sus obras y escritos desarrolló un eficaz papel en la lucha contra las ideas desviadas. El mártir Motahari, reiteradas veces, invitó a los grupos desviados a discutir sobre diferentes asuntos, pero la enemistad y rencor respecto a este maestro así como su falta de habilidad mental y científica provocaron que ellos decidieran matar a este digno profesor. Esta decisión nefasta acaeció el 2 de mayo 1979 (12 de Ordibehesht de 1358, en el calendario persa), así, el pensador luchador Ayatola Motahari, después de dedicar su vida al servicio del Islam y los musulmanes, fue hecho mártir por uno de los agentes de grupos desviados. El aniversario de martirio de Morteza Motahari en el que conmemoramos su memoria, les invitamos prestar atención a una de sus importantes discusiones sobre el mundo de hoy, es decir, la libertad desde el punto de vista del mártir Motahari. El mártir Motahari considera la libertad como un asunto necesario y vital para todos los creyentes. Porque los creyentes para crecer y alcanzar la perfección no tienen que encontrarse con obstáculos. Por ejemplo, un arbolito para crecer necesita de un ambiente y condiciones adecuados que le permitan convertirse en un árbol. Por lo tanto, la libertad, desde la mirada del mártir Motahari, también necesita estar libre de obstáculos en el camino de su crecimiento y perfección. Sin embargo, el ser humano disfruta de particularidades especiales, como razón, voluntad y naturaleza. Incluso su crecimiento y perfección debe atender dos aspectos, el material y el espiritual. El mártir Motahari, considerando las particularidades especiales de los seres humanos, como un creyente social que está dotado de naturaleza, pensamiento y razón, divide la libertad humana en dos partes: la libertad social y la libertad espiritual. Sobre la libertad social dijo: “La libertad social se manifiesta cuando el hombre no es explotado por los demás, y estos no crean obstáculos en el camino del crecimiento y perfección del hombre y tampoco usan sus poderes psicológicos y físicos en la vía de sus propios intereses. ´ Uno de los objetivos de los profetas ha sido otorgar al hombre la libertad social, es decir, salvarlo de la esclavitud impuesta por uno al otro. El Corán en la aleya 64 de sura La familia de Imran se refiere a dos puntos, uno, no serviremos sino solo a Dios, y el otro, no le asociaremos ni tomaremos a nadie de entre nosotros. Dios en esta aleya dice: Di: ¡Gente de la Escritura! Convengamos en una formula aceptable a nosotros y a vosotros, según la cual ni serviremos sino a Alá, no le asociaremos nada y no tomaremos a nadie de entre nosotros como Señor fuera de Alá. El mártir Motahari, tomando en cuenta esta aleya, habla sobre los objetivos de los profetas: Uno de los objetivos de los profetas es abastecer la libertad social por ello se enfrentaron contra cualquier tipo de esclavitud. En la era actual, se considera la libertad social como una santidad y es el motivo de todas las guerras y desgracias que existe en el mundo porque los hombres no respetan la libertad de los demás. El mártir Motahari, considerando que el hombre es un creyente con intenciones y poderes diferentes, al lado de la libertad social, alude a otro tipo de libertad que puede tener un importante papel en el abastecimiento social y eso es la libertad espiritual. Considerando que el hombre disfruta razón e identidad también tiene conciencia moral, es decir, una fuerza interior que le dirige hacia las buenas acciones. La existencia de inclinaciones espirituales en los seres humanos les exige que se esfuercen en la vía hacia su crecimiento y perfección espirituales sin dedicarse exclusivamente a los asuntos materiales. Desde la mirada del mártir Motahari, la liberación de la codicia, la avaricia, la lujuria y la ira, así como la salvación del alma, se logra mediante la libertad espiritual. El ayatolá Motahari, sobre relación entre la libertad social y espiritual, dice que el hombre tiene que ser libre en su alma y su interior para que pueda dar libertad a los demás. Por lo tanto, los liberales verdaderos en el mundo son los que primero salvan su alma de la esclavitud, tan igual como el hazrat Ali (la paz sea con él) o los que se han educado en su escuela. Aquellas personas realmente pueden ser liberadoras pues siempre controlan su alma como el hazrat Ali. El mártir Motahari consideró de muy importante la libertad espiritual en la vida humana, de modo que, la presenta como el factor que prepara el terreno de los hombres e3n el camino de alcanzar las libertades sociales. Mejor dicho, un hombre que ha logrado la libertad espiritual es un hombre educado en la escuela de los profetas que, de hecho, respeta los derechos sociales y evita traicionar y oprimir a los demás. El mártir Motahari, al respecto, señaló que los profetas tuvieron la tarea principal de mantener la libertad espiritual humana, es decir, no permitir que la dignidad, la humanidad, la razón y la conciencia de los hombres, sea presa de la lujuria y la ira. Ese es el significado de la libertad espiritual. Cuando una persona puede controlar su ira y no que la ira la controle , entiende que es libre. Cuando observa que hay un ingreso ilegal y su alma se entusiasma por aceptarlo, pero su fe, conciencia y razón lo considera ilegal y no lo acepta, entonces esa persona ha podido dominar sus deseos carnales y sabe que ese aspecto espiritual realmente está libre. El ayatolá Motahari consideró el programa para purificar el alma y la moralidad el camino para lograr la libertad espiritual. Un asunto que había existido en todos los programas de los profetas y llegó a su plenitud con el último Enviado de Dios es decir Mohamamd (saludos sean para él y sus descendientes). Motahari considera que el camino de la salvación humana y el logro de la libertad real de la comunidad humana está en la estrategia de los hombres sobre la espiritualidad y, al respecto, dijo: El gran programa de los profetas es la libertad espiritual al tiempo que el gran problema de nuestra era es que siempre hablamos de la libertad social y no de la libertad espiritual humana. Mientras que no es posible alcanzar la libertad social sin la libertad espiritual. Incluso el dolor de la comunidad actual humana es que quiere abastecerse de la libertad social pero no quiere buscar la libertad espiritual, ya que la libertad espiritual no puede alcanzarse sin las directrices de los profetas, la religión, además necesita de tener fe y creer en las Escrituras celestiales. Estimados oyentes, otra vez más conmemoramos la memoria del mártir Motahari y esperamos que en los próximos programas aprovechemos de muchos de los puntos de vistas de este valioso mártir.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar