Este sitio Web está interrumpido. Nos cambiamos a Parstoday spanish
Lunes, 03 Febrero 2014 15:59

De la Vida Bienaventurada

De la Vida Bienaventurada
Mucha gente vive distraída de la verdad y trata de buscar la vida bienaventurada mientras que ésta se encuentra a su alcance

 

En el nombre de Allah, Clemente, Misericordioso

Alabado sea Allah, Señor del universo. Le glorificamos, le pedimos perdón por nuestras faltas y a Él nos encomendamos. Nos refugiamos en Allah del mal que existe en nuestras propias almas y de las consecuencias que puedan acarrear nuestras malas acciones. A quien Allah guíe nadie lo podrá desviar; y para quien Allah decrete el desvío, nadie podrá guiarlo.  Atestiguo que no hay otra divinidad excepto Allah, Quien no tiene copartícipe alguno y que Muhammad es Su siervo y Mensajero, la paz sea con él, con sus familiares, compañeros y seguidores hasta el Día del Juicio Final.

¡Siervos de Allah! La vida bienaventurada es uno de los más nobles y grandiosos propósitos del ser humano. Todos la buscan y en pos de ella todos se exigen demasiado, se sacrifican y no escatiman esfuerzo alguno.

No hay ser humano en este mundo que no trabaje y se esfuerce incansablemente para alcanzar la buena vida. Sobre esto, toda la gente comparte el mismo principio. No obstante, muchos no coinciden en el tipo de vida buena a la cual aspiran, y por tanto difieren en los medios que pueden llevar a ella.

La diferencia se ve en todos los niveles y escalas, se trate de naciones, pueblos, sociedades grandes o pequeñas. Incluso dentro de una sola familia, pues sus miembros no suelen tener la misma visión acerca del concepto de una vida bendecida y digna. Así, el padre y sus hijos no comparten los mismos ideales, ni los hermanos, ni los esposos, etc. Lo cual en muchas ocasiones ha dado lugar a que se generen disputas y problemas en el seno familiar.

En todos los tiempos y épocas hay quienes ven en la abundancia de riquezas y sustento una vida dichosa, y piensan que si tienen a su alcance estas cosas significa que viven una vida afortunada. Por eso, se exigen y persiguen todos los medios que consideran pertinentes para alcanzar su meta. Incluso hay gente que hace de este propósito una justificación para usar todos los medios que se le ocurran aunque sean de las cosas ilícitas para Allah, Altísimo Sea.

Tratan de conseguir dinero aunque sea por medio de usurpar injustamente los bienes de huérfanos, recurrir al fraude, los falsos juramentos y los trucos prohibidos. Todo ello con la finalidad de vivir una "buena" vida. Mas, Allah, el Altísimo, nos ha advertido sobre este tipo de personas cuando dice en el Sagrado Corán: Y que ni sus riquezas ni sus hijos te admiren. Allah quiere castigarlos a través de ello en esta vida y que les llegue el momento de entregar sus almas siendo incrédulos Capítulo de At - Tawba, versículo 55.

Este tipo de personas se esfuerzan enormemente y consideran que otros que son diferentes a ellos todavía no conocen el verdadero significado de la vida ni han probado su sabor. Lamentablemente, pocos son aquellos que se ganan la vida lícitamente y procuran usar sus ganancias en cosas lícitas y hacer de las mismas una ayuda para obedecer a su Señor para que nos los perturben en su religión.

En contrapartida, muchos son quienes no le dan descanso a sus cuerpos ni gozan de la tranquilidad interior. Pues, en el momento en que los precios bajan se los ve con los corazones alarmados de temor, mientras que cuando los precios se disparan se los ve sufriendo de codicia, preocupados y afectados por la desgracia que acarrea este dinero. Se apresuran en realizar obras mundanales, dándole prioridad a la usurpación de bienes ajenos y relegando la obedie ncia de Allah, el Altísimo. Estos tendrán una comparecencia ante Allah, Enaltecido Sea, y basta con que la pregunta se haga ante el Conocedor de lo oculto, Aquel que está al tanto de lo secreto y lo que está aún más escondido. Desgraciadamente, esta es su forma de pensar y este el significado de la vida bienaventurada que ellos conocen.

Luego, hay otra clase de gente que piensa que la vida bienaventurada consiste en alcanzar altos cargos, jerarquías y prestigio social. Entonces recurren a todos los medios que los llevarían a concretar su meta.

Ponen todo su afán en estos cargos aferrándose a ellos. Dan muestras de afecto a quienes los adulan y alaban con hipocresía, y manifiestan odio hacia aquellos que los aconsejan con sinceridad. Y en eso ven la esencia de la vida bienaventurada aunque renuncien a parte de su religión y se vean ocupados para no poder cumplir con la obediencia a su Señor. Incluso llegan a obedecer a humanos para desobedecer al Creador. Esta clase de personas desatiende las palabras del Mensajero de Allah (PyB) que le fueran dirigidas a Abu Dhar Al Ghifari, que Allah esté complacido con él, cuando una vez le dijo: "Oh, Abu Dhar! es una Amanah '(responsabilidad), y en el Día del Juicio será un reproche y remordimiento, excepto que se tome por derecho y que con ella cumpla uno con sus deberes correctamente".

Luego, hay grupo de personas que cree que la vida bienaventurada y valiosa es la que se logra satisfaciendo uno sus pasiones y deseos y teniendo acceso a ello de cualquier forma y medio, aunque sea a costa de la desobediencia a Allah, Exaltado Sea. A estas personas se les ve disfrutando y divirtiéndose como si fuesen animales. Se preocupan por gozar de todos los placeres y se sorprenden cuando se les dice: ¡Temed a Allah! Les causa también estupor ver que otros recorren otros caminos distintos a los suyos para disfrutar de la vida bienaventurada. Dice Allah, el Altísimo, describiendo a esta gente descarriada: "Son como animales de rebaño o peor aún en su extravío. Ésos son los indiferentes". (Capítulo de Al - ́Araf, versículo 179)

Hay muchos ejemplos de esta clase de gente con quien nos cruzamos en nuestro día a día, pero este espacio no permite ahondar mucho en la enumeración de los mismos.

Rogamos a Allah, Altísimo Sea, que nos conceda una vida digna y bienaventurada con la que será complacido de nosotros y que nos guíe por el camino recto.

¡Hermanos en la Fe! La vida bienaventurada es aquella sobre la cual Allah, Enaltecido Sea, ha dado su infalible testimonio de cómo ha de ser. ¡¿Y quién tiene una palabra más verídica que Allah?! Dice el Todopoderoso en su Sagrado Corán: "A quien haya obrado con rectitud sea varón o hembra, siendo creyente, le haremos vivir una buena vida y le daremos la recompensa que le corresponda por lo mejor que haya hecho" (Capítulo de La Abeja, versículo 97).

Este es un testimonio y definición procedente de Allah acerca de la buena vida. Sin embargo, mucha gente vive distraída de la verdad. Trata de buscar la vida bienaventurada mientras que ésta se encuentra a su alcance.

La vida bienaventurada en este mundo es la que Allah nos refiere cuando dice: "Le haremos vivir una buena vida". Y la vida bienaventurada en la Otra Vida es cuando Allah dice: "Le daremos la recompensa que le corresponda por lo mejor que haya hecho".

Esta vida dichosa se fundamenta en dos asuntos primordiales y de fácil consecución para quienes Allah se lo ha hecho fácil: El primero: es creer en Allah, Enaltecido Sea. El segundo: es realizar buenas acciones conforme a lo establecido por Allah, el Altísimo y su Mensajero Muhammad (PyB).

¡Obedeced, pues, siervos de Allah a vuestro Señor y obrad con buena fe y bondad para ganar la vida bienaventurada!

¡Quiera Allah bendecirnos con el Grandioso Corán y beneficiarnos con la guía de nuestro Profeta Muhammad! Pedid perdón a Allah por vuestras faltas y volved a Él arrepentidos; Él es Indulgente, Misericordioso.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar